Dom31052020

Last update01:48:36 PM

BannerAlimentosCantabria202002

Cantabria

Revilla afirma que la crisis del coronavirus "empieza a estar controlada"

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
ParlamentoPlenoCovid

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado hoy que la crisis sanitaria del coronavirus "empieza a estar controlada" en España y, en mayor medida aún, en Cantabria, que presenta una situación "bastante mejor" que la media del conjunto del país.

 

"Según los expertos, estamos controlando ya la pandemia en España y Cantabria está en una situación de privilegio", ha dicho hoy en el Parlamento, donde ha comparecido, a petición propia, para informar sobre la gestión del coronavirus, junto con el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez.

Al comienzo de su intervención, el presidente cántabro ha agradecido el "comportamiento ejemplar" de la ciudadanía y de la clase política cántabra y su disposición de "arrimar el hombro" con el Gobierno para superar esta crisis, como posteriormente han ratificado los portavoces de los diferentes grupos parlamentarios.

Revilla ha señalado que Cantabria está entre las comunidades que presenta una incidencia de la pandemia más baja, según un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid, y también se ha referido al número de fallecidos, que se sitúa en el 5% del total de contagiados, la mitad que la media nacional, gracias en buena medida a que la región tiene -ha enfatizado- "unos buenos servicios que están recuperando a muchos de los enfermos".

Por ello y porque la cifra de infectados está comenzando a bajar, en la línea del "descenso significativo" que se está produciendo en el resto del país, el presidente ha querido enviar a la ciudadanía un mensaje de "optimismo moderado", entre otras cosas porque disminuye igualmente riesgo de colapso del sistema sanitario, que era la gran preocupación inicial, y se nota ya "un cierto alivio".

En todo caso, ha añadido, Cantabria no ha llegado a tener en ningún momento un "problema de ocupación", ya que se han derivado pacientes leves a centros privados para tener un "reservorio" de espacio en los hospitales y las UCIs del Servicio Cántabro de Salud, especialmente en Valdecilla.

"En ningún momento hemos padecido a esa angustia. No ha llegado y esperemos que no llegue. Cantabria está ahora en una situación en la que podemos garantizar a todos los que tengan la enfermedad un hospital y una UCI", ha dicho Revilla, que ha recordado que la región está preparada para acoger a 1.000 personas hospitalizadas y tiene incluso acondicionado, por si fuera necesario, el Palacio de Exposiciones de Santander, con capacidad para 200 camas.

El jefe del Ejecutivo ha dicho que una de las principales dificultades para hacer frente a esta crisis ha sido la falta de material (tests, mascarillas, batas, geles...), "porque no había prácticamente nada", y ha opinado que fue un "error" centralizar inicialmente la compra de suministro a través del Ministerio de Sanidad. Una vez liberadas de esa atadura, ha resaltado, las comunidades autónomas se han visto obligadas a "buscarse la vida" en un mercado "muy complicado y no exento de buitreo", a pesar de lo cual "Cantabria ha estado bastante bien abastecida de lo más importante".

Además de la adquisición de material, también ha hecho mención al refuerzo de los servicios sanitarios con 16 médicos y casi 200 profesionales de enfermería más, entre otros, junto con otras medidas como la desinfección general que se han llevado a cabo en todo el territorio regional o la activación del teléfono del coronavirus (900 612 112), que, según ha confirmado, ya empieza a recibir menos llamadas, al igual que el 112.

Revilla se ha detenido especialmente en la situación de las residencias de mayores, que son un colectivo poblacional "muy vulnerable" por la edad y porque, en muchas ocasiones, a los años se suman otro tipo de patologías asociadas.

"Es el problema mayor que hemos tenido y tenemos todavía, el mismo que en todo el territorio, aunque nosotros con menos virulencia", ha apuntado en relación a las residencias, que en Cantabria registran 272 casos activos y 21 fallecidos.

En este sentido, el presidente ha anunciado que en los próximos días se van a realizar tests a todos los usuarios de los centros de mayores de manera prioritaria (hasta la fecha se han realizado 1.192 pruebas), una vez que el Ministerio ha enviado ya buena parte de los más de 13.000 que han correspondido a Cantabria en el reparto nacional.

Otro problema al que ha aludido el presidente es el contagio de los cuidadores y la falta de personal que les sustituya, en ocasiones por miedo a entrar en contacto con el virus. Para ello, el Gobierno de Cantabria ha enviado a 15 trabajadores de centros de día y ha habilitado una bolsa de trabajo a través de la web del ICASS, en la que hay ya cerca de 1.000 personas inscritas. "No está tenido una solución fácil, pero estamos en fase de darle una solución definitiva", ha dicho.

También ha anunciado inspecciones en las residencias: "No tengo quejas, pero por si hubiese alguna negligencia, vamos a hacer inspecciones a ver en qué situación se encuentran", ha dicho.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha lanzado un mensaje de calma y tranquilidad porque, según ha dicho, la atención sanitaria de Cantabria está preparada para hacer frente al peor de los escenarios de evolución de la pandemia.

El consejero ha señalado que los datos registrados por Cantabria en los últimos días están reflejando una "evolución favorable", con una reducción progresiva del número de casos positivos diarios, un aumento de personas que superan la enfermedad y una estabilización de pacientes hospitalizados y en unidades de cuidados intensivos (UCI).

Todos estos indicadores, ha explicado, sitúan a Cantabria por debajo de la media nacional tanto en casos positivos por 10.000 habitantes (24,77 frente a 27,86), en casos hospitalizados (44,34% frente a 44,93%), en casos ingresados en UCI (4,30% frente a 5,25%) y en número de fallecidos (4,72% frente a 9,50%).

Rodríguez ha vinculado esta situación favorable a la profesionalidad del personal de los cuatro hospitales del Servicio Cántabro de Salud (Valdecilla, Laredo, Sierrallana y Tres Mares) y de Atención Primaria.

Unos profesionales, ha dicho, "que han demostrado el sentido de la responsabilidad, la vocación del servicio público y anteponer el cuidado de los pacientes por encima del propio bienestar personal". Esta actuación ha tenido hasta ayer un coste de 160 trabajadores contagiados, afectando prácticamente a todas las categorías profesionales, cifra que también se sitúa por debajo de la media nacional (10,88% frente al 15%).

También se ha referido a la alta tasa de test realizados en Cantabria, 162 por cada 10.000 habitantes, siendo una de las comunidades que más pruebas ha hecho, un total de 9.409 test, de los que 1.568 (un 17%) han resultado positivos.

Por este motivo, ha aclarado que Cantabria no ha tenido falta de kits para realizar PCR en el laboratorio de microbiología de Valdecilla, llegando el personal del hospital y del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (IBBTEC) a procesar algún día más de 800 muestras.

Tras recordar que Cantabria dispone desde ayer de los test rápidos, ha apuntado que su departamento priorizará su utilización en el ámbito de las residencias y centros de mayores, cuya situación ha calificado como "complicada". El consejero de Sanidad ha recordado que desde el 9 de marzo, antes de que se declarase la pandemia, Cantabria viene aplicando un protocolo que se ha actualizado posteriormente en dos ocasiones y en virtud del cual se limitaron las visitas externas en los centros y se establecieron normas higiénico-sanitarias y de aislamiento.

Según ha comentado, anteriormente a la pandemia, Cantabria contaba con un sistema específico de recogida de muestras en las residencias y centros de mayores integrado por dos equipos de intervención rápida del 061. Estos equipos, ha dicho, han recogido muestras en horario de mañana y han gestionado por las tardes un punto de triaje para hacer pruebas a los trabajadores de estos centros y de otros cuerpos esenciales

Como ejemplo de la cobertura realizada en los centros de mayores, Rodríguez ha resaltado que una de cada tres muestras que se han realizado en Cantabria se corresponde al ámbito de estos centros.

Como cifra comparativa, ha aportado que por cada muestra que se ha hecho a un ciudadano, se han realizado 14 a usuarios de residencias y 30 a sus trabajadores, cifra que supera en una proporción de dos a uno a las muestras tomadas al propio personal sanitario.

Por parte del Gobierno de España, hasta el 1 de abril, se han enviado 255.915 materiales, entre ellos 123.643 mascarillas quirúrgicas, 7.240 mascarillas FFP2, 1.310 buzos, 200 batas, 120.000 guantes, 1.400 gafas PRTC, 1.008 gel HDR, 1.100 pantallas y 14 dispositivos BIPAP.

Este material se ha incrementado ayer con la llegada de 37.600 mascarillas quirúrgicas, 2.000 hisopos y 12.700 test rápidos, a los que se sumarán 15.000 más tramitados por el SCS de los que ya se cuenta con 1.000.

A través de la Consejería de Presidencia, y en coordinación con el SCS, se han recibido 100.000 mascarillas quirúrgicas, 100.000 mascarillas FFP2, 9.000 litros de gel HDA y 1.140 pantallas protectoras.

En cuanto al material tramitado íntegramente por el SCS, se han adquirido 30.420 mascarillas quirúrgicas, 51.600 mascarillas FFP2, 640 mascarillas FFP3, 684 buzos, 10.000 batas, 100.000 guantes, 2.000 tapones de espuma, 14.340 hisopos, 900 torundas, 1.950 hisopos, 200 contenedores de muestras biológicas, 20 termómetros digitales, 480 gafas, 1.140 pantallas protectoras, una cabina de seguridad biológica, una central de monitorización, 6 monitores modulares, 4 módulos de CO2, 50 pulxiosímetros y 12 camillas de transporte y recuperación de pacientes.

A estas cifras hay que añadir las donaciones recibidas de particulares y empresas, que a fecha de 27 de marzo sumaban 38.600 mascarillas quirúrgicas, 45.774 mascarillas FFP2, 1037 mascarillas FFP3, 304.743 guantes, 1.416 buzos, 1.375 gafas, 1.699 geles hidroalcohólicos, 3.574 batas, 337 pantallas, 2.600 calzas y 340 hisopos. En este apartado se incluye la donación del Banco Santander de 100.000 mascarillas, 184 buzos y cinco respiradores que actualmente están retenidos en China.

Todos estos materiales se verán incrementados en los próximos días con 200.000 mascarillas, 15.000 buzos, 10.000 batas y 10.000 pantallas donadas por Cantabria Respira, y por 100.000 mascarillas y 10 respiradores invasivos donados por SEG Automotive Spain.

Además, entre los pedidos pendientes de recibir y que se esperan que comiencen a llegar esta misma semana se encuentran 30 respiradores de ventilación invasiva, 5 estaciones de anestesia, 4 portátiles de rayos X, un ecógrafo portátil, 11 monitores de constantes vitales, 73 pulxiosímetros, 150 caudalímetros, 40 aparatos de tensión arterial, 1.100.000 mascarillas quirúrgicas, 240.000 mascarillas FFP2, 2.000 mascarillas FFP3, 105.000 batas, 20.500 buzos, 91.800 hisopos y 15.000 kits.

Junto a los centros sanitarios, buena parte de estos materiales irán destinados a residencias y centros de mayores, entre los que ya se han distribuido numerosos productos como 1.161 batas reforzadas, 4.876 batas básicas, 1.000 batas fabricadas por Amica, 40.700 mascarillas quirúrgicas, 1.297 mascarillas FFP2, 300 mascarillas de concha, 906 pantallas, 114 gafas, 68 soluciones hidroalcohólicas de 100 ml, 68 soluciones hidroalcohólicas de 600 ml y 86.000 guantes.

Como ejemplo del alto consumo de estos materiales, en Valdecilla diariamente se utilizan 4.000 mascarillas quirúrgicas y 7.000 batas no reutilizables.

Entre las medidas dirigidas a proteger a los profesionales sanitarios y a sus familias, destaca la puesta a disposición de establecimientos hoteleros para los trabajadores, iniciativa que ha contado con la colaboración de la Asociación de Hosteleros de Cantabria. A fecha del 3 de abril se habían sumado 21 establecimientos a esta iniciativa.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar