Mar07072020

Last update11:43:57 PM

Cantabria

Educación pregunta a las familias si mandarían a sus hijos a clase en una hipotética reapertura

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
ColegioMiesDeVega02

La Consejería de Educación solicitará a las familias del alumnado que según el Plan publicado por el Ministerio de Sanidad podría volver a las aulas cuando Cantabria entre en la Fase II de la 'desescalada' que indique si, en caso de cumplirse esa "hipótesis", sus hijos e hijas acudirían a los centros, para tener un número sobre el que basar las medidas de distanciamiento social y seguridad que serían necesarias y sobre las que se trabaja ya. Así, está previsto que esta semana se haga llegar un cuestionario a los centros educativos para que lo distribuyan entre las familias y poder estimar cuanto antes este número.

 

Así se lo ha traslado la consejera, Marina Lombó, a los integrantes de la Junta de Personal en el transcurso de una reunión por videoconferencia convocada para analizar las implicaciones que tiene en el sistema educativo el citado Plan, anunciado por el presidente Sánchez el pasado martes y publicado posteriormente por el ministerio de Sanidad.

En ese documento, se fija la apertura parcial de los centros educativos en la Fase II de la desescalada en las que las Comunidades Autónomas entrarían como pronto el 25 de mayo y, en todo caso, cuando se cumplan los marcadores estipulados por la autoridad sanitaria. En ese momento, podrían incorporarse a las aulas, siempre de forma voluntaria, los menores de seis años cuyos progenitores acrediten que trabajan de forma presencial sin posibilidad de flexibilización y los alumnos de cursos terminales (cuarto de la ESO, segundo de Bachillerato...). Además, se permite la apertura de los Centros de Educación Especial.

Así, Lombó ha explicado que se trabaja "en la hipótesis de que se tuvieran que abrir las aulas", porque, de producirse, "no nos puede coger esta situación sin un plan". Es por eso que, mientras se trabaja en los protocolos sanitarios, se buscará tener lo antes posible el número de alumnos que, en caso de apertura, acudirían a los centros sanitarios, ya que las medidas a adoptar dependen en gran parte de ese número.

Según ha afirmado Lombó, "no entraba en los planes de la Consejería" la vuelta a los centros del alumnado de Educación Infantil. Con todo, ha expresado que su "obligación y responsabilidad" es trabajar desde "ya" para que, si la vuelta a las aulas se desarrolla en los plazos y en las circunstancias que prevé hoy el Gobierno de España, ésta se produzca en Cantabria "con las máximas garantías sanitarias para el alumnado, el profesorado y todo el personal de los centros".

Así, ha continuado, a la espera aun de que los Ministerios de Sanidad y Educación elaboren y trasladen a las Comunidades Autónomas los protocolos específicos, la Consejería cántabra ya ha puesto en funcionamiento un Comité Técnico que irá analizando cómo adecuar los centros educativos a los requerimientos sanitarios.

Está presidido por la directora general de Innovación e Inspección Educativa, Mercedes García, que participa también en el Comité de Seguimiento del Coronavirus del Gobierno de Cantabria. Además, participan la secretaria general de la Consejería, Florentina Alonso; la jefa de servicio de Prevención de Riesgos Laborales de Centros Docentes; un inspector y los vocales de los Comités de Directores de Educación Infantil y Primaria, Educación Secundaria y Educación Concertada.

Tal y como ha explicado la consejera, este Comité es el órgano encargado de diseñar la adaptación a nuestros centros educativos de todas las medidas de protección y seguridad que sean necesarias.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar