Jue12122019

Last update11:32:31 PM

El encuentro frente al Atlético Novas deja la tercera victoria consecutiva del BM Torrelavega en su cancha

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
BMTLogo01

El Ford Alisauto BM Torrelavega se deshizo con solvencia del Acanor Atlético Novás en el primer partido de la segunda vuelta. La profundidad de la plantilla de Mozas junto al elevado ritmo impuesto por los locales terminó por desfondar al voluntarioso equipo gallego.

 

Con Pepe Oliver entre algodones por una molestia en la espalda, Borja Lombilla y Sergio Rodríguez fueron los encargados de comandar la zaga local, y junto a Marco Krimer se encargaron de mantener a raya a los gallegos, a los que no les iba nada bien el juego veloz del conjunto de Mozas.

El Acanor Atlético Novás se mantenía a rebufo, pero no lograba alcanzar a su adversario. En el minutos 23, Miguel Trigo era excluido por golpear la cara de Isi Martínez y con superioridad numérica, la pelota circuló hasta el extremo para que Antón Setién fusilara a Boullosa. Los cántabros, ahora con Oliver en el medio, se lanzaron a tumba abierta a incrementar su ventaja. Jorge Prieto establecía el 12 – 9 y parecía que el partido comenzaba a quebrarse.

Sin embargo, una exclusión de Antón Setién dio alas a los visitantes que lograron enjugar la diferencia. Tras dos tiempos muertos, uno por cada bando, Pepe Oliver logró dejar el marcador en 13–11 tras los primeros 30 minutos.

El segundo acto no pudo comenzar mejor para el BM Torrelavega. Exclusión de García Pichel, dos paradas de Krimer y cuatro tantos naranjas, dos de José Carlos Hernández, uno de Dani Hernández y otro de Pepe Oliver. En poco más de cuatro minutos, los de Mozas mandaban por 6, 17–11. Tras el tiempo muerto solicitado por Ismael Martínez, Acanor Atlético Novás comenzó a atacar con siete dejando su portería vacía. La variante les salió bien en parte, porque lograron dos tantos consecutivos pero en el cambio de jugadores, Genio González consiguió colarse hasta seis metros para batir a Boullosa, consolidando la ventaja local en cuatro.

Paradójicamente, los mejores momentos de los gallegos llegaron cuando Carlos Rodríguez fue excluido. Con uno menos sobre la pista, hicieron un parcial de 1–2 que provocó tiempo muerto de Mozas. Surtió efecto y el Ford Alisauto BM Torrelavega recuperó cinco tantos de renta rápidamente.

Mozas fue administrando los minutos de los suyos para que la intensidad naranja no decreciera. El regreso de Oliver a pista, unido a otro par de intervenciones de Krimer, desencadenó un miniparcial de 2–0 que obligó al técnico visitante a detener la sangría. Perdiendo a falta de 15 minutos por 23–17.

Los diez últimos minutos fueron un sprint contrarreloj gallego por recuperar alguna opción de disputar los puntos. Sin embargo, entre el buen hacer de los cántabros y la excesiva prisa de los gallegos, el marcador no llegó nunca a peligrar. El tramo final del choque estuvo marcado por un rosario de exclusiones en ambas escuadras y un intercambio de goles que dejó el marcador definitivo en 29–23.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar