Vie18102019

Last update02:25:00 AM

La visita a Ciudad Real deja el primer tropiezo del año para el BM Torrelavega

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
BMTLogo01

El Ford Alisauto BM Torrelavega encajó la primera derrota de 2019 en su visita a la cancha del Vestas BM Alarcos Ciudad Real. Tras una primera parte en la que los cántabros mandaron sobre su adversario, un parcial de 6 -1 en el inicio del segundo acto sentó las bases de la victoria manchega por 26-24.

 

El partido se presentaba como una batalla entre dos aspirantes a terminar en la zona alta y el balonmano puesto sobre la cancha por parte de ambos conjuntos no defraudó a las expectativas. Los de Mozas arrancaron muy serios y no tardaron en abrir una pequeña brecha en el tanteador. Durante el primer acto, la defensa naranja, con Marco Krimer al nivel de las últimas semanas, ofrecía pocas fisuras y provocaba opciones claras para que los cántabros pudieran salir a la contra.

Martín Molina salió al rescate de los suyos, pero la defensa visitante era un tormento para el ataque local. Los torrelaveguenses se movían con una renta que oscilaba entre los dos y los tres goles. Pasando el cuarto de hora, dos chispazos de Beret comprimían un partido muy parejo. De la mano de una afición entregada, Vestas BM Alarcos Ciudad Real aprovechó a la perfección un par de errores del Ford Alisauto BM Torrelavega para ponerse a un solo tanto de los cántabros.

Tras el tiempo muerto de Mozas, el choque discurrió igualado hasta el descanso. La defensa 5–1 abierta de los manchegos estaba causando estragos en la ofensiva visitante y dejó el final del primer tiempo en un intercambio de goles.

El segundo acto comenzó con el Ford Alisauto BM Torrelavega defendiendo 5–1. Nico Colunga hacía las tareas de avanzado con un Krimer ejerciendo de comandante en plaza. A los tres minutos, la exclusión de Pepe Oliver, primera del encuentro, supuso un desafío ante el que los de Mozas respondieron de maravilla.

La defensa de Vestas BM Alarcos Ciudad Real dio un paso al frente y ahogó por instantes la ofensiva naranja. La situación se tornó peligrosa cuando Ramiro Merino estrelló un contragolpe en el larguero y Ángel Pérez firmó el 19–17.

El tiempo muerto de Mozas devolvió a los suyos al 6–0, pero no pudo evitar un golazo de Parker desde nueve metros. Con tres tantos de desventaja, los árbitros excluyeron a Candelera por simular una falta en ataque. Sin embargo, la intensidad local les llevó a recuperar la bola y a ampliar la renta gracias a un penalti transformado por Pérez.

El partido entró en sus diez últimos minutos con 23–21 en el marcador y el BM Torrelavega lanzado a por un adversario herido. Los naranjas consiguieron ponerse a un tanto, pero Parker rompió la dinámica visitante y colocó a los suyos por delante.

El partido se esfumaba, pero una defensa mixta sobre Beret colapsó a los locales, aunque no lo suficiente para evitar que con un final de infarto los torrelaveguenses encajaran su primera derrota de 2019.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar