Jue22082019

Last update11:35:18 PM

Tercera victoria liguera consecutiva del Balonmano Torrelavega frente al Antequera

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
BMTLogo01

Tercera victoria liguera consecutiva del Ford Alisauto Balonmano Torrelavega frente a un consistente Conservar Alsur Antequera. Los locales fueron capaces de sobreponerse a dos parciales andaluces para hacerse con la victoria en el tramo final de la segunda mitad por un ajustado 26-24.

 

El regreso de Marco Krimer a la portería naranja fue la principal novedad de un partido en el que los andaluces no tardaron en hacerse con la iniciativa en el marcador, mientras la zaga local tenía muchas dificultades para contener las individualidades de Alexandre Tello. Con 3–6 en el electrónico, Mozas solicitó el primer tiempo muerto.

Conservas Alsur Antequera tenía bien estudiado al equipo cántabro que se encontraba con muchas dificultades para generar ocasiones claras de lanzamiento. Un set en blanco que rompió Setién desde el extremo derecho con un lanzamiento que llegó a tocar Moyano.

A partir de ese instante, emergió la figura de un Krimer sensacional para darle vida a un equipo que no encontraba la forma de llegar con fluidez a la portería rival. El argentino sacó un contra golpe a bocajarro que puso en pie al Trueba. En un partido dominado por las defensas, los andaluces mantuvieron tres tantos de margen hasta los últimos cinco minutos del primer acto.

Tras el tiempo muerto de Ruiz, el BM Torrelavega aceleró en busca de una igualada que se produjo en la primera jugada de la segunda parte. José Carlos Hernández empató a 11 al transformar un penalti provocado por un Isi Martínez muy incisivo. De hecho, el joven central leonés forzó otra pena máxima que mantenía el choque parejo.

Los naranjas regresaron al parqué con la intensidad al máximo y no tardaron en ponerse por delante. Oliver hacía el 14–12 tras un buen pase de Edu Fernández. Verse por delante en el electrónico supuso un acicate para un equipo que había sufrido mucho durante el primer acto.

Antequera supo capear bien el chaparrón torrelaveguense y esperó su oportunidad para volver a meterse en el choque. El tiempo muerto de Mozas no refrescó en exceso las ideas ofensivas de un BM Torrelavega que se vio tres por detrás después de un gran gol de Soto.

Tras 48 minutos de intensidad, y pese a los esfuerzos de unos y otros por evitarlo, el choque parecía abocado a resolverse en los instantes finales. Los naranjas crecían y crecían para delirio de su afición, mientras que las prisas del Antequera convirtieron el tramo final del choque en un intercambio de goles en el que los hermanos Hernández se movieron como peces en el agua. El mayor, como catalizador del juego atacante. El menor, como finalizador de todas las pelotas que pasaban por sus dominios. Un gol postrero de Alberto Castro dejó el marcador definitivo en 26–24.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar