Mar19062018

Last update11:13:23 PM

BannerCarneCantabria2018

El BM Torrelavega bate por la mínima al Amenabar ZKE en el primer partido del año

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 
BMTLogo01

El Balonmano Torrelavega regresó a la competición con una victoria en un partido repleto de alternativas, convirtiéndose en el tercer equipo que logra asaltar el Municipal de Zarautz en la presente temporada. Los torrelaveguenses derrotaron a Amenabar ZKE en el sexto choque de esta campaña que se resuelve por un solo gol y se colocan cuartos en la tabla.

 

El encuentro comenzó con los dos equipos volcados sobre la portería contraria y los cuatro primeros goles del choque, dos por bando, cogieron al público acomodándose en su localidad. El portero naranja encadenó seis paradas consecutivas, algunas de ellas en lanzamientos a bocajarro desde seis metros. Salvarrey edificó un muro a base de grandes intervenciones y provocó las primeras dudas en los lanzadores guipuzcoanos y fue el principal motivo de que los cántabros comenzaran mandando en el marcador.

El segundo tanto de Sergio Rodríguez establecía el 4–6 y daba alas a un Balonmano Torrelavega que apenas cometía errores, pero los locales, alentados por un pabellón volcado con los suyos, rápidamente igualaron la contienda. El partido era intenso, pero ninguno de los dos equipos encontraba la fórmula para despegarse.

Tras dos tiempos muertos, uno por bando, un desafortunado lanzamiento al palo de José Carlos Hernández, facilitó la contra en la que Markel Azpitarte rubricó el 14–13 con el que acabó el primer acto.

El segundo tiempo empezó con intensidad y con las fuerzas tan parejas, que cada error se castigaba con dureza. Una pérdida en la circulación naranja unida a una pelota al poste en una situación franca contra el portero evitaron que los naranjas pudiesen controlar mejor el tempo del choque.

El partido entró en una fase de imprecisión colectiva, en la que se multiplicaron los errores no forzados, pero apareció al frente de la ofensiva naranja. José Carlos Hernández, permitiendo a los torrelaveguenses encarar con dos goles de renta el tramo definitivo del partido.

Con 23–25 y cinco minutos por delante, el Balonmano Torrelavega dio ejemplo de cómo defender bajo presión. Tras el tiempo muerto de rigor, la situación fue un calco de la anterior, tanto que la intensidad naranja provocó la señalización de juego pasivo. Sin embargo, la ofensiva torrelaveguense no estuvo tan fina y no fue capaz de batir a Ostolaza.

En la siguiente acometida, Olaizola sorprendió por alto a Salvarrey y el pabellón se convirtió en una caldera. A falta de 18 segundos, al BM Torrelavega le valía con no perder la pelota para llevarse el partido. Tras el pitido inicial, la pelota fue para Nico Colunga, después para Vicente Benito y finalmente llegó a Dalmau Huix sobre el que hicieron golpe franco. A pesar de ser una plantilla tremendamente joven, el Balonmano Torrelavega demostró un grado de madurez de equipo veterano. Y con eso bastó para convertirse en el tercer equipo de la liga, tras Viveros Herol BM Nava y Secin Group Alcobendas, capaz de ganar en el Municipal de Zarautz.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar