Dom23092018

Last update10:07:46 PM

El Balonmano Torrelavega despide sus opciones a la fase de ascenso con una derrota ante el Amenabar Zarautz

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
BMTLogo01

El Balonmano Torrelavega enterró sus opciones de alcanzar la fase de ascenso a la ASOBAL en una primera parte para olvidar ante Amenabar Zarautz. A pesar de que el conjunto de Soto mejoró notablemente en el segundo acto, la reacción no alcanzó para recortar el amplio colchón de goles con el que los vascos se fueron al descanso y el marcador quedó en 21-22.

 

Con mucha presencia de aficionados vascos en la grada del Trueba y fiel a su estilo, Amenabar Zarautz comenzó apretando atrás y el Balonmano Torrelavega se enredó en la trampa. Los extremos estaban muy vigilados y por el centro resultaba imposible encontrar huecos para lanzar. Ante la incapacidad anotadora de los cántabros, Soto no tardó en recomponer su escuadra ofensiva dando entrada a Nico Colunga.

Los torrelaveguenses estaban atascados. Ni siquiera una mano milagrosa de su portero sirvió para espolear a un equipo completamente atrapado en la emboscada de Amenabar Zarautz, ante la incredulidad de la grada e incluso del propio entrenador naranja.

El descanso debía servir para recomponer filas y salir con otra disposición en la segunda mitad, si se quería remontar los nueve goles de ventaja del Amenabar Zarautz. Genio González se cargó el equipo a la espalda y demostró que pasados los 40 se puede ser un magnífico jugador de balonmano. Marcó dos goles rápidos, provocó una exclusión y se permitió el lujo de transformar un penalti mirando hacia otro lado. Con la grada creyendo en la remontada y Zarautz lastrado por una doble inferioridad, el Balonmano Torrelavega logró un parcial de 5–1 en menos de seis minutos. Lo suficiente para que el entrenador rival decidiese frenar la sangría con un tiempo muerto.

Con el veterano central del Balonmano Torrelavega marcando los tiempos de los suyos, los naranjas cuajaron sus mejores minutos del partido. Sin embargo, Amenabar Zarautz supo capear el vendaval y mantenerse a flote gracias a un Olaizola expeditivo en el lanzamiento.

A falta de 5.30 para el final, los árbitros, tremendamente discutidos por ambos equipos, se inventaron una tarjeta roja a Marcos Dorado que terminó por desquiciar a todos los presentes. Sin embargo, los locales sacaron a relucir su carácter para agarrarse al partido. Genio González recuperó dos pelotas magistrales que Edu Fernández mandó a las mallas. Con 18 – 21 y posesión local, se produjo la jugada del partido. Los árbitros decretaron invasión en una acción en la que Pepe Oliver marcaba de vaselina. Mientras el pabellón celebraba el gol, Amenbar Zarautz llevó rápidamente la pelota al otro área y marcó a placer ante la ausencia del portero.

Los minutos finales, con el Balonmano Torrelavega presionando toda la pista, sirvieron para colocar en el marcador el definitivo 21–22 y certificar la permanencia de Amenabar Zarautz en la categoría una temporada más.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar