Jue16082018

Last update09:22:21 PM

BannerSobaoIGP

El Balonmano Torrelavega vence sin apuros al Ca’Mario Lanzarote en un partido que dominó desde el principio

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
BMTLogo01

El Balonmano Torrelavega acabó con la mala dinámica de las últimas semanas a costa de un Ca'Mario Lanzarote que, salvo milagro, jugará el año que viene en Primera Nacional. Sin el brillo de otras ocasiones, los de Soto sacaron adelante el partido sin apenas sufrimiento.

 

A pesar de que las primeras acometidas locales se fueron al limbo, los de Soto comenzaron tomando la iniciativa el parqué del Trueba. Eso sí, el partido no tardó en convertirse en un tablero de ajedrez en el que ninguno de los contendientes quería cometer errores. Patotski paraba todo los que le llegaba y el partido se movía en un tanteador propio del fútbol. García hizo el 1 – 2 prácticamente en el minuto 8.

Parecía claro que en cuanto el Balonmano Torrelavega encadenase dos acciones positivas en ataque, el partido se inclinaría a su favor. Genio González habilitó a Sergio Rodríguez para que el lateral fusilase al cancerbero rival y elevase el 4 – 2 en el marcador. El 23 naranja era el más inspirado de los locales a la hora de atacar el arco. Un jugada de pizarra en la que "Mojo" asistió a Marcos Dorado suponía el 6 – 4.

A pesar de liderar el tanteador los naranja erraban muchas oportunidades claras para incrementar su ventaja. O bien el portero rival o bien la precipitación en algunas acciones lastraban el despegue del conjunto de Soto. Con 8 – 4 en el electrónico, Jordi Luelles detuvo el juego. Su equipo era una máquina de perder balones.

Con Nico Colunga sobre la pista, el Balonmano Torrelavega incrementó una velocidad su ritmo de juego. Casi en el 20, el canterano forzó la exclusión de Carmelo Álvarez. Paradójicamente, con uno menos sobre el parqué, Alexis Rodríguez situó a los canarios a dos con un lanzamiento en apoyo que se coló por la escuadra. El tiempo muerto cambió de color pero los cántabros no lograron aprovechar su superioridad.

En el tramo final del primer acto, los torrelaveguenses recuperaron las sensaciones iniciales. La zaga recuperó el 6 – 0 y los contragolpes se sucedían. Bien es cierto que se perdieron algunos balones pero el Balonmano Torrelavega volvió a ser un equipo reconocible. Aún con todo, los de Soto desperdiciaron cuatro ocasiones claras para irse al descanso con una renta más amplia.

En cuanto las dos escuadras volvieron la parqué, el Balonmano Torrelavega puso toda la carne en el asador para intentar romper el partido. Un mini parcial de 2 – 0 con goles de Dorado y Huix abría la puerta a la esperanza. Sin embargo, Ca'Mario Lanzarote se rehízo y logró devolver el parcial a los cántabros. 0 – 3 y el run run comenzaba sonar en la grada del Trueba. Genio González salió al rescate y los suyos no tardaron en apretar las filas tras la llamada al orden del eterno capitán.

Un cruce a velocidad de vértigo que culminó Ramiro Merino con una finta preciosa forzó la primera exclusión del segundo acto. Genio González mando a las mallas el penalti y la ventaja local se elevaba hasta cinco, 19 – 14. Los naranjas parecían despegar hacia un triunfo que se resistía desde hace 6 jornadas. Dalmau Huix se colaba entre 1 y 2 para batir al meta con una vaselina sutil.

Sin embargo, en dos acciones puntuales, Ca'Mario Lanzarote se sacudió el dominio local y volvió a ponerse a tres. Los de Luelles nunca lograron rebajar esa barrera pero perdían la cara al partido. La enésima intentona de los locales por acabar con la resistencia foránea comenzó con una acción durísima sobre Nico Colunga. Marcio Da Silva placó al central cuando volaba hacia la portería. Una situación que bien pudo ser tarjeta roja pero que se sancionó únicamente con dos minutos. En ese intervalo de superioridad, Pepe Oliver encadenó dos dianas y los suyos abrieron brecha. 24 – 18 con diez minutos por jugarse.

El signo del partido parecía resuelto. Ni siquiera la exclusión de Vicente Benito incentivó la reacción insular en busca de la remontada. Saúl Campo descerrajó dos zambombazos que enterraban al Ca'Mario Lanzarote. De nada sirvió el mini parcial de 0 a 2 cosechado por los canarios. Los cántabros volaban hacia un resultado balsámico.

El tramo final del choque fue un mero trámite. Unos minutos que sirvieron para que Alex Alonso fuese partícipe del partido y para definir el tanteador con el que se cerró el encuentro. De este modo, el choque concluyó 29 - 25. Un marcador que permite seguir soñando a los naranjas con alcanzar el play off de ascenso en las dos últimas jornadas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar