Mié19022020

Last update10:21:05 PM

Torrelavega

El seguro de Aguas Torrelavega responsabiliza a los propietarios y las obras realizadas de los daños en el edificio de la calle Santander

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
JoseMariaPeredaEdificioDesalojadoReapertura

La aseguradora de Aguas Torrelavega rechaza que la empresa pública y los trabajos realizados por ella tengan ninguna responsabilidad en los problemas estructurales del edificio de la calle Santander que fue desalojado el pasado mes de junio tras aparecer graves grietas en el inmueble. El seguro responsabiliza a la comunidad de propietarios del inmueble y "fundamentalmente" a la "inadecuada ejecución" de las obras realizadas en el inmueble en el año 2010.

 

El extracto del informe de conclusiones periciales de la mediadora del segudo al que ha tenido acceso HoyTorrelavega, valora que "el estado actual del inmueble, con el agravamiento de las patologías existentes previamente en el inmueble, es consecuencia de la tardanza en la adopción de medidas por parte de la comunidad"; y del "no cumplimiento de los requerimientos del Ayuntamiento de Torrelavega".

Pero, "fundamentalmente", las conclusiones inciden en "la inadecuada ejecución de los trabajos de recalce contratados" por la comunidad a una empresa, "y a la dirección facultativa asignada", según el informe "sin titulación adecuada", quien "renunció a la misma, tras la aparición de los daños".

Esas obras consistieron en la "remodelación completa" del edificio en el año 2010, con la instalación de un nuevo ascensor, "modificación total de distribución en planta", así como renovación del suelo "con la colocación de nervometal y capa de compresión de hormigón sobre las viguetas de madera originales", además de la instalación de "algunas nuevas vigas metálicas".

El informe dice que el "agravamiento" de los daños estructurales, que llevaron al desalojo del edificio, "no tiene causa en la actividad del asegurado y no guarda relación alguna con la avería reparada" por Aguas Torrelavega en abril.

Según se explica, el 13 de abril de 2018 se detectó una fuga de agua potable al final de un ramal en la calle La Paz (el edificio desalojado está entre las calles La Paz, Santander y José María Pereda), que provocó vaciado de material en la zona, bajo la acera circundante a la fuga, y en las cercanías de la esquina del edificio. Dicha fuga se habría reparado "de inmediato", achicando el agua y rellenando la oquedad existente bajo la acera.

Previamente, entre enero y febrero de este año, a petición de los propietarios del inmueble, Aguas Torrelavega revisó la red en las inmediaciones del número 1 de la calle Santander, descartando la existencia de fugas.

Sin embargo, se apunta que el edificio tenía patologías previas, "grietas", desde el año 2009, "según se pudo comprobar a imágenes de Google Maps (octubre de 2009 y julio de 2017)". Asimismo, se añade que "el Informe de Evaluación del Edificio, realizado en 2017 por la propiedad, ya evidenciaba la existencia de estas patologías previas".

La conclusión de la aseguradora es que "existían asentamientos estructurales previos en el edificio, con anterioridad a la fuga cuya causa es ajena a la misma". Así se recoge en el extracto de conclusiones que la mediadora del seguro ha remitido a Aguas Torrelavega que, a su vez, ha informado al Ayuntamiento.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar