Vie18092020

Last update11:52:01 PM

BannerCompraLocalGob

Torrelavega

La calle José María Pereda se reabre al tráfico tras casi un mes cerrada por los problemas estructurales de un edificio

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
JoseMariaPeredaEdificioDesalojadoReapertura

La calle José María Pereda se reabierto este lunes al tráfico, después de que haya permanecido cerrada desde que el pasado 21 de junio los problemas estructurales de un edificio, situado entre las calles Santander y La Paz, obligaron al desalojo del inmueble y el cierre de la principal arteria de Torrelavega.

 

La reapertura de la calle se autoriza tras el apuntalamiento exterior e interior del edificio y la realización este lunes de pruebas de carga junto al inmueble. La prueba ha consistido en la instalación en el interior del inmueble de un aparato para medir la afección de las vibraciones que causa el tráfico en el edificio, situado al borde de la carretera, utilizando como prueba de carga el paso de un camión de bomberos en varias ocasiones

Los técnicos han valorado que los resultados de la prueba han sido "positivos" y las vibraciones que llegan al edificio con el tráfico "están dentro de los márgenes normales" y no afectan a la situación estructural del inmueble, ha explicado el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, quien ha destacado que el tráfico queda abierto desde hoy para "todo tipo de vehículos, sin ninguna exclusión, en principio".

El alcalde ha hecho hincapié en que "en todo momento ha primado la seguridad" y que la reapertura al tráfico se ha producido una vez realizado el refuerzo del edificio y las pruebas de carga.

Cruz Viadero señalaba hace unos días que "probablemente haya varias responsabilidades" de los problemas estructurales del inmueble y que una de ellas puede ser de la empresa Aguas Torrelavega, pero ha insistido en que todavía "es muy pronto" para establecer de quién es la culpa de la situación en que se encuentra el edificio y antes se determinarán las "posibles causas" de los problemas estructurales.

La principal calle de la ciudad está cortada desde el día 21 entre el cruce con Pablo Garnica y Gilberto Quijano, a la altura de la Plaza Mayor. El corte está causando importantes molestias en la circulación, pero se ha seguido como criterio "la seguridad de residentes, ciudadanos y del propio edificio", han dicho los responsables municipales.

El edificio fue rehabilitado hace seis años y posteriormente se detectaron problemas, por lo que el mes pasado se inyectó hormigón para reforzar los cimientos. Sin embargo, el jueves día 21 los empleados de la entidad bancaria ubicada en el bajo alertaron del avance de las grietas y de ruidos preocupantes, por lo que se decidió el desalojo de esa oficina y de las cinco viviendas ocupadas, además de cortar al tráfico la calle y acordonar el inmueble, e instalar testigos para controlar la evolución del edificio. Unos días después, por precaución, se ordenó también el desalojo del bar situado en el bajo, que había seguido funcionando por estar en la zona más alejada del problema.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar