Lun18102021

Last update10:28:42 PM

Torrelavega

EAC afirma que la viabilidad de la incineradora de Solvay es “más que dudosa”

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
Solvay11

Ecologistas en Acción Cantabria ha presentado alegaciones a la planta de producción de energía a partir de la combustión de residuos sólidos recuperados que proyecta poner en marcha la empresa Solvay en Barreda. A su juicio, esta planta, además de ser una "alternativa ambiental y socialmente inaceptable", tiene una viabilidad "más que dudosa".

 

Para éste colectivo, el Grupo Solvay "viene arrojando muchas dudas sobre su compromiso de futuro con esta planta; más parece empeñado en alargar la vida útil de unas instalaciones que considera amortizadas que en un verdadero plan de futuro".

Solvay, explica EAC, como otras industrias, afronta distintos desafíos en los próximos años cruciales para su futuro; uno de los principales está relacionado con la obligada transición energética y la reducción de gases de efecto invernadero (GEI). "Pero dichos retos adquieren especial trascendencia cuando hablamos de una empresa que emite el 20% de los GEI de toda Cantabria y que actualmente excede en un 50% los derechos de emisión otorgados de forma gratuita, lo cual le obliga a acudir al mercado de emisiones con un coste muy importante para su cuenta de resultados".

Así, advierten que "Solvay llega con los plazos muy ajustados" y con una alternativa "inaceptable" para Ecologistas en Acción, cuyas alegaciones se suman a las ya presentadas por el Ayuntamiento de Polanco y por el PSOE de ese municipio.

El proyecto básicamente pretende incinerar 330.000 toneladas/año de residuos urbanos (restos contenedor amarillo y verde), lodos de depuradora y residuos industriales no peligrosos, los cuales conforman un combustible pobre; por este motivo tan sólo sustituirían aproximadamente un tercio del actual consumo de carbón (unas 100.000 toneladas anuales) para reducir apenas un 12% sus emisiones de GEI hasta el año 2025.

EAC destaca que, desde la puesta en marcha de la incineradora, seguirían funcionando las térmicas de carbón quemando unas 260.000 toneladas al año para cubrir las necesidades energéticas, "pues con la incineradora sólo cubrirían un tercio de sus necesidades". Por ello, señalan, "en el año 2025 Solvay tendría que tener operativa otra alternativa nueva para cerrar definitivamente las dos térmicas de carbón por imperativo legal".

Pero más allá del "parco ahorro en emisiones de GEI", en general se produciría un importante "aumento de emisiones contaminantes, especialmente de compuestos orgánicos persistentes y metales pesados", apuntan los ecologistas. Además, su dispersión tendrá mayor afección local, especialmente en condiciones de inversión térmica, por la altura de la chimenea propuesta de apenas 40 metros frente a la actual de 140 metros. "Todo ello conforma un significativo riesgo para la salud en un entorno donde la capacidad de carga ambiental está saturada", han recalcado.

Las dudas a la viabilidad, han detallado, vienen dadas porque requeriría la importación en más de un 95% residuos de varias Comunidades Autónomas, "pues pretende incinerar el equivalente a todos los residuos urbanos y comerciales de Cantabria antes de su tratamiento, reutilización y reciclaje, donde además tenemos sobrecapacidad de incineración con la instalación de Meruelo y la planta de Cementos Alfa".

A este respecto, Ecologistas en Acción también ve "más que dudosa la posibilidad de abastecimiento de otras CC.AA. pues existen más intereses en juego en las mismas". Por otro lado, "es contrario a los principios de Cercanía y Autosuficiencia en el tratamiento de residuos" según la Directiva Marco de Residuos. Dicha disponibilidad de residuos se verá sustancialmente reducida en los próximos años con los objetivos de reducción, reutilización y reciclaje impuestos dentro del paquete de Economía Circular. El último borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, en coherencia, hace unas previsiones de sustancial reducción de la cogeneración con residuos.

Para el colectivo ecologista, la transición de Solvay debe priorizar la optimización energética, "pues sólo el aprovechamiento de la mitad de energía que disipa en las torres de refrigeración y por medio del emisario de Usgo supondría un ahorro de emisiones de GEI superior al proyecto actual (por ejemplo, aprovechamiento para calefacción de barrios)".

Posiblemente, han indicado, "habría que aceptar una central de cogeneración de gas de alta eficiencia como alternativa al carbón (la propia Solvay lo barajaba)". Pero también creen factible complementarlo parcialmente con una planta de biogás en las propias instalaciones o en sus proximidades, estableciendo sinergias y optimizando costes, en lo que además se justificaría una colaboración público privada. Todas estas medidas en conjunto, recalcan, pueden suponer una reducción de emisiones de GEI, al menos, del 75%.