Dom25022024

Last update08:22:20 PM

Opinión

Contra la mala gestión

Valoración del Usuario:  / 1

PodemosFernandoAbadMuchas veces escuchamos determinadas palabras o expresiones, en los medios de comunicación, que se acaban infiltrando en el vocabulario de la ciudadanía. En ocasiones, estas expresiones se utilizan para referirse a algo muy diferente del significado original de la palabra: todos y todas recordamos el "talante" de ZP, por poner un ejemplo.

Desde hace algún tiempo, hay una expresión repetida una y otra vez por la ciudadanía acerca de la labor de determinados cargos públicos: "mala gestión". Supongo que el término se usa por analogía con la empresa privada, en la que la valoración de la gestión (buena o mala) se hace en función de las tasas de beneficio (ya pueda ser a corto, medio o largo plazo). Sin embargo, la gestión en una empresa pública es un concepto diferente: no depende de las tasas de beneficio que obtiene, si no del servicio que presta a la comunidad que la creó y que la sostiene.

Por ejemplo: imaginemos una empresa pública cuya gestión lleve a no cumplir adecuadamente con los objetivos para los que fue creada. Imaginemos que, además, se han cometido numerosas irregularidades durante esa gestión: puede que algunas sean legales, pero son éticamente censurables. Hablamos de mala gestión, claro. Pero ¿es por incompetencia de los gestores? ¿Es razonable asumir que, simplemente, "lo han hecho mal"?

Es muy poco probable que en esa hipotética empresa pública se hubiese colocado a un incompetente. Es mucho más probable que esa "mala gestión" para la ciudadanía, para la mayoría social, sea en realidad una muy buena gestión para determinadas élites financieras y políticas (sean del ámbito que sean), o incluso para los intereses personales de ese hipotético gestor.

Valga este hipotético ejemplo para ver que el concepto de gestión en una empresa pública tiene más que ver con los sectores de la sociedad beneficiados o perjudicados por esa gestión, y menos con un supuesto baremo objetivo que mida la efectividad de la gestión (¿Alguien ha visto alguna vez un gestionómetro?).

Lo que debiera ser una buena gestión es una gestión dirigida a mejorar las condiciones de vida de la mayoría de la ciudadanía, que permita que el dinero que sale de los impuestos de todas y todos revierta en la ciudadanía y haga disminuir la desigualdad social. En definitiva, una transferencia de renta desde quienes más tienen hacia quienes menos tienen. Una mala gestión es, justamente, lo contrario: una gestión que empobrece a la mayoría de la población y beneficia sólo a la minoría en la cúspide de la pirámide. Por tanto, un modelo de gestión pública que entregue el dinero de los y las contribuyentes a empresas privadas sin exigir prácticamente ninguna contrapartida es un modelo de mala gestión.

En estos tiempos turbulentos en los que los partidos del régimen del 78 se aferran desesperadamente a las partes que les interesan de la constitución, conviene recordar un artículo de este texto que muchas veces se pasa por alto: el artículo 128.1: "Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general.". Es muy revelador que se refiera al interés general así, en genérico. Sería razonable suponer que el interés general fuese el interés de la mayoría social, pero queda abierto a interpretaciones. De hecho, si se observan las decisiones de los sucesivos gobiernos que hemos tenido, parece que el interés general del país coincidiese siempre con el interés general del IBEX35. Con esa idea en mente claro que han realizado una magnífica gestión: en el IBEX están contentísimos, y no hay duda de que consideran a Mariano Rajoy y al PP como los mejores gestores posibles... para beneficiar sus propios intereses.

El problema es que los intereses del IBEX35 son completamente contrarios a los intereses de la mayoría social, de la ciudadanía que se levanta por las mañanas para ir al trabajo (o para buscar trabajo), que tiene que pagar sus facturas y alimentar a su prole. Mientras que la mayoría social prefiere salarios más altos, más derechos laborales y mejores servicios públicos, el IBEX35 prefiere justo lo contrario (lo cual aumenta sus beneficios). Y estamos viendo claramente los intereses de qué sector se están teniendo en cuenta, y los derechos de qué sector están siendo pisoteados y recortados.

En la comarca del Besaya tenemos un ejemplo muy bueno y de rabiosa actualidad: el controvertido proyecto (o, más bien, pelotazo) del PSIR de "las Excavadas". Se trata de un proyecto de, aproximadamente, cuarenta y cinco millones de euros que pretende remover y hormigonar el terreno de las Excavadas y circundante, para construir un polígono industrial (parque científico-tecnológico lo llaman) por el cual ninguna empresa ha manifestado el más mínimo interés. Bueno, al menos por establecerse en el terreno: seguro que para la construcción del polígono hay muchas, muchas empresas interesadas. Entonces, ¿por qué el equipo de gobierno quiere gastar esos cuarenta y cinco millones en hormigonar si saben positivamente que no hay empresas interesadas en instalarse (o que, si las hay, ya tienen espacio de sobra en los polígonos existentes)? ¿Es que son acaso torpes e incompetentes?

No son torpes e incompetentes, desde luego (salvando algunas excepciones). Es un ejemplo clarísimo de que la gestión no es buena o mala: aunque el ejemplo del PSIR de las Excavadas sea una pésima gestión para los intereses de la mayor parte de la población de Torrelavega, es un ejemplo de magnífica gestión para las empresas constructoras que se dediquen a la descomunal obra.

Que esos cuarenta y cinco millones reviertan en la ciudadanía mediante la creación de empleo de alto valor añadido, la inversión en i+d+i y la revitalización del casco urbano y el comercio local (tal y como propuso el Secretario General de Podemos Cantabria, Julio Revuelta) es el ejemplo contrario: de llevarse a cabo, se tratará de un ejemplo de magnífica gestión para la mayoría de los y las torrelaveguenses, que tendrán empleos, verán resurgir la industria y reflorecer el comercio local: en definitiva, mejorará las condiciones de vida de la mayoría. Claro, que igual a las empresas constructoras no les parece tan buena gestión.

¿Mala gestión? Depende de para quién.

“Señor alcalde, ¿podría usted devolvernos el salón de plenos a las y los vecinos?"

Valoración del Usuario:  / 0

SalonPlenosVacio01

Desde la ACPT venimos observando y queremos denunciar una constante supresión de derechos y libertades de las y los vecinos con respecto al espacio del salón de pleno del Ayuntamiento de Torrelavega, en lo que podríamos denominar un secuestro en toda regla del mismo por parte del Equipo de Gobierno PSOE-PRC.

Tras el esfuerzo de ACPT por pasar los plenos a las tardes y garantizar una mayor transparencia, nuestros gobernantes, incapaces de entender que el pleno es un espacio donde cualquier vecino puede acudir a presenciarlo, o expresar su parecer de una manera pacífica, están apostando por vetar su acceso. El pleno que era de libre acceso pasa a ser de acceso limitado a un número ridículo de personas. Los vecinos son identificados y numerados antes de subir, haciendo cola antes de que empiece el mismo, hasta que se "llene". Primero se nos dijo que cuando fueran bajando personas podrían subir otras, pero mes tras mes nos vamos encontrando nuevas restricciones. Ahora, una vez empiece el pleno, por órdenes del alcalde no puede subir nadie, es decir, aunque bajasen todos los que estén arriba de golpe y se quedase vacío, o bien aunque no hubiera nadie arriba, ya ni siquiera se puede subir una vez comience...

Cambios de cerraduras, bloqueo de las puertas de acceso al piso de los plenos de tal manera que sólo hay una vía de acceso controlada por la policía,incremento de la presencia policial en el salón de plenos (unos vestidos y otros de paisano como el jefe de la Policía Local, tomando nota de los "insurrectos"), desalojos ordenados por el alcalde... conforman un escenario que es la antítesis de la democracia real donde se criminaliza a las y los vecinos por querer ocupar un espacio que es suyo por derecho. ¿En qué escenario democrático se ha visto que alguien tenga que presentar el DNI para poder presenciar un pleno? ¿De qué tiene usted miedo, señor Viadero?

Especialmente lamentable nos parece (aunque no nos sorprende en absoluto) que desde el PSOE-PRC hagan una llamada a filas a sus militantes antes de los plenos, que ni siquiera acuden a los mismos salvo que haya protestas, para que ocupen los primeros sitios del salón con el fin de minimizar el impacto visual de las protestas, y bloqueen el acceso literal y físicamente a personas no afines a sus partidos.

En este sentido, algunos de los que se llevan la palma en estos menesteres son José María Gavito, nº 9 de la lista del PRC en las últimas elecciones, miembro del comité local del PRC y presidente de la Asociación de Vecinos San José. Recordemos también que, tras la renuncia de Juncal Herreros del PRC como concejal y el nombramiento de la siguiente persona de la lista, Gavito está a sólo dos puestos de pasar de bloquear el acceso a la puerta del pleno a unos determinados vecinos a representarnos a todas y a todos si llega a ser concejal. Irónica "democracia".

Otro de los sospechosos habituales es Antonio Estrada Alonso, veterano del PRC con décadas de militancia en el partido, miembro del Comité Local de Torrelavega, hombre de confianza de Marcano, y ex alto cargo (director del Parque de la Naturaleza de Cabárceno) de la agencia oficial de colocación del PRC, la empresa pública Cantur.

Y José Ignacio Peña Ruiz-Capillas, veterano también del PSOE, miembro del comité local del PSOE y secretario de Política Municipal y Comunicación, que llega incluso a grabar a los asistentes al pleno que ejercen su derecho a presenciarlo y/o manifestar su opinión, ejerciendo funciones de chivato, y todavía le sobra tiempo luego para dar lecciones de "democracia" en su blog.

Así, mientras el resto de los mortales torrelaveguenses tienen que esperar un buen rato, haciendo cola para entrar, ser identificados, numerados, y dados el visto bueno por la policía para poder subir a nuestro salón de plenos, algunos militantes de estos partidos aparecen por arte de magia en el salón cuando quieren, como si tuvieran un pase de ciudadano VIP.

También se discrimina a las protestas: En el último pleno el propio Javier López Estrada, alcalde en funciones del PRC "coló" a algunos manifestantes y militantes por la puerta de las oficinas, con toda la naturalidad del mundo. Por tanto, tenemos ciudadanos de primera, de segunda y hasta de tercera categoría, algunos pueden subir al pleno y otros no, y protestas amables y otras menos amables, las cuales nuestros dirigentes deciden que no tienen preferencia para poder ser visibilizadas. Todo ello dentro de un escenario perfectamente democrático, según su versión.

Durante los últimos años ha tenido lugar una manipulación y explotación política de las protestas en la ciudad por parte del PSOE-PRC, que ha derivado hacia una clara represión al no saber tratar con las mismas una vez se ha llegado al Gobierno.

En el 2013, con el Gobierno del PP en Torrelavega y Cantabria, y dentro de un clima de gran descontento social, se nos animaba desde el PSOE-PRC de la oposición a salir a la calle, a manifestarnos como si no hubiera un mañana "contra el Partido Popular" para "reclamar nuestros derechos". Era la época en la que nos decían "lo que hace falta en Torrelavega son 40 Gamonales". Así, casi todos los días tenía lugar alguna reclamación de los trabajadores de Sniace, Golden Line, la PAH, y diversos colectivos sociales, laborales y culturales.

En todos estos eventos era habitual ver a militantes y dirigentes locales y regionales de estos partidos, PSOE-PRC, a hacerse la foto de rigor apoyando la lucha. Por ejemplo, Revilla del PRC o Rosa Eva Díaz Tezanos del PSOE acudían día sí y día también a cualquier protesta que tuviera lugar en la ciudad, dando su beneplácito de la misma. Ésta latente crispación social utilizada como arma arrojadiza por el PSOE-PRC tuvo su cénit en las fiestas de la Patrona de 2013, con un pregón lleno de protestas, y derivó en una moción de censura contra el PP de Ildefonso Calderón.

Sin embargo, con la llegada al poder de Lidia Ruiz Salmón del PSOE en enero de 2014, el mensaje cambió: Nada de crispación social. Que nadie salga a la calle que ya nos encargamos nosotros de todo. Curiosamente, las protestas pasaron de ser un recurso habitual y continuo a ser directamente invisibilizadas y poco a poco erradicadas.

Los mismos políticos del PSOE y PRC en la oposición que bajaban a pie de calle en el pregón y a todas las protestas "para estar con los vecinos", abandonaban los plenos "en solidaridad con los trabajadores que protestan", ahora en 2016 y siendo Gobierno impiden el acceso a los mismos a los vecinos, cuando no les desalojan, e invisibilizan cualquier voz que no comulgue con sus políticas.

Así, el PSOE-PRC muestra su doble cara, se convierte en el Dr. Jekyll cuando es oposición, y en Mr. Hyde cuando gobierna: Protestar cuando se está en la oposición está bien, cuantas más protestas mejor, pero cuando se es Gobierno y ya se han alcanzado los sillones, es un boicot, un secuestro a la democracia, y todo aquel que no pase por el aro es reprimido.

Por otro lado, destacar igualmente la hipocresía de Ildefonso Calderón y el PP, agradeciendo "las protestas silenciosas para el normal desarrollo democrático de los plenos". Parece olvidársele al señor Calderón algunas de sus actuaciones y logros en su corto periodo como alcalde; el PP realizó un pleno sin contar con la oposición, el reventado por los trabajadores de Sniace. Tras un receso, en lugar de cancelarlo y convocarlo en otra fecha, lo llevaron adelante solamente con los concejales del PP presentes sin avisar a nadie. Tras esta protesta, limitó el acceso a los ciudadanos al salón de plenos.

Además, multó como alcalde a vecinos que ejercían su derecho a pedir una vivienda digna de manera pacífica, y no cumplió con su deber de ejecutar las mociones de reprobación emitidas por ACPT y aprobadas por la corporación, contra Samuel Ruiz, delegado del Gobierno del PP y brazo ejecutor de la represión de su partido en forma de multas. Aparte, claro está, del aumento desmesurado de la represión tras el estallido social provocado por al crisis y las aprobaciones de la Ley Mordaza o de la Ley de Cadena Perpetua en la última legislatura del PP. Por si esto fuera poco, en estos momentos Cantabria es la Comunidad donde más multas derivadas de la Ley Mordaza se ponen de todo el Estado.

La "memoria selectiva democrática" de Ildefonso Calderón empieza a ser realmente preocupante.

Un pleno donde los vecinos son identificados, tratados como delincuentes y se les limita el acceso cuando no se les desaloja, unas Comisiones donde algunos concejales no tienen el más mínimo problema en prevaricar a favor de sus propias empresas, como el caso de Rufino Sasián de Torrelavega Sí con Paruvi, unas Juntas de Portavoces que se convocan para pulsar opiniones y elaborar un "consenso" y terminan tomando decisiones unilaterales por parte del PSOE-PRC, actuaciones que van en contra de los propios trabajadores del Ayuntamiento y hacen perder dinero al mismo (recursos de las denuncias de trabajadores de corporaciones locales), mociones que se aprueban de cara a la galería y luego se meten en el cajón del olvido, unos acuerdos de investidura que se firman y no se cumplen en absoluto, un alcalde incapaz de dar la cara ante los vecinos que ejercen su derecho a defender lo que es suyo... ¿Debemos asumir como normal estas actuaciones del equipo de Gobierno? ¿Debemos asumir como normal el ser criminalizados por querer presenciar un pleno?

Democracia, divino tesoro. Es la palabra comodín, el santo y seña. La palabra, se retuerce, se manipula y se tergiversa para conformar un escenario global en el que su mayor representación es el salón de plenos, donde la toma de decisiones no responde a las necesidades de los vecinos, ni nace de los mismos, sino que responde a los intereses especulativos de unos pocos. Cualquier actuación que se salga de los patrones del poder, pasa a ser automáticamente "boicot" y "secuestro de la democracia".

Además, el número de asistentes al pleno es regulado en función de cómo afecta a la imagen del Equipo de Gobierno; si hay que pedir el MUPAC, hacer un homenaje, o hay una protesta "amable", entonces pueden subir cientos de personas. Pero si hay una protesta contra una actuación del Equipo de Gobierno, no vas a poder ni dar dos pasos sin que seas identificado, retenido y bloqueado por la policía, es decir, ni siquiera vas a poder subir, siendo totalmente invisibilizado.

En ocasiones la realidad supera a la ficción, y el escenario actual de Torrelavega 2016 parece más bien propio de una novela Orwelliana, una distopía donde se nos ofrece por parte de los dirigentes una ciudad feliz donde todo es maravilloso, y aquel que se mueve no sale en la foto. ¿Terminaremos viendo nuestros plenos por la tele comiendo palomitas como si estuviéramos en el cine? ¿Es eso lo que quieren Cruz Viadero y López Estrada, gobernar hasta el infinito y más allá sin que aparezca ninguna voz en contra?

Ni el actual equipo de Gobierno PSOE-PRC ni el anterior (PP) son capaces de lidiar con las protestas vecinales, utilizándolas cuando les conviene para hacerse con los sillones, y siendo la represión en lugar del diálogo el único lenguaje que entienden. A este paso parece que vamos a terminar pidiendo perdón por querer acudir al salón de plenos que pertenece a todos los vecinos. Queda claro, que, una vez conseguidos estos sillones, es cuando la democracia real brilla por su ausencia.

Por todo ello, señor alcalde y equipo de Gobierno PSOE-PRC, desde ACPT seguimos luchando por una transparencia real y proclamamos; devuélvannos el salón de plenos. No es suyo ni de sus militantes, sino de las y los 55.000 vecinas y vecinos de Torrelavega.

Carrera de Burros ¿el de abajo o el de arriba?

Valoración del Usuario:  / 1

Burro01

Este viernes, 5 de Agosto, a las 19.00 horas habrá una carrera de burros en Tanos, desde ACPT queremos lanzar algunas reflexiones muy necesarias sobre el maltrato animal.

Una simple búsqueda en Google de la palabra maltrato enseguida nos asocia varias palabras: maltrato psicológico, maltrato a la mujer, maltrato animal, maltrato infantil, maltrato de las personas mayores... pero ¿qué tienen en común?

Nos ha costado muchos años entender que maltrato no es sólo la violencia extrema, sangrienta, espectacular hacia alguien, sino cualquier tipo de acción que vaya en contra de su voluntad obligándole a hacer algo que no quiere hacer.

Pero, ¿por qué es distinto hacia los animales?

¿Consideraríamos solo violencia y maltrato a la mujer los deplorables 57 asesinatos de mujeres en el Estado español en 2015?¿Consideraríamos solo violencia o maltrato hacia un trabajador su esclavitud a manos de su patrón?¿Consideraríamos solo maltrato o violencia infantil una paliza que acabara con su vida?

La lucha social, desde tiempo inmemorial, de muchas compañeras y compañeros ha sido mostrar y denunciar que había y hay maltrato y violencia en las casas, en las relaciones, en los trabajos, en las instituciones.... Que había maltrato donde todo el mundo veía normalidad:

"Es lo que se ha hecho siempre. ¡Eso son tonterías!".

Dicho, por supuesto, con una carcajada. La risa del ignorante que nada se atreve a cuestionar.

En ACPT seguimos poniéndonos del lado del más débil, en este caso los animales. Cuestionando(nos) el especismo de esta sociedad que, al igual que el racismo o el sexismo, trata al "diferente" cosificándolo: viendo un producto, una propiedad o un recurso donde hay un ser que siente, sufre y quiere ser libre, tanto como nosotras. Maltrato en cualquier ámbito es el menosprecio, la discriminación y la cosificación. Convertir a un ser libre en una herramienta.

Es por ello que nos oponemos rotundamente a esta actividad. Por lo mismo que participamos para que en Torrelavega un tigre no tuviera que saltar por un aro de fuego o que un elefante no tuviese que ponerse a dos patitas queremos participar en este debate. Ordenanza en contra del uso de animales en espectáculos, que por cierto, en este momento sólo ha quedado en buenas intenciones. Tanos ha programada unas fiestas con muchas actividades lúdicas y culturales (juegos, fiesta, música, aventura,...) las cuales celebramos pero la publicidad en torno al maltrato explícito (toros y toros de fuego) , el uso, y por tanto, abuso de animales es un claro error. Apostar por unas fiestas en las que se respeten los derechos de todas y todos, incluidos los Derechos Animales es necesario.

Maltrato animal no es sólo el Toro de la Vega, está en cada casa, en cada acto, en cada evento.

A todo nos acostumbramos

Valoración del Usuario:  / 2

PodemosFernandoAbadCuenta una vieja historia que un hombre ató a un potrillo a un poste de madera. El potro tiraba y tiraba, pero sólo lograba tensar la cuerda: no tenía la fuerza suficiente como para romper la cuerda o arrancar el poste. Lo intentaba una y otra vez, sin éxito, hasta que, frustrado y deprimido, el potrillo dejó de tirar. Pasó el tiempo, y el potrillo se convirtió en un caballo. Sus músculos eran mucho más fuertes que antes, pero había pasado tanto tiempo atado que ya ni siquiera intentaba tirar. El caballo asumió como una realidad inmutable que su existencia misma estaba vinculada al poste.

Algo parecido le ha pasado al PSOE: el último día de diciembre de 2013 fue atado a un poste por el PP con la última modificación a la ley reguladora de régimen local. Esta modificación convierte la creación de organismos públicos municipales en un laberinto burocrático, además de ir en contra del espíritu original de la ley, que favorece la gestión pública de los servicios municipales básicos; y en contraposición a la tremenda facilidad para externalizar y privatizar estos servicios, de tan básica necesidad para la ciudadanía.

A esto tenemos que añadir la ley de estabilidad presupuestaria (de 2013, también del PP), que prioriza el pago de la deuda. Todo esto contribuye a atar de pies y manos a las corporaciones locales: los ayuntamientos, las instituciones más cercanas a la ciudadanía, han quedado reducidos a meros gestores de un menguante patrimonio de bienes y servicios que va pasando poco a poco a manos privadas, a las empresas y corporaciones.

En el último pleno del ayuntamiento de Torrelavega (30 de agosto) observamos una vez más un claro ejemplo de esto: la ludoteca municipal irá a gestión privada. El equipo de gobierno asume que está atado al poste, que está constreñido por la ley reguladora de régimen local y la ley de estabilidad presupuestaria. El servicio que va a ofrecer la ludoteca es, claramente, esencial para buena parte de la ciudadanía: permitirá la conciliación de la vida laboral y familiar en estos tiempos de precariedad y contratos basura.

El debate debería centrarse en ese rasgo: la imperiosa necesidad de la ludoteca (y de la creación de muchos otros "empleos blancos", tan necesarios en una ciudad con la población tan envejecida como Torrelavega). Ese es el argumento que nos dará la fuerza para romper la cuerda y escapar del poste. Pero para eso hace falta voluntad política. ¿Estarán dispuestos todos los grupos políticos que participan de la gestión municipal?

Perros prejuzgados, dueños perseguidos

Valoración del Usuario:  / 3

IUJoseMariaLavin

No existen razas potencialmente peligrosas sino personas potencialmente peligrosas. Conozco perros catalogados como ppp que son un ejemplo de socialización, de convivencia y de afecto, igual que conozco a otros no pertenecientes a estas razas que son una auténtica bomba de relojería. También podríamos catalogar entonces como peligrosas a dos tipos de personas : aquellas que pretenden utilizar a un animal como símbolo de fuerza, y las que dejan de educar al cachorro gracioso cuando crece y pasa a ser un estorbo.

El Real Decreto 287/2002, que desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, regula el régimen jurídico de la tenencia de "perros potencialmente peligrosos" y les cataloga como tal en base a sus atributos físicos, obligando a sus propietarios a tener una licencia, un certificado de aptitud física y psicológica, un certificado de penales, un seguro de responsabilidad civil y a llevar a su perros siempre con bozal en espacios públicos.

Las restricciones impuestas a estos animales, junto con las obligaciones que se imponen a sus propietarios, tienen la intención disuadir a ciertos tipos de persona de la tenencia de estos animales, han contribuido al número de abandonos de estas razas, a una disminución de sus adopciones y a que algunos sean injustamente sacrificados por el simple hecho de pertenecer a una raza prejuzgada de antemano como potencialmente peligrosa por el simple hecho de tener unos atributos físicos determinados.

Si son animales que nunca han supuesto peligro para nadie, excepto casos muy aislados, ¿por qué se les considera peligrosos desde el principio sin haber demostrado lo contrario?

Porque para los ayuntamientos es mucho más fácil instaurar el miedo que la responsabilidad en sus ciudadanos. También es menos costoso económicamente hablando. Para el ayuntamiento cuesta mucho menos poner multas a los dueños de estos animales de compañía que tener a varias personas controlando el censo de perros de su municipio y el comportamiento tanto de dueños como de animales.

Ante una Ley estatal no demasiado clara en algunos aspectos, en la que se catalogan como potencialmente peligrosas 8 razas, pero con un anexo en el que por características físicas podrían entrar cientos de perros, nos encontramos con 17 leyes autonómicas y cientos de ordenanzas que complican aún más la situación de los propietarios. A esto debemos añadir el desconocimiento por algunos de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a la hora de decidir si un determinado perro es ppp o no. Esta errónea interpretación está condicionada por estereotipos de la sociedad, y por la ambigüedad de la norma.

Centrándonos en Torrelavega, nos encontramos casos de agentes de la autoridad que no saben diferenciar un Pit Bull Terrier o un Staffordshire Bull Terrier, de un Bull Terrier, por lo que propietarios de Bull Terrier (raza no catalogada como potencialmente peligrosa en este municipio) en muchas ocasiones sufren denuncias por carecer de licencia de ppp, no llevar bozal, etc, simplemente por el hecho de pasear con un animal doméstico atado por la ciudad y socializado, personas que se ven inmersas en recursos administrativos, pago de sanciones que no proceden, o incluso obligadas a acudir a la vía administrativa y/o penal para defender sus derechos.

Está claro que esta Ley necesita una modificación, porque no existen razas peligrosas sino modas peligrosas y personas incapaces que nunca deberían tener a su cargo ningún tipo de animal, pero también es evidente que los agentes necesitan una formación adecuada en este ámbito a la hora de imponer multas y sanciones.

La alarma social vende, genera polémica y crea confusión, pero no criminalicemos a los dueños responsables por el simple hecho de tener un perro con una genética, morfología y características físicas determinadas.

Cantabria y su industria

Valoración del Usuario:  / 2

UPYDAlvaroMartin02

La semana pasada nos sorprendieron unas declaraciones del Jefe de Gabinete del Presidente del Gobierno de Cantabria, Guillermo Blanco, al arrojar un velo de duda sobre la posibilidad de que SNIACE estuviera contaminando la ría de Suances. Posteriormente, la propia SNIACE ha demostrado que no es su responsabilidad, e incluso se reserva la posibilidad de emprender acciones legales contra quienes difamen por acusarles de vertidos a la ría.

Esta situación me ha hecho reflexionar sobre la situación de la industria en Cantabria y sobre la (falsa) elección entre industria y medio ambiente. No son pocas las ocasiones en que la posible instalación de una empresa industrial en Cantabria ha levantado la mayor de las polvaredas de organizaciones de diverso signo posicionándose en contra de su instalación. No hay que bucear mucho en las hemerotecas para encontrar casos de este tipo.

Durante gran parte del siglo XX, Cantabria mantuvo una historia industrial de primer orden que comenzó a decaer a partir de los años 70. Fueron ciertas élites santanderinas las que a partir de los años 50 maniobraron para evitar que ciertas industrias se instalaran en Cantabria; no querían que su "patio de recreo" se afeara, preferían que su lugar de veraneo siguiera siendo tan natural y bonito como hasta entonces. La crisis de los 70 y la reconversión industrial de los 80 eliminó gran parte de la industria pesada de Cantabria, y fue a finales de siglo cuando diversos colectivos de carácter ecologista y conservacionista comenzaron a hacer mucho ruido contra algunos de los proyectos industriales que se pudieron iniciar en Cantabria.

Partimos de la base de que cualquier empresa debe cumplir la Ley, y particularmente la legislación medioambiental, que cada año es más y más rigurosa y exigente. A partir de dicha premisa, como sociedad, creo que no podemos permitirnos el lujo de pedir que tal o cual empresa deje de instalarse en Cantabria, siempre que cumpla la Ley (como no puede ser de otra manera). En ninguna cabeza cabe, en 2016, que las empresas no cumplan con la legislación. Y cuando no se cumpla debe ser la Administración competente la que tome cartas en el asunto para que se cumpla y sobre todo, estar vigilante para evitar que se produzcan incumplimientos.

Uno de los argumentos más manidos en contra de la instalación de nuevas industrias en Cantabria es que ahuyentaría turismo. Este argumento es muy cobarde, además de tramposo. Solo hay que comparar ambos empleos. El empleo relacionado con la hostelería es de baja cualificación, temporal, inestable, con cierto porcentaje de actividad irregular, mientras que el empleo industrial genera valor añadido, suele ser indefinido y a jornada completa, y además induce empleos indirectos (en algún sector de la industria cada empleo directo genera uno indirecto). Como último dato, el salario de la industria es prácticamente el doble que el de la hostelería.

Esta tribuna nos debe servir también para reflexionar sobre el modelo turístico de Cantabria. Cantabria nunca va a poder competir con Levante, Andalucía o las islas en el denominado turismo de "sol y playa" (que es el que menos ingresos genera, por cierto) por motivos obvios: el clima y las infraestructuras. Cantabria debe buscar un modelo de turismo de alto valor añadido, más especializado, que se pueda prolongar durante todo el año y que nos haga ser referente. Un turismo relacionado con la práctica deportiva (especialmente del golf, dada nuestra privilegiada comunicación con las islas Británicas), con la gastronomía, con todo lo relacionado con las espeleología y las cuevas (Altamira y Soplao como grandes insignias), el circuito museístico...

Respecto a la industria, estamos ante un fracaso que va camino de convertirse en secular. La zona del Besaya es un buen ejemplo de dicho fracaso. Y bien que me duele, porque es en Torrelavega donde vivo y donde acabo de ser padre. Y es mi mayor objetivo que me hijo pueda tener un futuro, si así lo desea, en la ciudad que le va a ver crecer.

Cantabria, como Sociedad, no puede perder más tiempo y debe afrontar su futuro inmediato. Debe elegir qué camino tomar. Y sobre todo, debe elegir a qué se quiere dedicar, de qué quiere vivir. Debe elegir su modelo productivo. Es por ello preciso, fundamental, que se elabore un verdadero Plan Industrial. Nada de Planes de Gobernanza, Invercantabrias y demás historias. Hay que elaborar un documento desde el mayor de los consensos, con generosidad y teniendo en cuenta a todas las partes (sindicatos, organizaciones empresariales, Universidad, sociedad civil). Y sobre todo, es fundamental que el Gobierno no juegue a ser empresario, ya que eso solo nos trae casos como el de GFB, Nestor Martin y demás desgracias.

Este Plan Industrial debe ser la palanca que detecte nuestras fortalezas como región y ponerlas a trabajar para buscar industrias que instalarse en Cantabria. Un tejido industrial potente genera sinergias y colaboraciones entre las diferentes empresas. Un tejido industrial potente hace de polo de atracción para instalar nuevas empresas y ayuda a que las existentes no quieran salir.
Hemos perdido muchos años, décadas incluso. Y no podemos permitirnos perder ni un minuto más. Es responsabilidad de nuestro Gobierno ponerse a trabajar en serio. Y hacerlo ya.

Un estilo de (no) hacer políltica

Valoración del Usuario:  / 1

UPYDAlvaroMartin02Son muchas las personas que acusan al Presidente en funciones de España, Mariano Rajoy, de ser un experto en lo que se conoce como tancredismo político. Básicamente supone optar por no hacer nada, dejando que el tiempo solucione las cosas. En esta faceta nuestro Presidente es un consumado experto; y, sorprendentemente, con buenos resultados para sus intereses, ya que entre el 20 de diciembre y el 26 de junio sin hacer absolutamente nada aumentó los escaños de su partido en la nada desdeñable cifra de 14 asientos.

Dentro de nuestra Comunidad Autónoma tenemos algunas variantes de este estilo de (no) hacer política. El más cualificado es el del Presidente Revilla. Ha centrado su discurso en el abandono en el que el Gobierno Central somete a Cantabria con su ya famosa frase: "entre San Vicente de la Barquera y Castro Urdiales no hay una sola grúa de Fomento".

Sin dejar de ser injusto ese abandono que denuncia, y que en efecto es cierto, no es óbice para que el Gobierno presidido por el señor Revilla ponga en marcha proyectos dentro de sus competencias. Allá por 2015, en la campaña de las municipales y autonómicas, el señor Revilla prometió que la primera obra que ejecutaría si era elegido Presidente sería la mejora de la barra de entrada al Puerto de Suances. Obra de la que 13 meses después no sabemos nada. De hecho, no sabemos nada de ningún proyecto de este Gobierno, que parece fiar todo a la recuperación económica y al esfuerzo inversor que pueda llevar a cabo el Gobierno de la Nación. Es decir, a la coyuntura y no a la estructura.

Leer más:Un estilo de (no) hacer políltica

Antes de actuar, piensa

Valoración del Usuario:  / 0

IUGuillermoAnte la acusación de Guillermo Blanco Gómez, director de Gabinete del Presidencia en el Gobierno Regional (PRC), y Andrés Ruíz Moya, Alcalde de Suances (PSOE), contra una empresa de la comarca, IU Torrelavega e IU Suances pretendemos dar más información a la población sin entrar en demandas sin demagogia.

Tras unas fotos en las que se veían bolas de espuma en la playa de la Ribera, desde IU intentamos recabar información veraz. Nos comunicamos con personas que siguen trabajando en la empresa SNIACE para saber cuáles eran las actuaciones que se estaban realizando para la puesta en marcha. Hemos mantenido una reunión con el director de CIMA y obtenido fotos de espuma más arriba de un posible vertido de dicha fábrica.

Tenemos recuperada la ría y ribera de una zona muy castigada durante años por la contaminación indiscriminada de industrias y residuos fecales de ciudades y pueblos. Apostamos por un futuro medioambiental, cada vez más limpio, para dejar un planeta con posibilidades a futuras generaciones. Sabemos de la importancia económica para los núcleos urbanos de la industria generadora de gran riqueza laboral.

Por todo ello creemos una demagogia populista acusar sin fundamento a una empresa y pedir responsabilidades sin demostrar dichos vertidos.

El director del CIMA nos comunicó que se han tomado muestras de la ría y el río durante las fechas en las que ha habido protestas. Nos informó que no hay ningún parámetro que indique la contaminación industrial que se denuncia. Los operarios de la fábrica en cuestión, nos indican que tienen prohibido manguear con agua el suelo de la fábrica, mucho menos verter ningún tipo de residuo que pueda incumplir la legislación medioambiental y los trabajos realizados son más de temas eléctricos que de producción. Otras personas que viven en Ganzo nos indican que ven espuma salir por colectores más arriba del puente viejo del pueblo.

Con lo que llegamos a la conclusión de que la empresa SNIACE no tiene ningún motivo por el que responder a tanta acusación.

Señor Guillermo Blanco Gómez, tiene un cargo a nivel regional, el cual debe darle más oportunidades que al resto de la ciudadanía para informarse y sacar conclusiones más certeras para defender los derechos de los cántabros. Andrés Ruiz Moya, como alcalde de Suances, debe utilizar su cargo público para mejorar las condiciones de sus vecinos sin entrar en polémicas sin fundamento.

No pueden utilizar sus cargos y sus contactos para echar abajo una fábrica que tristemente lleva más de 3 años con problemas, en la que sus obreros y sus familias han pasado grandes calamidades para poder mantener los puestos de trabajo.

El río Saja-Besaya en el pasado fue gran criador de salmones. Antes de la parada de dicha fábrica hace 3 años ya subían salmones por sus cauces debido a las mejoras en ella en este tema. Cada año ha ido en aumento.

Después de la inversión de más de 100 millones de euros de esta empresa para solucionar este problema medioambiental, tenemos que creer en un futuro en el que tod@s estemos más mentalizados en mejoras por y para la naturaleza.

Desde IU Torrelavega e IU Suances pedimos protección del medio ambiente e información veraz para tod@s

El engaño del MUPAC

Valoración del Usuario:  / 2

PPTrueba03

¿Acaso no era lo esperado? ¿Alguien lo dudaba? Bueno, sí, nuestro equipo de gobierno municipal. No sólo su ingenuidad era interesada y peligrosa, sino que quiso hacer de ella partícipe a toda la ciudadanía de Torrelavega. El Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria se queda en Santander, dice el gobierno regional. Nunca tuvieron otra intención. Se creó una polémica interesada y artificial en la que el gobierno municipal de Torrelavega se lanzó de cabeza, a tumba abierta, sin red. Desconocedores del museo, de su historia y de la región. Nuestro alcalde nos lleva al ridículo, una vez más, ante la falta de un proyecto de ciudad, a corto y medio plazo, a largo es ya utopía.

El alcalde pide una compensación por lo que nunca tuvo... ¿Y trabajar con su gobierno regional y con el gobierno nacional por nuestra ciudad de una vez por todas? Es una opción. En lugar de pedir explicaciones, tal vez el alcalde debiera de pedir perdón por manipular a los ciudadanos: a la unión vecinal, a los diferentes  colectivos de la cultura de Torrelavega, sindicatos, colegios, al mundo del deporte con pancartas en los pabellones o al propio comercio de la comarca. Todos ellos convocados  con el pancartismo habitual a un pleno en una maniobra interesada, ridícula e inútil a sabiendas. De nuevo humo, más humo para Torrelavega.

Personalmente nunca creí esta patraña. Confieso que desconocía el Museo, por ello intenté revertir este hecho y lo visité, conocí y disfruté. Entonces tuve meridianamente claro que dicho museo nunca saldría de Santander.

En realidad nunca hubo negociación para el cambio de municipio del museo, es decir alguien se ha reído de los torrelaveguenses. Hemos entrado a un trapo político e interesado que deja en muy mal lugar a nuestra ciudad.

También es el momento de todos aquellos que se prestaron a este juego... ¿No pedirán ahora explicaciones al alcalde?

Equipo de gobierno municipal, den la cara y pidan perdón a esta su ciudad que es sobre todo la nuestra, la de todos y no es justo que ustedes nos tomen el pelo de esta forma tan gratuita. Los vecinos de Torrelavega no se merecen tal desprecio.

Encabecen de una vez por todas iniciativas propias y originales para Torrelavega, que generen verdadera riqueza, y déjense de mentiras y manipulaciones.