Lun23042018

Last update11:58:03 PM

EQUO denuncia que “desde hace años” hay un vertido de aguas fecales en la playa de Usil en Mogro

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
MiengoVertidosPlayaUsil

EQUO ha pedido a la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Desarrollo Rural del Gobierno de Cantabria que "presione" al Ayuntamiento de Miengo para solucionar el vertido de aguas fecales en la playa de Usil, en Mogro. Un vertido que se viene produciendo "desde hace años" en una zona urbana, a un lado del paseo marítimo de Mogro y en una de las playas más frecuentadas del municipio, donde la gente "se baña tranquilamente porque no ve" las aguas fecales.

 

"El ayuntamiento nos dice que son aguas pluviales, sin embargo, no hay más que acercarse al regato cuando la marea está baja para ver su color negruzco y el fuerte y desagradable olor que desprende", explica la portavoz de EQUO Más Independientes por Miengo, Sara Gómez.

Según explica, hace ya unos años denunciaron el vertido y el mal estado de los barrotes, "que estaban rotos y afilados por la erosión, permitiendo el paso a la tubería de cualquier niño". Los barrotes se cambiaron "pero al problema de los vertidos parece que no le dieron más importancia", lamenta Sara Gómez.

EQUO reclama que el Ayuntamiento solucione este problema "a la mayor brevedad posible". Durante el verano "se contentaron", señala su portavoz, "con poner un cartelito que prohibía el paso, pero el vertido persiste". Mientras, en la playa "la gente camina por los restos del vertido con la marea baja, y con la marea más alta las aguas fecales se diluyen y la gente se baña tranquilamente, porque no lo ve".

La portavoz del grupo municipal detalla que cada pocos meses reciben llamadas o correos de vecinos preguntando "si podemos hacer algo" al respecto. "Desde la oposición que somos, estamos haciendo todo lo posible, comunicándolo al equipo de gobierno, sacándolo a la luz en redes sociales y prensa, pero sin la voluntad política del equipo de Gobierno de dos es muy difícil que se solucione nada", apunta Gómez.

"Habrá que esperar a que se acerquen las elecciones de 2019 para que las obras efectistas se pongan en marcha y cruzar los dedos para que este vertido lo vean como una fuente de votos", ironiza la portavoz de EQUO.

Por otro lado, añade que, también en relación con el desagüe por el que se vierte, a una decena de metros, pero ya cubierta por el agua, "hay una especie de arqueta, que al no verse se convierte en otro peligro".

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar