Dom14042024

Last update09:58:46 AM

Torrelavega

La carretera Torrelavega-Viveda reducirá el tráfico un 50% en Barreda

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
VialTorrelavegaViveda01

Las obras de la carretera Torrelavega-Viveda continúan "a buen ritmo" y se mantiene la previsión de que esté en funcionamiento en agosto de 2024. Una vez abierta, se calcula que la nueva variante reducirá un 50% el tráfico en Barreda, mejorando la calidad de vida para los vecinos de ese pueblo y los tiempos de acceso a Torrelavega.

 

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; junto al alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada; la consejera de Obras Públicas en funciones, Paula Fernández Viaña; y el regidor de Santillana del Mar, Ángel Rodríguez, han visitado las obras que ejecuta el Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Obras Públicas, con una inversión de 7 millones de euros. En la visita también han estado representantes de la Unión Vecinal y de la Asociación de Vecinos de Barreda.

Para el presidente Revilla, esta nueva infraestructura será "un antes y un después" en las comunicaciones de la comarca del Besaya que sufrirá "una transformación viaria". Es una obra "fundamental", ha dicho, dada la complicada conexión en la zona donde se unen carreteras de Asturias y del País Vasco con las de los pueblos de Cantabria.

Además, ha destacado que esta intervención es reflejo de que la Consejería "sigue adelante con todos los proyectos y tenemos la seguridad de que la obra, que tiene un plazo de ejecución de 24 meses, estará finalizada en agosto del próximo año".

En este sentido, Revilla ha avanzado otros proyectos que se van a desarrollar próximamente en la comarca en alusión al puente que comunicará Requejada con Suances, que ha sido "una reivindicación de todos los ciudadanos", y el proyecto de nuevo vial de acceso rodado y peatonal en el tramo de Duález que permitirá aliviar el tráfico de Barreda.

López Estrada ha dado las "gracias" al Gobierno de Cantabria por su "esfuerzo" para ejecutar esta actuación "importantísima" para los vecinos de la comarca del Besaya cuyo proyecto original se vio "enriquecido y ampliado", al incluir por ejemplo el Puente de Los Italianos, gracias a José Luis Gochicoa.

El alcalde torrelaveguense ha destacado que con esta nueva carretera, además de "mejorar los tiempos de llegada" a Torrelavega y a los vecinos cercanos, también se va a producir un "cambio sustancial" en la calidad de vida de los vecinos de Barreda que verán como el tráfico diario de la Avenida de Solvay se "reduce un 50%", cuando actualmente se calcula que circulan por esta vía 22.000 vehículos diarios. Sin duda, ha dicho, es la "mejor solución técnica" para minorar y resolver este problema.

Por su parte, el alcalde de Santillana del Mar ha afirmado que "es una obra maravillosa, una mejora para toda la comarca".

La construcción de este nuevo vial, de 2,2 kilómetros de longitud, ofrecerá una alternativa entre Viveda y Duález, y permitirá descongestionar el tráfico que actualmente soporta la travesía de Barreda, en la carretera nacional N-611, donde se originan constantes retenciones a lo largo de todo el año, especialmente en época estival.

La alternativa elegida por la Consejería de Obras Públicas se divide en dos tramos. El primero parte de la carretera CA-131, en Viveda, y aprovecha el trazado del antiguo ferrocarril paralelo al río Saja hasta llegar a la parte norte de las instalaciones de Sniace, donde se construirá una rotonda para resolver el acceso al núcleo de Duález.

El segundo tramo discurrirá a través de las instalaciones del complejo industrial hasta una nueva glorieta que recibirá el tráfico procedente de Torrelavega y de la A-8, situada entre el acceso a la fábrica y el complejo deportivo Óscar Freire, por donde continuará en paralelo hasta conectar con la N-634 en Barreda.

La carretera estará dotada de dos carriles de 3,5 metros de anchura, arcenes y sobreanchos en determinadas curvas. Asimismo, contará con un itinerario mixto peatonal-ciclable de 3 metros de ancho en la margen izquierda y acera de 2 metros en la margen derecha para garantizar la seguridad de viandantes y ciclistas.

El proyecto contempla también la rehabilitación del 'Puente de los Italianos', la construcción de una nueva estructura de paso sobre el arroyo Corrino y la ampliación y mejora de otros dos puentes sobre el trazado del ferrocarril, entre otras actuaciones.

Las obras, que ejecuta la empresa SIEC, se corresponden con la primera fase de una intervención más amplia que posteriormente tendrá continuidad hasta Ganzo, proyecto en el que trabaja ya el Ejecutivo cántabro.