Vie27012023

Last update02:51:34 PM

Torrelavega

Torrelavega vuelve a decir ¡No! a la violencia machista

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
25N2022


La Plaza Mayor ha acogido la lectura del manifiesto redactado por el Consejo de la Mujer de Torrelavega con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. Un acto en el que se ha vuelto a rechazar la violencia machista a través de un manifiesto, ha explicado la concejal de Igualdad, Patricia Portilla, en el que "partidos políticos, sindicatos y asociaciones de mujeres de nuestra ciudad, representamos a todos aquellos hombres y mujeres que gritan con fuerza ¡NO! a la violencia machista.

 

"En España, desde 2003, han sido asesinadas 1.165 mujeres y 47 niñas y niños. Desde 2009, se han interpuesto casi 2 millones de denuncias por violencia de género y más de medio millón de órdenes de protección. El 34,2% de las mujeres han sufrido violencia por parte de sus parejas o exparejas y el 47,2% no han denunciado ni han utilizado los servicios públicos de ayuda. Y Queremos dejar de contar. Queremos dejar de contar mujeres asesinadas, vejadas, humilladas y maltratadas. Queremos dejar de contar niños y niñas huérfanos por culpa del machismo. Queremos dejar de contar víctimas.

La violencia de género es una terrible vulneración de Derechos Humanos que pone en cuestión la calidad democrática de nuestro país. El derecho a la igualdad, la libertad, la seguridad y la dignidad se quiebra en cada asesinato machista. Queremos contar como elementos fundamentales de una sociedad igualitaria, en la que las mujeres suponemos más de la mitad y sin embargo continuamos siendo asesinadas por serlo.

1.165 mujeres asesinadas es una cifra que se lee y escribe rápido, pero detrás de la frialdad de cada cifra y cada porcentaje está la vida de una mujer, la vida de sus hijos e hijas, familia, amigos. Las vidas de las mujeres no son números y no podemos acostumbramos ni resignarnos a convivir con esta violencia que desafía los pilares de un país democrático. Ningún dato de violencia contra las mujeres es aceptable en una sociedad que pretenda ser libre, igualitaria y justa.
Para todos los poderes públicos y para toda la sociedad debe ser una prioridad mejorar la respuesta que ofrecemos para garantizar la seguridad, la libertad y la vida de las mujeres víctimas de violencia de género y de sus hijos e hijas. Debemos impulsar y desarrollar políticas públicas destinadas a combatir esta violencia, empezando desde la infancia a través de la educación de los hombres y mujeres del mañana.

Enseñemos a nuestros jóvenes que el amor no duele, que el control no es amor y que sólo se puede querer bien a un igual. Desterremos aquellos conceptos erróneos en torno a las relaciones entre hombres y mujeres, porque la violencia de género terminará cuando el machismo quede erradicado desde sus más incipientes manifestaciones en la infancia o la adolescencia.

Las víctimas de la violencia de género se merecen todo nuestro esfuerzo. Abordar la violencia machista en toda su crudeza exige ser exigentes y poner todos los esfuerzos que tenemos al alcance para proteger a las víctimas. Garantizar la libertad la seguridad y la vida de las mujeres y proteger a las víctimas no es una opción, es una obligación democrática. Debemos combatir la violencia machista con todos los medios a nuestro alcance. Y las administraciones han de estar a la altura.

Pero también somos todas y cada una de nosotras y nosotros responsables de aislar, condenar y rechazar la violencia machista. E identificar todas sus formas. Física, psicológica, económica, vicaria ...La violencia contra las mujeres se ejerce desde todos los ámbitos y el único perfil que comparten las víctimas es el género que nos une. Somos mujeres. Somos todas una y llamamos a los hombres a que se unan en esta guerra que sólo ganaremos juntos. Es imprescindible además que condenemos a los violentos al ostracismo. Los maltratadores son delincuentes. ¡No son cosas de casa, es cosa de todos!

Ratificamos el compromiso firme del Consejo de la mujer de Torrelavega contra la Violencia machista y en defensa de los derechos de las mujeres, así como rechazamos cualquier discurso que niegue de la violencia de género o rechace las políticas públicas enfocadas a su total erradicación. Hacemos también extensivo nuestro apoyo a todas las mujeres del mundo que sufren violencia por el mero hecho de serlo y unimos nuestra voz a todas aquellas que no pueden alzarla todavía.

Manifestamos nuestro más profundo respeto por las que ya no están, nuestro compromiso y protección las mujeres que hoy comparten con nosotras este día y nuestro apoyo a las mujeres del futuro.

La manada somos nosotras y libres, vivas y unidas nos queremos".