Jue29102020

Last update11:31:37 PM

Torrelavega

Los alumnos del Marqués de Santillana le ponen al café azucarillos y latín

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
MarquesSantillanaAzucarLatin01

Los alumnos de 4º latín del instituto Marqués de Santillana han querido demostrar que la lengua de Virgilio y Cicerón sigue viva y muchas de sus expresiones forman parte de la cotidianeidad tanto como un café y su consiguiente azucarillo. De la mano de su profesor, Javier López Marcano, y de la empresa cántabra Dromedario, han ilustrado tres millones de azucarillos con latinismos, para, mientras se endulza el café, descubrir, recordar o poner significado a 'latinajos' que salpican el castellano.

 

Muy utilizados el 'Alea iacta est' (La suerte está echada), 'Vedi, veni, vinci' (Llegué, vi, vencí) o 'Carpe diem' (Disfruta el momento), de las películas de romanos nos suena el 'Memento mori' (Recuerda que morirás) que un esclavo susurraba al oído del general victorioso mientras entraba entre honores en Roma y quién no ha dicho alguna vez 'Cogito ergo sum' (Pienso, luego existo).

Con otros de los latinajos seleccionados por los alumnos del instituto torrelaveguense, muchos descubrirán que ideas popularizadas por poetas y mensajes motivadores que saturan redes sociales, tazas e imanes de nevera, ya lo dijeron otros, en latín: 'Omnia vincit amor' (El amor lo vence todo), 'Nosce te ipsum' (Conócete a ti mismo), 'Pedes in terra ad sidera visus' (Los pies en la tierra, la mirada en el cielo), 'Per astra ad aspera' (A las estrellas por el camino más difícil), 'Pulvis et umbra sumus' (Somos polvo y sombras), 'Ars longa, vita brevis' (El arte es largo, la vida breve) o 'Audaces fortuna iuvat' (La fortuna favorece a los valientes).

Incluso expresiones que suenan del acervo popular tienen su latinismo: 'Festina lente' (Apresúrate lentamente) o 'Ubi bene ibi patria' (Donde se está bien, está la patria). Otras, en cambio, serán un descubrimiento, sorprenderán a quienes no estén muy familiarizados con la cultura latina, como 'Timeo danaos et dona ferentes' (Temo a los griegos incluso cuando traen regalos) o 'Ubi sunt qui ante nos in hoc mundo fuere' (Dónde están o qué fue de quienes vivieron antes que nosotros). A esas 16 expresiones se suma otro azucarillo que recoge lo que son los 'latinajos' y algunos de ellos.

El objetivo de este proyecto era "aplicar un principio clásico: enseñar deleitando, aprender divirtiéndose', explica el jefe del departamento de Latín del IES Marqués de Santillana, Javier López Marcano, conocido por su faceta política como ex alcalde y ex consejero, ahora temporalmente aparcada. El azucarillo, valora, es "un canal amable, cotidiano", que encontramos en "momentos de entretenimiento, de diversión, que compartimos con allegados" y que pueden "transmitir cultura mejor que otros más rimbombantes".

Los alumnos han elegido entre miles de latinismos uno que por algún motivo les resultaba significativo y han realizado un trabajo de investigación y documentación sobre el mismo. El resultado una frase en latín, su autor si está identificado, su traducción al castellano y una explicación que lo contextualiza.

"Han hecho un trabajo de muchos quilates", asegura López Marcano, orgulloso de que sus alumnos de 4º hayan demostrado que "hay asignaturas, como el latín, que en el siglo XXI pueden parecer áridas, pero con un tratamiento adecuado son tan actuales como el resto".

La idea, como ha resaltado, no hubiera sido posible sin el apoyo del instituto y de un equipo directivo que "promueve planes y jalea y alienta proyectos por novedosos que sean". Tampoco sin la "optima disposición" de Cafés Dromedario, una empresa "ejemplar, muy nuestra, con muchísimo empuje" y con predisposición para "acoger iniciativa culturales con entusiasmo y generosidad nada común".

Carla es una de las alumnas que ha participado en esta colección de azucarillos y lo ha hecho con uno de los 'latinajos' más conocidos y usados: 'Aleja iacta est'. No dudó y fue la primera en elegir la expresión en la que iba a trabajar, porque "desde pequeña me lo decían en casa", aunque su documentación sobre esta frase que "dijo Julio Cesar en una de sus hazañas" resulta que "no tiene que ver" con el uso que le damos, aunque sí "captamos el significado", matiza esta joven estudiante de latín.

El resultado de esta colaboración, lo celebran en Cafés Dromedario. Fernando Franco asegura que la colección lleva varios meses en todos sus establecimientos y "está teniendo muchísimo éxito". La propuesta "ha llamado la atención" y han recibido peticiones de "coleccionistas de toda España" para hacerse con los azucarillos. El responsable de la empresa señala que, aunque sí habían lanzado otras colecciones con motivo de aniversarios de centros educativos, es la primera en la que los protagonistas son los alumnos y ya han contactado con ellos cuatro centros interesados en proyectos similares. Incluso no descartan una segunda entrega de latinismos. "Estamos abiertos", subrayan en Cafés Dromedario.

También celebra el resultado el director del IES Marqués de Santillana, José Nicasio Gutiérrez, para el que es un "orgullo" formar parte de las colecciones de azucarillos de una empresa como Dromedario. "El latín y el griego sieguen siendo lenguas vivas, no solo porque haya un grupo numeroso de alumnos que lo estudian, sino porque en este centro, de manera habitual los trabajos de latín tienen trascendencia incluso fuera del instituto", ha dicho, recordando otras iniciativas, como la "Torrelavega romanizada" que se presentó hace dos años.

Gutiérrez ha mostrado su satisfacción porque la "normalidad" esté volviendo al instituto y después de que la pandemia no haya permitido actividades como la Semana Cultural o las Justas Literarias, además de dar clase, "volver a trasladar a los vecinos nuestro trabajo".

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar