Jue30052024

Last update11:11:32 PM

BannerSabeANorte2024

Economía

Nueva condena a Lupa por impedir la conciliación de la vida laboral y familiar de una trabajadora de Torrelavega.

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 
LupaJulianCeballos

El Juzgado de lo Social Número 6 de Santander ha estimado la demanda presentada por una cajera del supermercado Lupa en Torrelavega, que solicitó una reducción de jornada con horario de mañana para poder cuidar de su hijo recién nacido. La dirección de Semark AC Group, denegó la petición, alegando que la trabajadora del supermercado de la calle Julián Ceballos podía reducir su jornada pero tenía que elegir horario de mañana y tarde.

Ahora, el juzgado ha estimado la demanda de la trabajadora y ha reconocido su derecho a realizar el horario de 9.00 a 15.00 horas de lunes a viernes y de 9.00 a 13.00 horas los sábados

El Sindicato Unitario, al que está afiliada la cajera, ha recordado que no es la primera condena de este tipo que recibe Lupa, y ha avanzado que en las próximas semanas media docena de trabajadoras de centros de la cadena en Torrelavega, Santander y Bezana, tienen fijada fecha para la celebración de juicios "por el mismo motivo".

Cuando la dirección de Semark denegó la petición a la trabajadora "era conocedora de su situación personal, que la imposibilita dejar a su hijo en ninguna guardería, pues no hay guarderías hasta las 22.00 horas, así como la imposibilidad de ser atendido por el padre al trabajar también en jornada de tarde", han detallado desde el sindicato.

El juzgado, dicen, "hace especial hincapié en el hecho de que Supermercados Lupa en ningún momento ha acreditado que el horario pretendido por la trabajadora imposibilite la estructuración de horarios del centro en el que presta sus servicios", de ahí que haya estimado su demanda.

"Desde el Sindicato Unitario de Cantabria no se entiende como la dirección de Supermercados Lupa continua atentando de forma sistemática contra derechos fundamentales de sus trabajadoras y trabajadores, a pesar de estar recibiendo sentencias condenatorias una tras otra". Por eso, instan a la empresa a cumplir la ley en todas las materias, pero muy especialmente en materia de conciliación de la vida familiar y laboral, dado que esta afecta a menores.

Igualmente, de cara a los juicios por el mismo motivo fijados para las próximas semanas, el sindicato cree que la empresa debería aceptar voluntariamente los horarios solicitados por las trabajadoras para el cuidado de sus hijos menores, "para evitar seguir dañando la imagen de la cadena con nuevas sentencias condenatorias".