Mar20082019

Last update01:50:00 AM

Economía

La Asociación de Minoristas de Sniace no consigue entrar en el Consejo de Administración ni el cese de Gómez de Liaño

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
SniaceJuntaAccionistas20190

La Asociación de Minoristas de Sniace no ha conseguido su objetivo de entrar en el Consejo de Administración de la compañía. La Junta General de Accionistas de Sniace ha rechazado este martes, con un 79,6% la pretensión de su presidente, Carlos Dueñas, de ser nombrado consejero en representación de esta asociación, creada hace apenas tres meses.

 

Tampoco han conseguido los minoristas de Sniace su segundo objetivo, el cese del consejero Miguel Gómez de Liaño, por su condena hace nueve años por un delito medioambiental, que le supuso un año de inhabilitación, ya cumplido. La Junta de Accionistas rechazó la petición con casi un 80% de los votos, entre los que estaban los de los accionistas mayoritarios, pero también los de representantes del comité de empresa, presentes en la sesión celebrada hoy en Madrid, en la que el punto más destacado ha sido la aprobación de la ampliación de capital por 36,2 millones de euros.

Tras la votación el presidente de los minoristas ha expresado su contrariedad por la votación de la Junta General, preguntándose cómo la compañía puede apostar públicamente por el medio ambiente y al mismo tiempo mantener en el Consejo de Administración a una persona condenada por delito medioambiental.

La presidenta de Sniace, Gema Díaz Real, ha respondido a Dueñas que "en el Estado de Derecho en que vivimos cuando se cumple una condena, está cumplida", como es el caso de Gómez de Liaño. Además, ha afirmado que "la labor que está realizando el señor Gómez de Liaño es positiva para la compañía".

En el mismo sentido, desde la Junta se ha abundado que no "no hay ninguna incompatibilidad establecida por la ley para que se produzca el cese por la causa que usted está alegando" y "consta además la labor inmensa y positiva que ha hecho y está haciendo el señor Gómez de Liaño como abogado, defendiendo los intereses de Sniace".

Los minoristas también han votado en contra del informe de gestión del Consejo de Administración de Sniace, aprobado por un 86% del accionariado presente en la Junta. También en este punto Carlos Dueñas ha tomado la palabra para matizar que su voto era en contra de la gestión del anterior presidente, Blas Mezquita, pero que confiaban en la actual presidenta y en los accionistas mayoritarios, como García Vallina o Félix Revuelta.

Entre las curiosidades de la Junta General ha estado la reaparición del que fuera representante de USO en el comité de empresa de Sniace, Justino Sánchez, que dijo tomar la palabra en representación de una "trabajadora despedida" con "240 acciones" en la empresa.

Sánchez se significó durante el conflicto laboral por dar por cerrada la fábrica desde el día siguiente del despido de la plantilla y por sus críticas a los otros tres sindicatos por sus movilizaciones y gestiones para conseguir la reapertura y la contratación de los despedidos, que costaron tres años de lucha, pero finalmente tuvieron éxito. El sindicato USO no tuvo sin embargo la misma suerte en las reclamaciones en los tribunales que promovió entre sus afiliados.

El que fuera delegado de USO, quedó desvinculado de la empresa al rechazar la reincorporación que Sniace ofreció a todos los trabajadores que estaban en plantilla en el momento del cierre. Tras el controvertido papel en el conflicto laboral USO fue incapaz de formar una candidatura en las elecciones sindicales de Sniace, y actualmente no tiene ningún tipo de representación en la empresa.

En su intervención Sánchez calificó de "calamitosa" la gestión del ex presidente Blas Mezquita, al que culpó de llevar a la comarca del Besaya a una situación "muy delicada", preguntando si se ha hecho una auditoría de las cuentas y de su labor, así como "el salario e indemnización" tras su salida de Sniace.

Preguntas a las que Díaz Real respondió que hay hecha una auditoría de cuentas que no presenta "ninguna desviación", y se está realizando una de gestión, donde tampoco se aprecia desviación, aunque reconoce que se están tomando "iniciativas diferentes" a las de Mezquita, porque "para que haya cambio tiene que haber movimientos, y es lo que estamos haciendo". Respecto al salario e indemnización, recalcando que es por su relación laboral con la empresa no como presidente de la compañía, son "muy muy inferiores a las que tendría derecho" Mezquita por contrato.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar