Dom05042020

Last update11:48:10 AM

Torrelavega

Desmantelada una red internacional de trata de mujeres para prostitución que se dirigía desde Torrelavega

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 
PoliciaTrataNigerianasTorrelavega

La policía ha desmantelado una red internacional de trata de seres humanos con fines de explotación sexual que se dirigía desde Torrelavega. La operación policial desarrollada en España y Reino Unido ha permitido desmantelar el entramado criminal que lideraba una pareja asentada en Torrelavega, deteniendo a 12 personas y liberando a cuatro mujeres que estaban siendo prostituidas.

 

La organización estaba integrada por ciudadanos nigerianos que captaba a compatriotas con pocos recursos económicos, a las que sometía y obligaba a prostituirse mediante rituales de vudú-yuyú. La organización obligaba a sus víctimas a comerse un corazón crudo de pollo mientras bebían whisky y les arrancaban uñas, cabellos y vello púbico, un ritual con el que las mujeres se comprometían a pagar su deuda por el viaje a España, con la amenaza de sufrir graves daños ellas y sus familias en Nigeria si no obedecían o denunciaban a sus explotadores.

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con Europol, la National Crime Agency (NCA) y la NAPTIP de Nigeria, han detenido a 12 personas como presuntos integrantes de la red en Cantabria (7), Vizcaya (2), Alicante (2) y en Mánchester y han liberado a cuatro mujeres prostituidas en nuestro país. La red actuaba principalmente en Cantabria, pero tenía ramificaciones en diferentes puntos del país, destacando la jerarquización y el perfecto reparto de papeles de cada uno de los integrantes de la red que disponía de una fuerte estructura en España, Reino Unido, Italia, Libia, Níger y Nigeria.

La investigación iniciada hace casi un año ha permitido desmantelar un entramado criminal de ámbito internacional dedicado a la explotación sexual de mujeres captadas en Nigeria, valiéndose para ello de otros delitos conexos como la falsedad documental para facilitar su entrada y traslado por el continente europeo. Los agentes llegaron a intervenir hasta 23 líneas telefónicas para demostrar la actividad ilícita.

La red criminal estaba liderada por una pareja asentada en Torrelavega, que eran el nexo con el resto de integrantes y se encargaban de facilitar la dirección y el contacto de los lugares donde debían dirigirse las víctimas para ejercer la prostitución. También realizaban las llamadas telefónicas a Nigeria para amenazar a los familiares de las víctimas cuando éstas no respetaban los plazos fijados para la deuda, o para indicar a los brujos que debían repetir rituales de vudú a sus víctimas para lograr un mayor control. Además se encargaban de distribuir a las mujeres por todo el país amenazándolas mediante el uso de estos rituales.

La organización estaba asentada principalmente en Cantabria y Vizcaya e integrada por cuatro entramados supervisados cada uno de ellos por una madame con una o varias víctimas a su cargo. El escalón más bajo de la organización eran los controladores quienes se encargaban del control discreto y exhaustivo de las víctimas durante el ejercicio de la prostitución.

Aunque la organización se concentraba en Cantabria, las víctimas liberadas eran prostituidas en diferentes clubes y pisos de alterne situados en Elda (Alicante), Santander, Zaragoza, y San Isidro de Nijar (Almería).

Comentarios   

 
0 #1 Jalforcete 22-02-2018 06:22
¡ A los leones con esa gente !
Citar
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar