Vie03122021

Last update05:47:08 PM

BannerCarneCantabria21

Economía

Industria propone un plan de choque para las empresas electrointensivas de Cantabria

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
IndustriaMarcanoElectrointe

El consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio del Gobierno de Cantabria, Javier López Marcano, ha presentado hoy a las empresas electrointensivas de la región un plan de choque con propuestas de acción para el sector a corto, medio y largo plazo en ocho ámbitos: circularidad, eficiencia energética, nuevas tecnologías, mercado, normativa, fiscalidad, financiación y aspectos sociales.

 

López Marcano ha emplazado a las empresas a realizar aportaciones a esta propuesta con el fin de diseñar y poner en marcha una estrategia que de forma ordenada y consensuada, genere unas condiciones óptimas para el desarrollo sostenible de la industria electrointensiva de Cantabria en los próximos años.

Se trata de un documento abierto que debe recibir todas las aportaciones de las industrias electrointensivas, como principales protagonistas, y que servirá como punto de partida para desarrollar las líneas de actuación y coordinar las acciones con todas las entidades y administraciones implicadas para su materialización a nivel regional, nacional y europeo.

En la reunión han participado los directores generales de Industria, Daniel Alvear, e Innovación, Jorge Muyo; el director de Bondalti, Antonio Díaz Villar; el director de Reinosa Forgings&Castings, Michel Tellier, junto con el director industrial, Miguel Angel Díez Álvarez; el director de Ferroatlántica de Boo, Juan Luis Bernardo; el director general de Global Steel Wire, Javier Echávarri; Miguel Ángel Pérez de Cementos Alfa; y el director de Solvay, Jorge Oliveira, acompañado por el responsable de planta, Fernando Cohnen.

"Somos plenamente conscientes", ha recalcado López Marcano, de la importancia de las empresas electrointensivas de Cantabria por su impacto directo y por el efecto arrastre en la economía regional, así como de su complicada situación que se ha agravado especialmente por la coyuntura del mercado energético.

El consejero ha trasladado a los asistentes su "impotencia" por el "enorme agravio e injusticia" que supone el hecho de que en el seno de la Unión Europea haya distintas reglas de juego que perjudican la competitividad de las empresas españolas, "por la lentitud con que transcurre todo, por la ambigüedad de los PERTEs, y por el riesgo que corremos de que lo coyuntural se convierta en estructural".

Ha recordado que la Consejería de Industria del Gobierno de Cantabria ha asumido desde el primer momento la responsabilidad de liderar las actuaciones de apoyo a este sector, coordinando sus acciones con las comunidades autónomas limítrofes, orientando un posicionamiento nítido de apoyo, y creando colaboraciones sociales en Cantabria a través de la Alianza por la Industria, constituida el pasado 4 de junio con una declaración de apoyo a la industria energéticamente intensiva.

Al mismo tiempo, a través de la Dirección General de Industria "venimos acompañando las demandas que recibimos de forma individual por parte de cada una de las industrias", explica el consejero, ya sea para búsqueda de socios, concesión de ayudas propias, localización de ayudas nacionales o europeas, apoyo en gestiones ministeriales, etc.

La Consejería de Industria da un nuevo paso en su estrategia de apoyo decidido a este sector con una propuesta de plan de choque que permita abordar de forma eficaz los retos de una transición hacia una neutralidad climática a través de políticas de carácter coyuntural y estructural que reduzcan la incertidumbre y favorezcan que las inversiones se desarrollen en un marco de certeza.

Las empresas han valorado positivamente esta "hoja de ruta", que el presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, presentará este viernes a la Alianza por la Industria para recabar las aportaciones de todos sus integrantes, y han vuelto a pedir el apoyo del Gobierno de Cantabria para reclamar ante el Ministerio de Industria medidas urgentes para frenar los elevados costes energéticos e igualdad de condiciones respecto a otros países europeos.

El documento reclama, entre otras, actuaciones urgentes que permitan mitigar los efectos de la crisis Covid y de la crisis del mercado de la energía, como ayudas directas y reducción temporal de cargas fiscales, y otro tipo de medidas económicas y apoyo a la inversión para mejorar la competitividad de las empresas.