Vie20102017

Last update12:03:13 AM

La prohibición del baño por contaminación fecal de las aguas llega a Cuchía y numerosos bañistas sufren picores y rojeces

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 
MiengoCuchiaPlaya02

La prohibición del baño por contaminación microbiológica del agua ha llegado este sábado también a la playa de Marzán, en Cuchía, que se suma a los vecinos arenales La Concha, La Ribera y La Riberuca de Suances, donde la bandera roja se izaba este viernes al mediodía. En Cuchía la prohibición del baño se colocaba hoy a las 15.30 horas, después de que numerosos bañistas salieran del agua quejándose de rojeces y picores.

 

EQUO Cantabria ha denunciado la "tardanza" del Ayuntamiento de Miengo en tomar la medida, a pesar de que las playas de Cuchía están bañadas, al igual que las de Suances, por la Ría San Martín, con las mismas aguas con riesgo de contaminación debido a la rotura de los colectores de aguas fecales.

Mientras en Suances cundía la alarma y al mediodía se decidía restringir temporalmente el baño en tres de sus playas por recomendación de la Dirección General de Salud Pública, en Miengo se mantenía el silencio. No fue, denuncia Equo, hasta pasadas las 23.00 horas del viernes, cuando, a través del Facebook del Ayuntamiento se aseguraba que no había notificación de Protección Civil al respecto.

Este sábado a primera hora, la portavoz EQUO en Miengo, Sara Gómez, tras llamar al 112 para conocer el estado de la playa de Marzán, fue informada de que no había notificación sobre la prohibición de baño y que, siendo fin de semana, la comunicación debería ser a través del servicio de Socorrismo.

Ante esto, se personó en la playa, donde desde las 11.00 horas ondeaba la bandera verde, "en competencia con la roja del otro lado de la ría". Tras hablar con el encargado del servicio, se solicitó una copia de la certificación sobre la calidad del agua, que llegó cerca de las 13.00 horas, como se pudo comprobar en una segunda visita.

"Para esa hora ya había salido una niña del agua con rojeces y picores, aunque no se le dio más importancia, al ser un único caso", denuncia EQUO. Sus temores se confirmaban a las 15.30, cuando se izaba bandera roja "debido a que numerosos bañistas salían quejándose de picores y rojeces, y aparecían anémonas muertas flotando.

Desde la formación se manifiesta una triple queja. Por un lado, el desprecio hacia la Ría San Martín, "donde hay vertidos más o menos regulares, más o menos conocidos, y que la convierten en el desagüe de la cuenca del Besaya". Por otro, "habrá que cuestionarse y solucionar el problema de colectores de las aguas fecales y estos inconcebibles aliviaderos a la ría".

Además, consideran que, desde el organismo correspondiente," la información debería haberse hecho llegar, en el sentido que fuese, a ambos márgenes de la ría, con datos concretos que clarificasen la situación y no delegar en un par de socorristas dando explicaciones a los bañistas de Cuchía, desconcertados por lo que se oía al otro lado de la ría".

EQUO ha presentado solicitudes de información a Protección Civil y a la Dirección General de Salud Pública.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar