Mié13122017

Last update05:23:14 PM

125 aniversario de Pedagogía Amigoniana y Derechos de la Infancia

Valoración del Usuario:  / 1

FelixMartinez01Con motivo de la celebración el día 20 de noviembre de los derechos del niño, en esta tribuna voy a intentar reflexionar sobre la Pedagogía Amigoniana en su 125 aniversario y como los derechos de la Infancia, han sido y son principios esenciales en la misma Desde las primeras constituciones de la Congregación de 1889 hasta la Política de protección de la Infancia y la adolescencia editada en 2015.

Al reflexionar sobre la Pedagogía Amigoniana, me tengo que introducir en las raíces y recordar varios acontecimientos fundamentales en la misma.

La estancia de Luis Amigó en Santoña, su presencia pastoral en el penal del Dueso, creo marcan los inicios del futuro carisma. En el penal escucha la voz de los adolescentes en contacto con los adultos sintiendo la necesidad de atenderlos, preocupándose de sus derechos.

El adolescente y su nueva identidad

Valoración del Usuario:  / 2

SoamMariaBustamanteEn nuestra sociedad, la palabra adolescencia va asociada a conflictos. Muchos padres, cuando su hijo llega a esta etapa se encuentran con un niño que ya no lo es y no saben cómo actuar ante sus demostraciones de rebeldía, inconformismo, desobediencia, actitudes de salirse con la suya, engaños...

La adolescencia es un proceso más de aprendizaje y como educadores, nuestro papel no es evitar los riesgos que se puedan encontrar, sino facilitar las herramientas para afrontarlos.

En esta etapa de transición entre el "mundo infantil" y el "adulto joven" es necesario adaptar nuestra forma adulta de entender las cosas a la del adolescente. Si conocemos sus cambios le comprenderemos mejor, esto nos ayudará a modificar nuestra manera de educar y relacionarnos de forma más eficaz, mejorando la comunicación con él.

¡Salud! No te consumas

Valoración del Usuario:  / 4

FelixMartinez01

Con este título, ¡Salud, no te consumas! publicamos desde el SOAM un estudio sociológico con intención de prevenir e informar sobre los efectos del consumo del cannabis. En este artículo quiero acercarme a la reflexión de una sustancia que es la tercera más consumida en los jóvenes, después del alcohol y el tabaco, me refiero al cannabis y sus derivados, el hachís y la marihuana.

Normas y limites en la familia

Valoración del Usuario:  / 1

DaniAllendeSoam

Es la familia, sin lugar a dudas, el primer agente socializador del niño, y es aquí, donde el niño va a aprender a convivir, por eso el establecimiento de unas normas y límites en el ámbito familiar va a suponer uno de los factores de protección más significativos para reducir la probabilidad de aparición de conductas de riesgo, tanto en la infancia como en la adolescencia.

Son muchas las dudas que les surgen a los padres a la hora de poner "Normas", y que a continuación vamos a intentar abordar:

¿Por qué es difícil poner normas?

Muchas veces nos resulta difícil poner normas por los siguientes motivos:

Nos asusta defraudar a los chicos.
No sabemos o no queremos decir "No".
Nos preocupa ser considerados como autoritarios.
No queremos que sufran lo que nosotros sufrimos.
Compensamos la falta de tiempo con una actitud indulgente.
Tenemos miedo al conflicto y a sus malas caras.
Nos da pereza corregir, reflexionar, imponernos.

¿Para qué son necesarias las normas?

Para el aprendizaje de hábitos y conductas adecuadas a su edad.
Para sentirse que es guiado en su crecimiento personal (si tengo normas y límites es porque se preocupan por mí).
Para ayudar a desarrollar la tolerancia a la frustración de nuestros hijos.
Para lograr una convivencia más organizada promoviendo el respeto hacia los demás y a uno mismo.
La adquisición de unas normas, van a contribuir a que nuestros hijos se puedan desenvolver en la Sociedad con total normalidad.

¡Salud! Aprende a beber

Valoración del Usuario:  / 2

FelixMartinez01

El día 6 de marzo leí un artículo publicado en un periódico regional titulado "La mitad de los jóvenes de 17 años se dan atracones de bebidas alcohólicas". Dicho artículo ofrecía datos estadísticos de una encuesta estatal sobre el uso de drogas, realizada a estudiante entre 14 y 18 años. El artículo apuntaba datos significativos, como que 6 de cada 10 estudiantes se han emborrachado alguna vez. Una atracción para los jóvenes es el "binge drinking" que consiste en beber al menos cinco copas o vasos en dos horas.

El botellón cosecha un 57% de partidarios, etc. Con estos datos quiero incidir en el título de este artículo "¡Salud! Aprende a beber" y ofrecer un mensaje preventivo, siendo conscientes que el alcohol puede introducirnos en problemas serios sino sabemos beber. Saber beber es aprender a disfrutar de pequeñas cantidades; cuando la cantidad es excesiva nos introducimos en un círculo peligroso, vicioso y dependiente; este es el riesgo que corremos con la bebida compulsiva, como el "binge drinking".

Inteligencia Emocional

Valoración del Usuario:  / 1

SoamBlancaEneida

"La capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones". Daniel Goleman, Ed. Kairos (1996)

Echando un vistazo hacia atrás en la historia educativa, percibimos que a menudo nos han inculcado valores y patrones de actuación que nos incitan a controlar nuestras emociones, en lugar de manejarlas. Lo que parece una simple diferencia de vocabulario, engloba importantes matices que delimitan o potencian un mayor o reprimido bienestar personal.

Por suerte, esta visión está evolucionando debido a los evidentes beneficios que el desarrollo de la inteligencia emocional ofrece, como:

  • Favorecer un afrontamiento de las circunstancias de la vida con mayores probabilidades de éxito.
  • Favorecer los procesos de aprendizaje, las relaciones interpersonales y la solución de problemas.
  • Aprender a cuidarnos y mejorar nuestra vivencia personal-profesional.
  • Gestionar las emociones de forma constructiva y eficaz.
  • Generar entornos seguros y cálidos.
  • Aprender a curar heridas y reparar relaciones.

En definitiva, una mejor adaptación al contexto, ya que son fundamentales en la toma de decisiones.

Todo lo que sentimos podemos incluirlo dentro de una de las siete emociones guía o emociones primarias (alegría, enfado, sorpresa, miedo, asco, tristeza y vergüenza). No consideramos que ninguna de ellas sea positiva o negativa, no hay emociones buenas o malas, aunque no cabe duda que algunas son agradables y otras desagradables. Debajo de cada una hay una intención positiva, que consiste básicamente en informarnos de lo que ocurre en nuestro cuerpo; nos lanza "mensajes luminosos" acerca de lo que necesitamos, inusual anuncio propagandístico que habitualmente solemos ignorar.

Date cuenta que el mundo lo percibes desde ti, y eso significa que lo que ves, tiene más que ver contigo que con el objeto. La emoción moviliza y la razón nos guía. Lo que queremos transmitir es que no se trata de dejarse llevar por el primer impulso sin considerar las consecuencias. Resulta sencillo enfadarse; lo complicado es saber dónde, cómo, cuándo y con quién debo defender mis límites.

Como hemos mencionado anteriormente, las emociones primarias son la guía de acción para satisfacer nuestras necesidades. Son sentimientos adaptativos a la situación actual. Pero no sólo existen éstas emociones, sino que la complejidad de nuestro cerebro nos pone algunas trabas, consecuencia de nuestras experiencias anteriores. Éstas son las emociones secundarias, que suelen aparecer cuando sientes que no puedes hacerte cargo de tu sentimiento central porque colisiona con tu idea de ti mismo, son emociones defensivas. Es importante atenderlas y escucharlas para acceder a la emoción primaria, y poder dar respuesta a nuestra verdadera necesidad.

Por último, encontramos las emociones instrumentales, las cuales dejamos aparecer con el propósito de influir y obtener algo que se desea. Está emoción está bien gestionada cuando buscamos el bienestar mutuo, nunca únicamente el propio beneficio.

Solamente cuando una habilidad se domina muy bien es accesible de forma automática, de ahí la importancia de introducirlas desde la infancia. Evitemos que nuestros hijos tengan que resurgir de las cenizas como el Ave Fénix, y pongamos a su disposición las herramientas necesarias para que crezcan como adultos felices.

¿Se puede castigar?

Valoración del Usuario:  / 3

En anteriores artículos he reflexionado sobre normas, refuerzos, etc. En este artículo quiero introducirme en los castigos. Pero cuando hablamos de castigos nos cuestionamos, y hasta dudamos, si es bueno o no castigar, ya que cuando tenemos que castigar a quienes más queremos nos cuesta mucho, o hasta nos cuestionamos lo traumático que puede ser el castigo.

La palabra "castigo" tiene connotaciones negativas debido a los abusos cometidos, y quizás por eso lo relacionamos con la realización de conductas violentas, pegar, ... pero cuando se quebrantan reglas importantes o una conducta es transgresora y queremos cambiarla tenemos que acudir a los castigos. El castigo sobre el que vamos a reflexionar está orientado a quitar o negar algo que le gusta al sujeto; retirar privilegios como consecuencia de esas conductas negativas.

Educa a los niños y no será necesario castigar a los hombres

Valoración del Usuario:  / 4

FelixMartinez01Recientemente varios educadores de la Fundación Amigó hemos participado en el primer Congreso Internacional de Justicia Juvenil Restaurativa, celebrado en Ginebra (Suiza). Participamos alrededor de 950 personas de 94 países. Esta iniciativa internacional fue organizada por Terre des Homes en colaboración con el Gobierno Suizo.

Una idea generalizada en el congreso ha sido la necesidad de implantar un enfoque restaurativo en el sistema de justicia juvenil en cada país, si bien se pudo observar como existen países con fundamentos más avanzados que otros en este ámbito. Los ponentes han insistido en que las medidas privativas de libertad para niños/as, adolescentes en conflicto con la ley, deben de ser siempre el último recurso , priorizando las medidas en medio abierto, o alternativas a la reparación del daño, como Libertades Vigiladas, prestación en Beneficio a la Comunidad, mediación, conciliación entre infractor, victima, familia, comunidad etc. Varios ponentes juristas incidieron en la necesidad de hacer partícipes a la familia y comunidad en el proceso del niño y valorar la segunda oportunidad y a la vez se destacó la importancia de favorecer la responsabilidad del menor sobre sus actos desde las medidas educativas.

Un punto fuerte en el congreso ha sido la formación de los distintos profesionales involucrados en el proceso de la justicia juvenil con los menores, enfocando el tema con policías, jueces, fiscales, equipos técnicos, educadores etc.

Analizando el Congreso vivido en Ginebra con la tarea que realizamos desde el SOAM de la Fundación Amigó en Torrelavega y comarca con la ejecución de medidas en medio abierto, pienso que los principios que nos mueven desde la Pedagogía Amigoniana en su 125 aniversario, se corresponde con la idea de Justicia restaurativa juvenil. " La Pedagogía Amigoniana trabaja mediante un enfoque integral, entendiendo al niño/a adolescente, como una persona en desarrollo y por tanto en continuo cambio, que necesita una atención individualizada, flexible y adaptada a sus necesidades". De igual manera es necesario trabajar con el menor la responsabilidad en su proceso de desarrollo.

En la mayoría de los ponentes se ha repetido la idea de que los niños no pueden ser tratados como adultos en los temas jurídicos, se encuentran en fase de desarrollo y por tanto su responsabilidad se ve limitada, incidiendo de una manera constante en la educación y la prevención. Cuando hablamos de justicia juvenil en menores es importante no solo analizar el delito, sino tener en cuenta a la persona. La justicia restaurativa se establece como principio para proteger al niño.

Un tema tratado y debatido en el Congreso ha sido la edad penal oscilando según países desde los 10 años hasta los 18. Concretándose como los menores de 14 años privados de libertad tienen secuelas en su salud mental.

Es necesario fomentar la prevención, realizándose en la familia, escuela, comunidad, haciendo hincapié en los grupos más vulnerables, atendiendo el fracaso escolar, ofreciendo más medios formativos ocupacionales etc.

Termino con una frase de Pitágoras que da título a este artículo, "Educa a los niños y no será necesario castigar a los hombres".

Educación y valores

Valoración del Usuario:  / 2

Cuando reflexionamos sobre educación, nos damos cuenta de la dificultad de afrontar esta tarea imprescindible en la sociedad. Recientemente he leído un estudio publicado por la Fundación Santa María donde un 67% de los jóvenes dicen tener interés en ser educados en valores, y el 32% manifiesta un interés medio. Recuerdo una impactante reflexión de Steven Miles que dice, "Si los jóvenes son valorados como algo en la sociedad actual, ese valor reside en el papel como consumidores". Con esta expresión me viene a la cabeza las campañas publicitarias, el marketing, donde nos venden productos para consumir y los programas de televisión o revistas donde nos publicitan las infidelidades etc., y me pregunto ¿qué sociedad estamos creando?, los jóvenes nos están pidiendo educación en valores, ¿cuánta publicidad hacemos de los valores?.

Educar: el gran viaje

Valoración del Usuario:  / 6

CasaDeLosMuchachosIvanGomez

La educación de los hijos es un viaje en el que nadie nace sabiendo cómo ser un buen padre o una buena madre. Qué complicado parece todo cuando, además, existe una importante implicación emocional. Por eso, como en cualquier viaje, yo siempre llevo 'Mi MaLeTuCa', con algunas pautas que pueden ayudarnos a enfrentarnos a diferentes situaciones con nuestros hijos:

MI: Siempre que me enfrento a un conflicto, tengo que preguntar sobre 'MI': ¿cómo me siento?, ¿cuál es mi estado de ánimo? Pararme a pensar si estoy triste, orgulloso o enfadado, me puede ayudar a plantear el diálogo de una manera diferente y saber si el momento es el adecuado para hacerlo.

Los rostros más frágiles de la crisis

Valoración del Usuario:  / 2


En este artículo quiero reflexionar sobre la situación de los menores ante la crisis que estamos viviendo y como les afecta. Cuando hablamos de la infancia decimos que nos preocupa, les queremos proteger etc. Tenemos un marco normativo amplio que nos lo recuerda:

-La convención de los derechos del niño de Naciones Unidas, ratificada por el estado Español en 1990, donde los estados tienen la obligación de garantizar los derechos del niño.

-La carta Europea de los derechos del niño, donde obliga a los estados miembros a garantizar la educación, necesidades básicas.

-La constitución española recoge que los poderes públicos tienen la responsabilidad de la protección integral de los niños/as

-El Código Civil, nos dice la necesidad de atenderles cuando queden privados de las necesidades asistenciales.

-Las legislaciones autonómicas, ley de infancia, planes y reglamentos ofrecen niveles altos de bienestar.

Esto decimos los adultos de los niños, pero los niños no votan, no hacen manifestaciones y en ocasiones son los últimos en tener en cuenta cuando deben ser los primeros en proteger.

Amor y límites

Valoración del Usuario:  / 2

AlejadroGonzalezSoam

Como padres intentamos hacer siempre lo que consideramos mejor para nuestros hijos. Sin embargo, a veces nos equivocamos. Lo que sirve para uno no es lo que le conviene al otro, la época y las necesidades cambian...

Desde nuestra experiencia, vemos que el amor incondicional y los límites son los pilares básicos sobre los que cimentar la educación de nuestros hijos y para ello, en un momento en el que se lleva el delegar, el que lo hagan otros por nosotros, la familia juega un papel primordial.

Un buen ambiente familiar no es fruto de la casualidad o de la suerte. Es consecuencia de las aportaciones de todos sus miembros y especialmente de los padres.

Las victimas silenciosas de la violencia de género

Valoración del Usuario:  / 2


El 25 de noviembre celebramos el día internacional de lucha contra la violencia de género y aprovecho la cercanía de dicha fecha para reflexionar con este escrito sobre un tema angustiante en nuestra sociedad y, de una manera especial, en los menores que sufren esta realidad en sus familias.

Nuestra sociedad se siente preocupada e interesada por el problema de la violencia de género; se editan libros y se hace investigaciones sobre el tema. Sin embargo son más escasos los estudios y los datos sistemáticos que nos permiten conocer el impacto que este tipo de violencia tiene sobre los niños/as, adolescentes, ... que viven en el contexto de esta realidad.

Conductas aumentadas

Valoración del Usuario:  / 1

AdolfoDiazSoamDentro de nuestra labor de educadores se nos plantean continuamente muchas dudas: "Lo estaré haciendo bien, seré demasiado duro o rígido, o por el contrario muy permisivo, ...". Educar conlleva precisamente replantearse a menudo nuestra forma de actuar, para, entre otras cosas, ir aprendiendo de nuestros errores.

Para educar a nuestros hijos (esa tarea tan complicada para la que nadie nos ha preparado) debemos tener claros una serie de conceptos que nos ayudarán a que esta tarea sea más eficaz y gratificante.

Por una parte debemos marcar límites claros. No vale decir "pórtate bien", "se bueno", ...ya que el portarse bien y ser bueno no es nada objetivo; por lo tanto es recomendable reformularlo marcando normas concretas: "dame la mano para cruzar la calle", "recoge tu cuarto", "habla bajito", ...de esta manera le queda claro lo que esperamos de él o ella.

Convivencia en familia y normas

Valoración del Usuario:  / 3


En esta tribuna quiero acercarme a un tema que es esencial en el ámbito educativo, y más concretamente en la familia: "las normas".

Cuando hablamos de educación en familia, solemos remarcar la importancia de las normas por ser una herramienta preventiva, que ayuda a evitar comportamientos desajustados y en la que nos apoyamos para transmitir principios educativos y valores.
Todo grupo social necesita normas para funcionar, y en la familia los padres deben ejercer la figura de autoridad desde el razonamiento y el sentido común.

¡Salud! Diseña tu vida

Valoración del Usuario:  / 1

FelixMartinez01En anteriores artículos he reflexionado sobre temas relacionados con el alcohol y cannabis, en este artículo me acerco a las drogas de síntesis o diseño, con el título utilizado en el estudio sociológico publicado desde el SOAM hace varios años.

Cuando hablamos de drogas en la sociedad, nos damos cuenta como los consumos van variando en cuanto a las sustancias, y observamos como ceden espacios a otras drogas o se da el poli-consumo. Recuerdo cuando el consumo de la heroína se vivió como moda hace años, y como a través de la historia ha cedido espacios a otras drogas. Las drogas de síntesis aparecen en un momento en que se produce una crisis en el consumo de la heroína y la sociedad se da cuenta de lo peligroso de esta droga.

En España el consumo de drogas de síntesis toma fuerza a principios de los años 90, especialmente en zonas turísticas. Son consumidas por jóvenes que vivían la fiesta de forma intensa, bailando sin parar al son de la música, proporcionando un estilo de ocio basado únicamente en la cultura de la fiesta y el baile, y en la que el éxtasis tenía mucha presencia dado sus propiedades altamente estimulantes.

¿Por qué mi hijo es violento? (2ª Parte)

Valoración del Usuario:  / 3


Al finalizar de escribir el anterior artículo, me quedé con ganas de seguir reflexionando sobre el tema de la violencia en los niños, adolescentes y jóvenes. En escritos anteriores he tratado aspectos sobre el modelado, los refuerzos positivos y negativos, creo que para completar el tema iniciado en el anterior artículo es necesario que reflexionemos sobre la responsabilidad que todos tenemos de favorecer una educación positiva, y de una manera especial nos afecta a padres, profesores y educadores. Una palabra que quizás suene un tanto anticuada, pero a mí me gusta utilizar es la disciplina educativa, en el contacto con las familias de nuestros chicos, nos encontramos con padres que utilizan una combinación de disciplina relajada y poco exigente con actitudes hostiles, siendo un caldo de cultivo para los comportamientos violentos en los hijos. Los padres poco exigentes son aquellos que hacen lo que los hijos quieren, les dan excesiva libertad, sin valorar su responsabilidad.

Acercamiento a la ley del menor

Valoración del Usuario:  / 1

FelixMartinez01En esta tribuna me acerco a una de las actividades que realizamos desde el S.O.A.M., la atención a menores con medidas judiciales en medio abierto. Por medio de las actividades propias de la regularización de la ley del menor, quiero hacer una reflexión sobre la ley en cuestión.

Comienzo recordando que la ley 5/2000 regula la responsabilidad Penal del Menor entre 14 y 18 años, y a su vez diferencia dos etapas a la hora de cometer una falta o delito: la primera etapa abarca las edades de 14 y 15 años y la segunda las edades de 16 y 17 años.

Cuando hacemos referencia a la ley 5/2000 descubrimos que, además de tener un carácter sancionador, incide de una manera especial en el aspecto educativo propio de la ley. Por esto dichas medidas tienen un carácter educativo, aportando aspectos positivos en el desarrollo del ser humano, y en este caso en personas en proceso de formación como son los menores.

Todas estas medidas se imponen teniéndose en cuenta las circunstancias personales de los menores, las familias, el contexto social donde conviva el menor, ... Por ello la ley regula la figura del Equipo Técnico, dependiente de Fiscalía, que estaría formado por un Psicólogo, un Trabajador Social y un Educador. Estos profesionales comienzan su tarea tras la apertura del expediente.

¿Por qué mi hijo es violento?

Valoración del Usuario:  / 2


En la anterior tribuna reflexionaba sobre el refuerzo negativo, y ponía el ejemplo del niño en el parque. En esta tribuna quiero reflexionar sobre la adquisición y mantenimiento de la violencia en los niños, adolescentes o jóvenes, un tema que me preocupa, por los casos que se están dando en nuestra sociedad.

Existen distintos factores en la adquisición de la violencia, pero quiero centrarme en el modelado como aprendizaje, que los mismos padres, otros adultos, compañeros o amigos ofrecen. Cuando castigamos mediante violencia verbal o física, se transmite un modelo de conducta agresiva. El niño aprende que los padres o profesores por medio de esta conducta consigue su propósito, y él imitar esta forma de actuar porque da resultado. Lo mismo sucede con los compañeros violentos, son modelos que ayudan a que el niño observador las aprenda. Tenemos que ser conscientes que hoy los niños están expuestos a otros modelos de conductas agresivas como pueden ser internet, los juegos, la televisión etc...

125 años de vida y misión

Valoración del Usuario:  / 2

FelixMartinez01Durante el año 2014, celebramos los 125 años de la fundación de los Amigonianos, si bien es una Congregación que nace en Valencia, en 1889, os invito a remontarnos unos años antes, cuando Luis Amigó pertenecía a la comunidad Capuchina de Montehano en Santoña. Recién ordenado Sacerdote, muestra especial interés por los jóvenes y marginados. Con especial entusiasmos se dedica a visitar y asistir a los encarcelados del penal de Santoña, siendo impactante para él la convivencia entre los adultos y los jóvenes casi niños. Esta experiencia vivida en Santoña rondaba en la cabeza de Luis Amigó, siendo causa decisiva en la fundación de la Congregación. La estancia de Luis Amigó en Cantabria resultó prioritaria en su misión de fundador, aportando a la Sociedad un carisma, un don para atender a los menores necesitados.

Siguiendo en la vinculación de Torrelavega con la Congregación tengo que hacer referencia a Pedro Ceballos Pérez (1880-1961), joven de buena familia, inquieto y un tanto rebelde según refleja el escrito de Jaime de Socueva en El Adalid (17-VIII-1912), fue enviado por sus padres a estudiar a Madrid a la escuela de Santa Rita, un centro de modificación conductual, regido por los amigonianos. En el contacto con ellos se hizo religioso y como era costumbre en la época cambio su nombre por el de Antonio de Torrelavega. En su vida se destacó por su cercanía y afecto a los niños con problemas. Un dato que refleja su dimensión solidaria es la aportación de su patrimonio para la construcción de un centro en Pamplona.

En 1982, llamados por la Parroquia de la Asunción, (lugar donde fue bautizado Pedro Ceballos Pérez), llegamos a Torrelavega para hacernos cargo de la Casa de los Muchachos. Durante estos 32 años se han atendido y atienden distintas acciones y actividades, destacando en la actualidad los dos proyectos de la Casa de los Muchachos, Unidad Familiar o residencial y el centro de día. En el SOAM (Servicio de Orientación y Ayuda al Menor)los centros juveniles en el Zapatón, barrio Covadonga y la Inmobiliaria, el programa de medidas judiciales en medio abierto, el proyecto de intervención con familias en domicilio, el foro de infancia y familia etc. Programas que siempre han tenido un denominador común "la prevención de conductas inadaptadas en menores", teniendo como lema el ya conocido "cada joven que se educa es una generación que se salva".

Otra actividad realizada durante estos años ha sido la atención pastoral a la cárcel Provincial de Santander y al Penal del Dueso. Estamos atendiendo la dimensión pastoral del centro socioeducativo de menores.

Durante estos años hemos realizado y realizamos un trabajo pastoral en distintas parroquias, como son la Asunción de Torrelavega, Viveda, Queveda y Barreda.

Como el espacio que tengo para escribir es limitado, termino este artículo agradeciendo a todos los que han hecho posible esta historia de vida y misión, educadores, voluntarios, religiosos, cooperadores, niños, jóvenes y todos los amigos que por determinadas circunstancias se han sentido cercanos a nosotros.

Refuerzo inadecuado

Valoración del Usuario:  / 2


En la anterior tribuna reflexionaba sobre el refuerzo positivo. Pero ¿cuántas conductas inadecuadas reforzamos en los niños?. En esta tribuna quiero acercarme a estos refuerzos en muchas ocasiones inconscientes.

Hace varios días, cuando me encontraba pateando las calles de Torrelavega, me crucé con un niño montado en una bicicleta de cuatro ruedas, que estaba cuidado por un adulto, pensé era su abuelo. Cuál fue mi sorpresa al observar que el niño le pega una patada a su abuelo y en su rostro aparece una sonrisa como gesto de haber hecho una gracia. El abuelo, lejos de reprenderle, se ríe como signo de aprobación, reforzando en el niño una conducta inadecuada.