Dom20082017

Last update10:40:45 PM

Pont Neuf

Valoración del Usuario:  / 2

Frederic-Larsan
"Que cosa tan extraña, maestro. I Have never seen anything like this before (nunca he visto nada como esto antes), señorito"

Acabábamos de entrar en Pont Neuf, que curiosamente es el puente más antiguo de Paris a pesar del nombre. Fue el primero en construirse en piedra y además el más largo, y conocido en la actualidad por una película de finales de siglo pasado que contaba la historia de amor entre dos vagabundos.

Ahí estábamos los dos, observando la escultura ecuestre (es también el único puente de Paris que tiene una), deleitándonos al fondo con la bruma que flotaba encima del Sena, en una de las ciudades más maravillosas que existen en el planeta, sino la más.

Era la primera vez que Agador cruzaba el charco para visitar Europa, y qué mejor manera que hacerlo visitando la ciudad de las luces, uno de los iconos de la historia de la humanidad. Resulta que me habían invitado a dar una serie de conferencias relacionadas con dos de las marchas militares de las tropas de napoleón, en el arco del triunfo y la puerta de Brandenburgo, y sus similitudes con las del Tercer Reich, y decidí que era el momento definitivo para que Aga conociera por primera vez la vieja Europa. La autentica cuna de la civilización, aquella que sacó al continente americano las plumas de las cabezas, o les instruyó en las más básicas normas de convivencia, cultura, religión.

Habemus papam

Valoración del Usuario:  / 1

Frederic-Larsan
"Maestro, lo de la humo blanco me parece como muy primitivo", me dice Agador mientras vemos en la CNN las imágenes que muestran la fumata blanca ascendiendo al cielo romano.

"Agador, se trata de una tradición como tantas otras, lo importante es la señal; el nuevo representante de Dios en la tierra ha sido elegido".

"¿Pero qué fuman para que salga humo blanco? He fumado de todo y no recuerdo nada que eche humo blanco".
Aquí está de nuevo, mi animalito preferido; unos ojos puros e inocentes rodeados de una inmensidad perfecta. La piel tersa joven y el vello rubio poco poblado. Es tan poco consciente de su belleza y su potencial, como fresco y espontáneo en sus respuestas.

Bailar los pajaritos en Benidorm

Valoración del Usuario:  / 1

Frederic-Larsan

Agador no entiende nada de Internet. Jamás ha tenido una cuenta de correo y dudo mucho que sepa para qué y cómo funciona. Es por ese motivo que no me inmuto cuando entra feliz en mi estudio esta tarde agitando un sobre blanco por encima de su brillante cabeza, diciendo que acaba de recibir una carta de su madre.

Le digo que se siente en el butacón de orejas enfrente de la chimenea mientras observo cómo su semblante pasaba de la alegría a la preocupación. Dejo el New York Times sobre la mesita, al lado de mi foto con Sinatra hace 20 años, y cruzo las piernas mientras espero a que me cuente lo que le preocupa.

Los premios Goya

Valoración del Usuario:  / 0

Frederic-Larsan
Son las tres de la tarde (pi em) en la gran manzana. Hace un día gris y desapacible y Agador y yo nos encontramos imbuidos en la inutilidad de una tarde de domingo como otra cualquiera. Estamos viendo la gala de los premios Goya vía satélite sorprendidos un poco de que todos los galardones se los den a una película muda. Hasta a mi fiel y turgente secretario le chirría un poco que la triunfadora de la noche (tarde para nosotros), sea una película "original(?)", muda, en blanco y negro, y curiosamente como "The Artist", triunfadora el año pasado en los "Oscar".

"¿Qué les pasa a los españoles, maestro. Se han quedado sin ideas?".

Le miro complaciente; a veces su cabeza hueca tiene ecos de súbita inteligencia.

50 Sombras de Gray

Valoración del Usuario:  / 4

Frederic-Larsan

Agador, mi asistente personal, cuya esbeltez y belleza es inversamente proporcional a su número de neuronas, me dijo el otro día que estaba leyendo "50 sombras de Gray". Me comentó, con su habitual parquedad propia de mentes inferiores, lo "fascinante que era", a lo que añadió que "toda la gente hablaba del libro" porque "estaba de moda".

Tu eres la voz

Valoración del Usuario:  / 1

Frederic-Larsan

Pues aquí estamos los dos, sentados en la sala de la televisión viendo "La Voz" vía satélite. Son las cinco y pico pi em, como dirían aquí. Una tarde de diciembre aquí en Manhattan que transcurre mientras gruesos copos de nieve impiden ver el Empire State a través del ventanal; yo sorbiendo a traguitos un té negro y Ágador tocándose la ceja, como cuando suele hacer en los escasos momentos en los que algo le ensimisma, si eso es posible.


Me comenta que le gusta Bisbal. Dice de él que es "muy profesional, que se le ve que ama la música porque hace gestos con los labios y con las manos cuando la actuación le gusta, y que, además, cuando tiene que dilucidar (esa palabra no la emplea, pero es la que creo quiere decir aunque no la conoce) entre alguno de los artistas, que siempre suele ser ecuánime (esa tampoco la dice) y escoge al mejor con la mayor de las justicias".

Desmayos en "Lo imposible"

Valoración del Usuario:  / 6

SEXO y más SEXO. Ahora que tengo toda su atención (es la única manera de recalar la atención de las mentes más débiles hoy en día), quiero contarles lo que a su vez me contó una pareja amiga durante la proyección de "Lo imposible" este último fin de semana. Prestigioso médico él, adorable y abnegada enfermera ella, observaban cómo la rubia protagonista, Naomí Watts (nada mal para quien ha tenido tres hijos, comentaba mi amigo médico), acababa de vomitar "petróleo enredado en un cordel como de algas" (o una porquería similar) que salía por la boquita de piñón de la rubia protagonista, y un italiano recorría las camas del hospital llamando a "Franchesca" desesperadamente. Justo en ese momento comenzó a oírse otros gritos desesperados: "la luuuuz" "la luuuuz", e inmediatamente, "un médicooooo", "un médicooooo".