Sáb23092017

Last update01:07:38 AM

PP y PRC consideran “escandaloso” que el alcalde de Suances permitiese el baño “en lo que ahora sabemos que era un cloaca”

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
SuancesPPPRCLaConcha

La oposición considera "escandaloso" que el alcalde de Suances, el socialista Andrés Ruiz Moya, sabiendo que el agua de las playas "no es apta para el baño en pleno verano" lo haya ocultado en varias ocasiones a la población "permitiendo que nuestros vecinos, nuestros hijos, los turistas y nosotros mismos, nos bañemos en lo que ahora sabemos que era una cloaca.

 

El pasado 11 de agosto el Ayuntamiento ordenaba el cierre durante dos días al baño de las playas de La Concha, La Ribera y La Riberuca, tras detectarse presencia de bacterias fecales en las aguas. Posteriormente, se supo que el Ministerio de Sanidad había detectado que el agua no era apta para el baño desde el día 7.

Ahora, PP y PRC denuncian que el año pasado, del 1 al 9 de agosto, Salud Pública comunicó al alcalde la presencia de contaminación fecal en las aguas, pero Ruiz Moya lo ocultó y decidió no tomar medidas.

Los dos grupos de la oposición en Suances han comparecido este viernes juntos para denunciar "el grave problema" que tiene este municipio con la calidad de sus aguas, para exigir una solución y para denunciar la "mala gestión" del alcalde. Los portavoces del PP, Paulino Martín, y del PRC, Zaira Bascones, tras la reunión celebrada el pasado día 28, a la que asistieron responsables de Medio Ambiente, MARE y Salud Pública, así como colectivos de Suances, acusan al alcalde de no cumplir sus responsabilidades y no reclamar al Gobierno de Cantabria soluciones.

En esa reunión se reconoció que en época de fuertes lluvias, la Estación Depuradora de Vuelta Ostrera no tiene capacidad para depurar todo el agua que recibe y la vierte sin tratar a la ría. Por eso, la oposición se pregunta qué ocurre durante el invierno, cuando, recuerdan, numerosos amantes del surf y otros deportes se meten al agua en Suances.

Las soluciones propuestas por el Gobierno, han explicado Martín y Bascones, pasan por la construcción de un emisario submarino, que vierta las aguas de la EDAR a tres kilómetros de la costa, pero su ejecución, vinculada a la nueva Estación Depuradora, tardará "mínimo siete años". Como soluciones intermedias, la separación de las aguas pluviales y fecales, que consideran una "utopía", o acabar con los vertidos a las simas, mediante nuevos colectores, dentro del Plan Regional de Abastecimiento, que igualmente consideran que se demoraría demasiado en el tiempo.

Del mismo modo, denuncian el incumplimiento del acuerdo de la comisión de Seguimiento del Control de las aguas que se creó en octubre de realizar análisis periódicos de su estado, para lo que se dotó una partida presupuestaria. Durante esos diez meses solo se ha hecho un análisis, el 24 de marzo, y los realizados el 11 de agosto "obligado por las circunstancias". Y todo ello, "sin dar explicaciones" a la Corporación.

En cuanto a la reivindicación ante el Gobierno de Cantabria y sus "compañeros de partido" –Medio Ambiente, Salud Pública y MARE están gestionadas por miembros del PSOE- "ha sido nula".

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar