Mar23012018

Last update10:49:41 PM

Torrelavega

Algunos vecinos de Tanos se organizan para evitar que los macrobotellones vuelvan a “invadir” sus propiedades

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 
TanosBotellon

El hartazgo ha llevado a algunos vecinos de Tanos a anunciar que el próximo fin de semana, cuando se espera otra jornada de fiesta y macrobotellones en el pueblo, se organizarán para evitar que los jóvenes que beben en las calles "invadan" sus propiedades. Por su parte, el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, asegura que habrá "presencia policial para garantizar la tranquilidad de los vecinos", aunque insiste en que el botellón es un problema de "educación en las familias" y de "sensibilización" entre la juventud.

 Algunos propietarios de viviendas situadas en 'primera línea' del botellón en Tanos, han "cogido miedo" y, mientras algunos optan por denunciar el problema en las redes y a las autoridades municipales, otros están dispuestos a tomar medidas para que no se repitan los incidentes de los últimos fines de semana, recogidos por HoyTorrelavega, y que sufrieron también en abril, durante la Fiesta de la Primavera.

José Luis Gómez, uno de esos vecinos, ha avanzado que el próximo sábado algunos residentes de la zona harán "guardia desde las 21.00 horas" para evitar situaciones como las del pasado fin de semana, cuando lo que califica como "hordas de Atila" ocuparon la Mies de Mejí o barrio El Castañal. "No vamos a consentir que entre nadie, si viene alguien a echarnos una mano será bienvenido, si no habrá un desgracia, seguro", advierte.

Según explica, el sábado sufrieron peleas -jóvenes "con la cara sangrando" y otros "con barras de hierro en la mano"-; insultos a los vecinos; sustracciones en los jardines; y "hasta algunos corriendo con una bombona de butano, con el peligro que conlleva"; además de suciedad y cristales cubriendo el parque.

Gómez asegura que están "hartos de avisar a la Policía Local" y a las autoridades municipales. En cuanto a la Policía Nacional, "agradecen" su respuesta, aunque el resultado el sábado fue que su coche "no se veía de los jóvenes que se subieron encima" cuando acudieron el sábado.

Por su parte, el delegado del Gobierno, preguntado al respecto, ha dicho que el botellón es "un fenómeno difícil de atajar" y que no conoce ninguna medida "que haya tenido éxito". Por eso, se adoptan medidas para "paliar en la medida de las posibilidades" sus efectos, aunque considera que "la labor policial es el último eslabón de la cadena". Reclama que hay que actuar "desde lo educativo en las familias, y en la sensibilización de las personas que participan en los botellones", y hacerlo "de manera más eficaz", porque "parece que no está teniendo mucho éxito".

En cualquier caso, Samuel Ruiz cree en botellones "masivos", como el de hace unos días en Tanos, la seguridad de "los participantes y los no participantes" está "garantizada" por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Y frente al anuncio de algunos vecinos de Tanos de organizarse frente al botellón, apunta que habrá "presencia policial" para "tranquilidad" de los vecinos, pero matizando que, algunas veces, la intervención "puede ser peor".

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar