Mar14072020

Last update07:45:00 PM

Torrelavega

El mercado en La Llama, “prueba logística” para explorar otros posibles mercados en el centro

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
MercadoJuevesLlama04

El mercado de los jueves de Torrelavega ha vuelto hoy a celebrarse después del parón provocado por la COVID-19, pero lo ha hecho en circunstancias muy diferentes a las que había antes de la pandemia: apenas un 15% de los puestos, solo alimentación, en un recinto vallado, con aforo restringido, control de acceso, servicio de seguridad, desinfectantes... Pero entre esas cuestiones que los ciudadanos hemos incorporado a nuestro día a día, lo más llamativo y polémico ha sido que se haya celebrado en la Plaza de La Llama.

 

El concejal de Ferias y Mercados, Jesús Sánchez, ha resuelto las incógnitas que para muchos ciudadanos rodeaban ese cambio de emplazamiento. Se trata de una "prueba logística" para "explorar otras vías de mercado" en sitios céntricos de la ciudad, no sustituyendo al mercado de los jueves del Ferial sino "complementándolo".

El mercado celebrado hoy en La Llama, por el que han pasado unas 1.700 personas a lo largo de la mañana, "es la prueba fehaciente de que somos capaces de estructurar un mercado en el centro de Torrelavega", ha subrayado Sánchez. "Era una prueba logística que necesitábamos hacer, sí o sí, y hoy hemos comprobado su funcionamiento", ha añadido.

Ese funcionamiento se puede encajar en esa 'normalidad' diferente que todos asumimos. Con un aforo limitado a 120 personas en el recinto, guardias de seguridad realizando el conteo en la entrada y salida, indicando a la gente que debía guardar la distancia de seguridad en la cola para acceder y que tenía a su disposición geles desinfectantes. Ya dentro, un camino de puestos delimitados por vallas, cintas y flechas en el suelo marcando el recorrido, mientras en los propios puestos los vendedores se encargaban de mantener las distancias con sus compradores que, otra costumbre a quitar, no pueden tocar el género. Incluso cuando se concentraba gente en un punto, un guarda de seguridad indicaba que debían seguir caminando. Entre todo ello, despistes o no tanto, de gente que pretendía entrar sin hacer cola o se resistía a seguir el recorrido marcado y prefería hacerlo en sentido inverso.

En las conversaciones, el coronavirus, interesarse por cómo había ido este tiempo de parón, los cambios y las ganas de la gente de reencontrarse con sus puestos de siempre. Para algunos, un escenario bien montado dadas las circunstancias; para otros, más facilidades para ir al estar en el centro; para muchos, demasiadas estrecheces; para los más añoranza del 'auténtico mercado de los jueves'.

El alcalde, Javier López Estrada, elogiaba el esfuerzo realizado por el concejal y los técnicos y las "medidas importantes" implementadas para que al menos parte de los vendedores pudieran retomar su actividad tras casi tres meses de parada. "Es una etapa difícil para todos, de cambios, y tenemos que buscar las ideas que nos permitan seguir adelante generando empleo y puestos de trabajo", valoraba el regidor.

Reconocía López Estrada que "no se puede comparar la magnitud" del tradicional mercado con casi 300 puestos con los 40 que han funcionado hoy, pero la COVID ha creado una "situación extraordinaria que nos hace agudizar el ingenio".

Desde que se anunció que el mercado de los jueves volvería, pero como "prueba" no al parking del Mercado Nacional de Ganados sino al centro de la ciudad, se levantaron voces en contra. En unos casos criticando lo negativo que sería para los negocios de Nueva Ciudad perder la afluencia de gente que atrae el mercado y en otros apuntando que, cuando priman las medidas de seguridad y las distancias, el exterior del Ferial daba un recinto vallado, con accesos limitados y una gran explanada donde separar puestos y compradores, mejor que en el centro urbano.

Con la previsión de poder ocupar la Plaza Mayor, La Llama y la calle Ancha, finalmente, el número de puestos que ha querido participar en esta reapertura, 41, ha hecho que la Plaza de La Llama haya sido suficiente para desarrollar el mercado. Solo vendedores de alimentación y plantas han estado en esta reapertura; los de calzado, textil y otros sectores han manifestado a través de las asociaciones que les representan la imposibilidad de cumplir los requisitos sanitarios que se exigen.

"El mercado de los jueves, tal y como está contemplado en Torrelavega, con sus 280 puestos, va a seguir en el Ferial", ha señalado con rotundidad el concejal del área. "En cuanto seamos capaces de abrirle, calculo que en una o dos semanas, volveremos a estar en el Ferial", porque "para el Ayuntamiento es cuestión inamovible".

Sin embargo, Sánchez ha explicado que han recibido "reivindicaciones" desde los propios vendedores "para explorar otras vías de mercado en Torrelavega, de buscar otros sitios céntricos" y actividades que "complementen" el mercado de los jueves del Ferial. "Hemos decidido hacer esta prueba en el centro y creo que a la gente le va a gustar", ha dicho.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar