Dom25082019

Last update07:45:10 PM

Torrelavega

Los vecinos de Tanos auguran un fin de semana de “botellón” y “vandalismo” y exigen patrullas policiales

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
TanosBotellon

Los vecinos de Tanos han recibido con temor el anuncio de una nueva edición de la 'fiesta de la primavera' este sábado en el aparcamiento del campo del Tropezón y, tras la experiencia de otras fiestas anteriores, auguran un fin de semana de "botellón" y "vandalismo". En el barrio Mies de Mejí denuncian que el Ayuntamiento de Torrelavega "no hace nada" para controlar los macrobotellones que se realizan en el parque cercano a sus viviendas y exigen que este sábado haya patrullas policiales para evitar desmanes.

 

Sin embargo, aseguran que tras hablar con el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, que les ha dicho que no se puede "hacer nada". Por eso, todos los vecinos están "determinados" a tomar sus propias medidas contra los jóvenes que no respetan ni propiedades ni personas. "Si ellos no lo pueden evitar, lo evitaremos nosotros", ha apuntado.

"No estamos en contra de la fiesta, estamos en contra de los vándalos que el sábado vendrán a invadir nuestras fincas", asegura José Luis Gómez, uno de los afectados, que relata como los participantes en el botellón destrozan lo que encuentran, insultan y hacen frente a quienes les llaman la atención, y protagonizan peleas, que en una fiesta anterior fueron con cuchillos y barras de hierro y acabaron con algún joven en el hospital.

Jóvenes, aseguran los vecinos, que toman sus propiedades como urinarios y que dejan a su paso un rastro de basura, como la que todavía hay en la zona desde la fiesta de Halloween. A este respecto también exigen que los servicios de limpieza acudan al día siguiente o que haya un servicio especial para retirar las botellas, bolsas y plásticos del botellón.

Según explica Gómez, han hablado con el alcalde y con la nueva directiva de la Asociación de Vecinos de Tanos, pero "no me fio". Reclaman que haya presencia policial que controle la zona y tome medidas contra el botellón, y recuerdan que las patrullas van "dónde se les manda".

María Eugenia Marcano, también vecina del Barrio Mies de Mejí, asegura que tienen "temor" y que se sienten como "ciudadanos de segunda", que tienen que ver como los jóvenes del botellón se adentran y causan daños en sus propiedades, mientras al pedir ayuda policial el alcalde les dice "que él no puede hacer nada".

"Si ese es el caso, que deje el puesto a otro que sepa tomar medidas ante dicho problema", dice esta vecina, que hace patente su "descontento" con la Corporación y espera que este sábado haya presencia policial que patrulle los alrededores de la fiesta de la primavera.

Las macrofiestas y conciertos que se organizan en Tanos atraen a centenares de jóvenes que, al margen de la fiesta, realizan botellones en los alrededores, especialmente en el parque situado junto al Barrio Mies de Mejí, donde se registran buena parte de los altercados que denuncian los vecinos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar