Lun06042020

Last update12:19:24 PM

Torrelavega

Juicio contra los tres jóvenes acusados de la muerte del comerciante chino al que propinaron una brutal paliza

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
ComercioChinoAgresion04

En la Audiencia Provincial de Cantabria comienza este lunes el juicio contra los tres jóvenes acusados de la muerte del comerciante chino al que propinaron una brutal paliza cuando les sorprendió robando en la tienda en la que trabajaba en Torrelavega. Los acusados, dos chicos y una chica: R.G.C, de 20 años; J.A.P.A., de 24; y L.B.R., de 21 años, están acusados de asesinato, robo y lesiones.

 

Los hechos ocurrieron en noviembre de 2015, en un establecimientos de La Inmobiliaria, donde los tres jóvenes fueron sorprendidos por el tendero chino robando botellas de alcohol. Su reacción fue agredir brutalmente al hombre y golpear también a su mujer. El hombre murió seis días después de la agresión en el hospital, por un traumatismo craneoencefálico grave y un fracaso multiorgánico.

El ministerio público califica los hechos como un delito de asesinato, otro de robo con violencia y un tercer delito leve de lesiones, por lo que solicita una condena para cada uno de ellos de 25 años de prisión y 20 de libertad vigilada. Para el acusado de patear a la viuda, el fiscal pide además 900 euros de multa y alejamiento durante seis meses.

Además, la Fiscalía reclama una indemnización para la familia del fallecido de 253.000 euros.

Según el relato del ministerio fiscal, los tres jóvenes, de común acuerdo, llegaron al establecimiento, regentado por la víctima, de nacionalidad china, y mientras uno de ellos trataba de venderle varios productos, los otros dos se dirigieron a las estanterías de las bebidas alcohólicas con la intención de llevarse varias botellas.

Cuando el hombre se percató de esta intención, les recriminó su conducta, inició una discusión y los tres acusados le propinaron una brutal paliza. La esposa del comerciante trató de defender a su marido y recibió una patada, cayendo al suelo y sufriendo diversas lesiones.

Los tres acusados huyeron del establecimiento, llevando consigo varias latas de cerveza y paquetes de pastillas de caldo. Testigos de la brutal paliza avisaron a la policía y minutos después los agresores eran detenidos en la plaza mayor, donde estaban sentados con las cervezas y el resto de lo robado.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar