Mié26092018

Last update03:00:00 AM

Opinión

Carta a unos padres angustiados por su hijo

Valoración del Usuario:  / 1


Queridos amigos: una vez finalizada la última entrevista en el despacho del S.O.A.M., y cuando os veía salir por la puerta con el rostro de preocupación y angustia por las dificultades educativas con vuestro hijo, y su negativa a una mediación educativa que me pedíais, me puse a pensar en vosotros, y me preguntaba ... ¿por qué a unos buenos padres que han traído al mundo cuatro hijos (tres sin ningún tipo de problemas y uno bastante rebelde) les toca vivir esta situación?.

Por medio de estas letras quiero animaros y felicitaros por vuestro empeño con este hijo. No os culpabilicéis, ni le deis más vueltas a la pregunta de si "¿tal vez no hemos sabido tratarle?".

Como buenos padres queréis hacer frente a los problemas que vuestro joven hijo plantea, pero la tensión en el domicilio es tal, que os invito a reflexionar junto a vuestra familia sobre unas ideas que me vienen a la cabeza.

Sé que sufrís mucho pensando "¿qué va a suceder con nuestro hijo?", que está arruinando su vida de mala manera, y no es capaz de cambiar ni reflexionar sobre el tipo de vida al que se está acostumbrando.

Desde hace varios días llevo pensando como poder ayudar a vuestro hijo, y no sé si estas ideas os van a convencer como padres. Lo primero: agotad todos los recursos disponibles de la administración en Servicios Sociales, y en segundo lugar: pensad que vuestro hijo cumple los 18 años dentro de 3 meses y demanda independencia y libertad. Pienso que podría ser buen momento para respetar su libertad, y dejar que se independice, porque quizás fuera de casa, sea capaz de descubrir el calor de un hogar; quizás necesite pasar hambre, para reconocer lo sabroso de la comida hecha por una madre; quizás necesite vivir fuera de casa para darse cuenta de lo bien que se vive en casa; quizás necesite pasar necesidad, para pensar que tiene un padre y una madre.

La cabezonería y debilidad de los seres humanos hace, en ocasiones, que necesitemos caer hasta el fondo para poder comprender que la familia es la fuente de vida y equilibrio. En ocasiones necesitamos experimentar sentirnos mal, para abrir los ojos a lo que hemos perdido. Necesitamos sentir el vacío de la familia, para sentir la importancia de la misma.

Recuerdo en una ocasión una conversación con un señor enfermo y me decía: "he necesitado caer enfermo para valorar lo que es la salud". Vuestro hijo tiene unos fundamentos educativos buenos, y tarde o temprano valorará el cariño, el afecto y el vínculo familiar, tened paciencia.

Fuera de casa vuestro hijo experimentará la dureza de la vida, y le ayudará a apreciar lo que dejó.

Queridos amigos es muy duro vivir en el día a día lo que os toca a vosotros con vuestro hijo, pero si aceptáis los consejos que humildemente os doy en esta carta, deseo, y mejor pronto que tarde, que vuestro hijo se dé cuenta que en casa tiene unos padres, una familia.

Para unos padres es muy duro tomar estas decisiones, y se con seguridad que lo vais a pasar muy mal, pero considero que puede ser una buena ocasión para hacer reflexionar a vuestro hijo sobre sus equivocaciones y aprender de ellas.

 

¿Es fácil educar?

Valoración del Usuario:  / 2


Con esta nueva tribuna del portal de comunicación Hoy Torrelavega, quiero iniciar una serie de artículos orientados a reflexionar sobre la educación, un tema que considero es fundamental en nuestra sociedad, familia, escuela, etc.

Vivimos en una sociedad con muchos cambios (las nuevas tecnologías, el sistema económico mundial, la crisis, el cambio en las relaciones personales, la evolución de la familia,...). Todo este contexto social exige a los padres, profesores, educadores, prepararnos y disponer de herramientas para afrontar la tarea educativa con intención de ayudar a los niños en el desarrollo como personas equilibradas, responsables y maduras, afrontando este mundo nuevo y cambiante que les toca vivir.

Un recurso preventivo

Valoración del Usuario:  / 3

En esta segunda tribuna del portal de comunicación HoyTorrelavega, quiero introducirme en la prevención educativa de la población infanto-juvenil y como intentamos organizar esta tarea desde el SOAM en Torrelavega. Prevenir es intentar evitar que existan problemas, prevenir en la infancia es intentar dotar a nuestros niños y adolescentes de herramientas que les ayuden a ser personas maduras en la vida, expresión que queda muy bonita en unas palabras, pero  difícil de afrontar. Solemos hablar mucho de la importancia de la prevención educativa, pero sucede que nos acordamos de ella cuando el problema es tan grande que ya es difícil de intervenir.

Heridos emocionalmente

Valoración del Usuario:  / 7

En anteriores tribunas del portal de comunicación Hoy Torrelavega he reflejado, nuestros proyectos en Torrelavega, atendiendo en los mismos a chicos y chicas que nos llegan de distintos recursos y otros usuarios que se acercan a nosotros para ocupar el tiempo libre de forma positivo en los centros juveniles.
En esta tribuna quiero acercarme a los chicos/as, adolescentes o jóvenes que por distintas causas viven situaciones difíciles, o están introducidos en problemas. En este artículo quiero hacer presente a nuestros muchachos y de una manera especial a quienes se encuentran heridos emocionalmente.

Cuando hablamos de la infancia, creemos que es la etapa más feliz de la vida, y considero que así debería de ser, pero para muchos niños y niñas, yo me pregunto ¿es realmente así? Desde mi experiencia personal descubro que existen niños que sufren, y al preguntarme ¿por qué? la respuesta es diversa, pueden ser varias causas o factores. En este artículo quiero hacer hincapié o apuntar a la responsabilidad de los adultos para acercarnos a ellos, educarlos y cuidar mejor su felicidad.

El Monte Brazo y el Alto del Moroso: bosques e historia

Valoración del Usuario:  / 5

Collado-Campo-La-CruzCastro-del-Moroso
Proponemos esta bella ruta circular con el fin de descubrir a los caminantes algunos de los rincones con historia más escondidos en el Valle de Buelna. Es una ruta corta de unas tres horas que discurre mayoritariamente por senderos. En verano, la vegetación baja puede hacer algo engorroso el ascenso al Alto del Moroso y el principio de su descenso.

El punto de partida del recorrido es el Barrio de San Andrés de Somahoz, en la margen derecha del Besaya, que atravesamos por completo y avanzamos un rato por la carretera hasta que ésta se hace pista y se bifurca, punto en que seguiremos por el ramal de la derecha. Tras cruzar un arroyo y una alambrada, observamos un sendero que se desvía de la pista (justo cuando ésta comenzaba a ascender fuertemente) y se interna en un precioso bosque de robles, castaños, avellanos y acebos.

El sendero, bien marcado, nos irá llevando a través de la frondosa vegetación haciéndonos cruzar en varias ocasiones el arroyo, que en tramos se encajona entre paredes cubiertas de helechos espectaculares. A medida que vamos subiendo se irán sucediendo las cascadas y los saltos de agua, las pozas, y algún que otro claro que nos permitirá observar en contadas ocasiones el panorama que nos rodea. En este tramo hay que tener cuidado con los posibles resbalones debidos a la abundante humedad que suelo, rocas y vegetación acumulan.

Creando hogar

Valoración del Usuario:  / 1

En este artículo titulado creando hogar, escrito en el portal de comunicación Hoy Torrelavega, quiero plasmar de una manera general y sencilla la vida de sueños, esfuerzos y cariño en la Casa de los Muchachos. Cuando llegué como educador al Hogar en el año 1989, recuerdo que mis compañeros al definir en breves palabras el sentido del proyecto social me dijeron, pretendemos crear un ambiente hogareño; hogar y familia son las palabras que sintetizan la vida entre los chicos y educadores de la Casa.

El humedal de Cuchía

Valoración del Usuario:  / 4

Cucha1

Llegando hasta la localidad de Cuchía, en el municipio de Miengo, tenemos poco antes de llegar a su conocida playa un pequeño rincón de vida recuperado gracias al trabajo que la Consejería de Medio Ambiente llevó a cabo en el lugar entre 2005 y 2006. Lo que fueron dos pequeñas lagunas sobre fondo arenoso cuyas aguas no tenían salida al mar porque la formación dunar de la playa se lo impedía, y presentaban un lamentable aspecto, hoy es un humedal repleto de vegetación donde se refugia una importante población de aves y su visita se hace muy cómoda siguiendo un recorrido por senderos y pasarelas de madera.

Inicios de una historia

Valoración del Usuario:  / 3

Un día del mes de octubre Guillermo me llama por teléfono, me dice ser conocedor de nuestro trabajo por medio de nuestra presencia en los medios, donde los temas tratados del SOAM y la Casa de los Muchachos enfocados hacia la infancia y familia le han gustado y preocupado, motivo por el cual me propone que escriba en la tribuna de un portal de comunicación que esta diseñando. Conocedor de la experiencia que el SOAM y la Casa de los Muchachos tiene en el ámbito educativo con la población infanto juvenil nos invita a que plasmemos por escrito nuestras actividades, y las líneas educativas que vamos descubriendo desde la experiencia del día a día con nuestros chicos y familias. La propuesta de Guillermo me asusta, yo no soy un escritor de pluma fácil para plasmar lo que me pide, pero su insistencia hace que acepte la invitación. En la primera aportación, me voy a introducir en nuestra historia, los inicios de esta aventura que defino "ayudando a crecer".

La Capía

Valoración del Usuario:  / 6

 

Partiendo del barrio Las Presillas, en las inmediaciones de la localidad de Vargas, contamos con un acceso relativamente cómodo que nos lleva hasta la misma cumbre del Pico más emblemático de toda la comarca de Torrelavega: el Dobra; aunque en rigor debíamos decir La Capía -su verdadero nombre-, dado que por Dobra se conoce a toda la sierra sobre la que se yergue.

El camino es, en principio, una pista forestal que se encuentra asfaltada en su totalidad hasta la entrada a una descomunal explotación extractiva de roca caliza cuyo devastador efecto sobre el paisaje y el medio natural queda de manifiesto con una sencilla mirada.

Poco antes de llegar a este escenario, la pista corona un alto a cuya derecha se abre un camino de monte cuyo acceso permanece cerrado con una portilla de estacas y alambres que se abre fácilmente para poder seguirlo, no sin antes asegurarse de haber vuelto a cerrar el paso para mantener a los ganados en sus recintos de monte.