Vie27012023

Last update02:51:34 PM

El Coro Santa María de Solvay y el grupo Jueves de Boleros ofrecen este viernes un concierto a favor de UNICEF

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 
CartelUnicef

El Teatro Municipal Concha Espina de Torrelavega acoge este viernes, día 14, un concierto solidario en el que actuarán el Coro Santa María de Solvay y la Asociación Musical Jueves de Boleros, y cuya recaudación se destinará a los programas de ayuda a la infancia de UNICEF. El concierto será a las 20 horas y las entradas, al precio de 8 euros, ya están a la venta en la habitual red de cajeros.

El objetivo de este evento solidario es apoyar el trabajo que realiza UNICEF en países en vías de desarrollo para mejorar las condiciones de vida de los niños y garantizar que se cumplan sus derechos a la supervivencia, la educación de calidad y la protección frente a los abusos, ha manifestado el presidente de la ONG en Cantabria, Fernando Jimeno, en el encuentro que ha mantenido con la alcaldesa de Torrelavega, Lidia Ruiz Salmón, y las concejales de Servicios Sociales y de Cultura, María José Pagín y Juncal Herreros, cuyos departamentos han trabajado conjuntamente para hacer posible esta iniciativa.

Jimeno ha agradecido el apoyo inestimable del Ayuntamiento de Torrelavega y de las dos conocidas agrupaciones musicales de Cantabria que van a ofrecer el concierto. "Todos pondrán su granito de arena para la defensa de los más pequeños ofreciendo un programa muy atractivo y entretenido", ha dicho.

También ha invitado a todo el mundo a participar en esta iniciativa, explicando que, de los 8 euros de la entrada, 7.50 serán destinados a financiar los programas UNICEF lleva a cabo en más de 150 países y dar respuesta a las emergencias humanitarias que afectan a los niños y sus familias en diferentes partes del mundo.

Así, ha señalado que uno de los ámbitos en los que más trabaja la ONG es la vacunación, siendo "la institución que más vacunas compra en el mundo". Entre otros proyectos, la recaudación del concierto se destinará a la compra de
"bolsitas especiales", cada una de las cuales cuesta 15 euros y que "permiten mantener la cadena de frío" y transportar las vacunas de forma correcta para que cumplan su función y puedan evitar que los niños de los países donde actúa UNICEF se contraigan enfermedades en muchos casos mortales.