Vie03122021

Last update05:47:08 PM

BannerCarneCantabria21

Economía

La plantilla de una subcontrata de Solvay denuncia el incumplimiento de las medidas de prevención

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
Solvay11

El comité de empresa de Kuehne Nagel, subcontrata de la química Solvay, ha exigido que cese "el maltrato" a sus ochenta trabajadores y trabajadoras, a quienes no respeta "las condiciones laborales ni las medidas de prevención de riesgos laborales". Según el comité, esta empresa "no cumple las condiciones de trabajo de la empresa que anteriormente prestaba el servicio".

 

Desde Comisiones Obreras se destaca que el comité ha hecho hincapié en la "inexistencia de medidas de prevención de riesgos laborales" que aplica Kuehne Nagel, indicando que, de hecho, la Inspección de Trabajo ha propuesto aplicar un recargo del 30% a la denuncia por no contar con las medidas de seguridad adecuadas.

En este sentido continúan que, a pesar de dedicarse al manejo de carretillas, la empresa "no ofrece a los trabajadores y trabajadoras la formación necesaria para desempeñarlo". Esto, denuncian los representantes sindicales, está provocando un riesgo de accidente muy alto, "como están constatando los últimos acontecimientos, con un preocupante ascenso de los accidentes de trabajo". En este sentido, el comité ha señalado que ya habido "accidentes graves, como atropellos por la falta de espacio e indicaciones".

Por otro lado, los sindicatos han interpuesto más de cien demandas contra esta empresa debido a las cantidades salariales adeudadas y, además, han destacado que, de las ochenta personas que trabajan en total en la empresa, cuarenta fueron subrogradas de la empresa anterior y cuarenta son nuevas contrataciones, "de las que treinta, como ha constatado la Inspección de Trabajo, son contratos en fraude de ley".

Según el comité, ante todas estas irregularidades que están llevando a la plantilla "a una situación límite", es necesaria "una dirección visible que acabe con lo que ocurre ahora, que es una gestión centralizada desde Madrid, donde no conocen la situación en esta planta y lo que necesita el personal" y ha exigido a la empresa "que abandone la obsesión con la productividad a pesar de todo".