Lun06042020

Last update12:19:24 PM

Economía

La plantilla de Eurest exige al Servicio Cántabro de Salud que abra expediente sancionador a la adjudicataria de cocina y cafetería

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
EuresPlantilla

La plantilla de Eurest, la adjudicataria de la cocina de pacientes y trabajadores y la cafetería de personal del Hospital Comarcal Sierrallana exige al Servicio Cántabro de Salud y a la Gerencia del centro sanitario que abran expediente sancionador a la empresa, por no mantener las condiciones laborales y económicas de los operarios subrogados cuando asumió el contrato.

 

Además, si en el margen de una semana Eurest no cumple los compromisos adquiridos con los trabajadores, la plantilla volverá a convocar la huelga indefinida que hace unos días desconvocó tras alcanzar un acuerdo con la empresa.

"Hemos pecado de inocentes, creímos en la buena fe de la empresa, del gerente y del Servicio Cántabro de Salud", ha reconocido el delegado de UGT y miembro de la Junta de Personal del hospital, José María Fernández Cobo. Según ha explicado, "lo que debió firmarse en el ORECLA (Organismo de Resolución de Conflictos Laborales), que es ley, accedimos a firmarlo, como nos pidió el gerente, en su despacho" y al día siguiente de la desconvocatoria la empresa ya estaba "incumpliendo" lo acordado.

Los trabajadores "hartos de tanta mentira y tanto engaño", han iniciado esta semana movilizaciones, encerrándose en el despacho del gerente para exigir "explicaciones" y pidiendo al personal del Hospital Sierrallana "que no utilice las cafeterías" como medida de presión, ha detallado el portavoz sindical.

Como ha recordado la plantilla, la empresa está incumpliendo un acuerdo firmado en el ORECLA en 2009, en el que se dice "taxativamente" que se creará una bolsa de trabajo para realizar contrataciones, incorporando gente de "fuera" de dicha bolsa. De hecho, denuncian, la adjudicataria de los servicios de cocina y cafetería incumple hasta acuerdos "redactados por ellos mismos", subraya Fernández Cobo.

La situación en Eurest en Sierrallana está llegando a "niveles de estrés y maneras de trabajar que no sabemos cómo van a terminar". Así, denuncian que hay "amenazas veladas" e incluso "trabajadores que persiguen a compañeros haciendo fotos" de cómo desempeñan sus obligaciones laborales.

"Estamos cansados y alguien tiene que tomar medidas", ha expresado el representante sindical de la plantilla. Por eso, darán una semana de margen para ver qué medidas se adoptan y, en caso contrario, volverán a convocar una huelga indefinida.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar