Jue18102018

Last update11:37:42 PM

Economía

Mediación en el ORECLA el día 22 para intentar evitar la huelga en la cocina de pacientes y la cafetería de personal en Sierrallana

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
Sierrallana06

La plantilla de la cocina de pacientes y trabajadores y de la cafetería de personal del Hospital Sierrallana comenzarán una huelga indefinida a partir del lunes 27 de marzo si esta semana no se alcanza un acuerdo. La empresa adjudicataria, Eurest, y la representación sindical de los trabajadores están citadas este miércoles 22 de marzo, a las 15.00 horas, en el ORECLA (Organismo de Resolución de Conflictos Laborales) para intentar acercar posturas y evitar el paro.

 

Inicialmente el acto de mediación en el ORECLA estaba fijado para el día 17, pero fue suspendido por la imposibilidad de asistir por parte de la empresa, ya que está previsto que acudan desde Madrid responsables de Recursos Humanos de Eurest.

La huelga con el voto a favor de 29 de las 35 personas que forman la plantilla, está motivada por los "constantes incumplimientos" por parte de la empresa desde que el pasado mes de octubre asumió la gestión de la cocina y la cafetería del hospital comarcal.

El detonante que ha llevado a la movilización de la plantilla ha sido la sanción por falta grave, de tres días de empleo y sueldo, impuesta a una trabajadora de cocina por realizar de forma incorrecta trabajos que le fueron ordenados aunque no correspondían a su puesto

La decisión de ir a la huelga se comunicó a la empresa y a la Gerencia del Hospital Sierrallana, confiando en que Eurest reconsiderase su postura. Al no producirse cambios, los trabajadores formalizaron la convocatoria de huelga la semana pasada.

Según ha explicado a HoyTorrelavega el representante de UGT, José María Fernández Cobo, los incumplimientos que ha llevado a la plantilla a la huelga se refieren al impago de festivos, irregularidades en las cantidades de las nóminas, impedimentos para coger vacaciones, o el incorrecto abono de las bajas. Algunas de estas cuestiones, han sido ganadas en juicio hasta en dos ocasiones, pero la empresa sigue sin cumplir sus obligaciones, denuncia el sindicalista.

La 'gota que ha colmado el vaso' ha sido la sanción por falta grave, impuesta a una trabajadora a la que se "obligó" a realizar la limpieza de la cocina, una función "que no corresponde" a su cometido, pese a lo cual aceptó llevarlo a cabo, aunque utilizó productos no adecuados. La empresa, explica UGT, sin previa comunicación al delegado sindical de la plantilla y sin abrir el preceptivo expediente, impuso una sanción por falta grave a la trabajadora.

La representación sindical subraya que este tipo de situaciones no son hechos aislados, denunciando "coacciones y amenazas" por parte de la encargada de la empresa a los trabajadores.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar