Dom27092020

Last update01:06:38 AM

BannerCompraLocalGob

El Bathco BM Torrelavega se estrena con derrota pese a las buenas sensaciones

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
BMTLogo01

El Bathco BM Torrelavega demostró frente a un gran rival como Helvetia Anaitasuna que la temporada puede ser tan ilusionante como promete. El equipo torrelaveguense plantó cara a todo un equipo de ASOBAL y solo un golpe de mala suerte en la última acción del encuentro le impidió conseguir la victoria, en un auténtico duelo de poder a poder.

 

En su primer amistoso del curso, los de Mozas medían fuerzas con un rival de superior categoría y con más rodaje previo. Para Helvetia Anaitasuna la cita del Trueba era la tercera dentro de su ciclo de preparación. Y eso se notó desde el inicio. Los de Quique Domínguez comenzaron con una marcha más. De hecho, lograron un parcial de 0 a 3 en un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, los locales fueron cogiendo el pulso al choque de forma progresiva. Intensos atrás y con ganas de agradar al par de centenares de fieles que acudió al pabellón, el Bathco BM Torrelavega respondió con tantos de Isi Martínez y Alonso Moreno.

Ambas escuadras apostaron por imprimir mucho ritmo a todas sus acciones y eso, a estas alturas de verano, siempre rima con pérdidas de balón y algún pase precipitado. Dani Serrano se estrenó como goleador naranja con un penalti de rosca que dejó clavado a Renner Bols. El ex naranja Edu Fernández puso la réplica con dos tantos consecutivos marca de la casa. Uno en transición y otro arrastrando hacia el lado derecho. La pareja Del Arco – Bazán unida a las defensas alternativas planteadas por Domínguez dificultaban las evoluciones del ataque naranja. Prieto hacía el 4 – 7 en una acción de contragolpe.

Pasado el primer cuarto de hora, el Bathco BM Torrelavega hilvanó una jugada completa que puso en pie al público. Parada a dos manos de Krimer, transición meteórica comandada por Colunga, extra pass de José Carlos Hernández y vuelo sin motor de Cangiani que se saldó con exclusión navarra. Isi Martínez anotó desde el punto de penalti y Mozas dispuso una defensa 5 – 1 con Dani Serrano como avanzado. La variante desembocó en una recuperación con gol de José Carlos Hernández y un tiempo muerto de Domínguez para tratar de aclarar las ideas de los suyos.

Después del receso, los colegiados excluyeron a Serrano por agarrón reiterado. Ante esa situación, los hermanos Hernández fabricaron un "tuya-mía" que acabó con gol del extremo. Meoki fue el encargado de cortar la racha naranja al aprovechar un despiste de la zaga local. Con 7 – 9, Serrano fue excluido por segunda vez y el Bathco BM Torrelavega tuvo más dificultades para mantener la fluidez de los minutos anteriores. Guille Fischer aprovechaba una jugada de tiralíneas para elevar la ventaja a cuatro. Poco después, el capitán Chocarro se colgó del techo del pabellón para descerrajar el 7 – 12. Los navarros, bien apoyados en la intensidad de la defensa y las intervenciones de su portero danés, se convirtieron en un martillo pilón. Los lanzadores visitantes veían puerta desde más allá del arco de nueve y eso complicaba mucho el acercamiento de los locales. Una parada de Krimer dejó el tanteador 9 – 15 al descanso.

La segunda mitad arrancó el mismo ímpetu que el periodo anterior. En tan solo 25 segundos, Alonso Moreno demostró que es uno de los efectivos más en forma de la escuadra naranja. Lejos de achicarse, los navarros respondieron con dos dianas igual de rápidas. Una de Gastón y otra de Ganuza. Es decir, el choque mantenía el mismo frenesí que tanto había gustado en el primer acto. A cada acierto de Helvetia Anaitasuna, los de Mozas buscaban el contra gol. Así, Casanova mandó a la red del 12 – 18.

Un nuevo tanto de Moreno, unido a una transición con convirtió en tanto Fafa Cangiani, supuso un parcial de 2 – 0 que mantenía vivas las opciones locales. Con 14 – 19 y 25 minutos por jugarse, podía pasar cualquier cosa. Y lo que pasó es que, tras dos rebotes afortunados, Fischer fusiló a Murillo y a partir de ahí, los naranjas dieron un paso adelante.

Cangiani se empeñó en demostrar que la intención y la intensidad naranja podían derribar el sólido muro navarro. El argentino logró materializar un contragolpe y, con uno menos sobre la cancha, también convirtió en gol una jugaba muy elaborada del equipo local. El parcial de 3 – 0 lo completó Marc Abalos con un penalti antológico.

El Bathco BM Torrelavega estaba encendido. Murillo Araújo detuvo se segundo penalti consecutivo y los cántabros se lanzaron a por el choque. Los navarros mantenían tres tantos de ventaja, 18 – 21, cuando Domínguez solicitó un tiempo muerto. Quedaban 13 minutos y los suyos necesitaban recuperar el pulso de los primeros 40 minutos.

Todas las instrucciones del entrenador gallego quedaron en nada porque la zaga cántabra recuperó la pelota y Cangiani hizo su quinto tanto de la tarde. Todos en una segunda parte magnífica del extremo argentino. Con 20 – 22, los cántabros desperdiciaron un penalti para poner más picante al choque. Algo que conseguiría poco después Jaime Gallego tras mandar al jaulón un pase primoroso de Serrano. El vendaval naranja no había concluido y los navarros no veían hueco en un 6 – 0 con Gallego y Lombilla como principales bastiones. Fue Edu Fernández el que, tras una buena finta, logró dar oxígeno a los suyos.

Pero el gol del leonés no fue sino un espejismo. La zaga local recuperó otras dos pelotas que Serrano y García convirtieron en el empate a 23. Los cinco minutos finales se vivieron como si fuera un partido oficial. Al menos, así lo entendieron público y equipo. Tras una exclusión de Chocarro, Gallego igualaba de nuevo a 24.

El pivote madrileño se convirtió en un tormento para los navarros. De hecho, él mismo firmó la igualada a 25 tras asistencia de Genio González. Con tablas en el marcador, Krimer detuvo un vuelo desde el extremo de Ganuza y los naranjas tuvieron bola para culminar la remontada. Serrano perdió la pelota y García puso a los suyos por delante en una contra. 25 – 26 y 80 segundos por disputarse. El tiempo muerto de Mozas era inevitable.

Tras la reanudación, todo pareció ponerse de cara para los locales que empataron el partido tras una maravillosa acción individual de Dani Serrano que levantó a la grada del Trueba. El siguiente ataque visitante acabó tras un fallo de comunicación de Anaitasuna, por lo que el Bathco BM Torrelavega tuvo la oportunidad de ponerse por primera vez en el marcador en el momento más importante del choque.

Sin embargo, el ataque se complicó entre Genio y Dani Serrano, resultando en un contraataque culminado en gol por los visitantes al mismo tiempo que la bocina señalaba el final del partido. Una derrota en el primer amistoso que deja un buen sabor de boca, pues las sensaciones del equipo de Mozas no pudieron ser mejores

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar