Jue29102020

Last update11:31:37 PM

El Museo de Altamira presenta la muestra Illuminations.Claritate Siderum de Pilar Cossío

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
AltamiraExpoPilarCossio

El Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira ha inaugurado la exposición de la artista Pilar Cossío organizada hasta la fecha en Cantabria, Illuminations. Claritate Siderum. Exposición conjunta con el espacio Los Arenales de la Biblioteca Central abrirá a su vez sus puertas a la segunda parte de la muestra, comisariada, en esta ocasión, por Miriam Callejo. Para la exposición se ha publicado un catálogo conjunto que puede descargarse desde la web del Museo de Altamira.

 

El acto contó con la presencia de Pilar Cossío, la comisaria, Lidia Gil Calvo, el vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga, la directora de Acción Cultural, Gema Agudo, la directora del Museo de Altamira, Pilar Fatás y el galerista Juan Silió.

Zuloaga resaltó este proyecto conjunto en el que han trabajado las dos administraciones, Ministerio de Cultura y Deporte y Gobierno de Cantabria, colaboración que ha hecho esta exposición paralela en el Museo de Altamira y en la Biblioteca Central de Cantabria, "es una exposición redonda, la cultura es un salvavidas para hacer frente a la crisis sanitaria, gracias a ella hemos recuperado espacios que la covid nos quitó". El vicepresidente del Gobierno de Cantabria resaltó el diálogo perfecto establecido entre Altamira y la obra de Cossío "es el mejor ejemplo de la línea atemporal del arte".

Illuminations. Claritate Siderum que, en palabras de la comisaria de la muestra "hace referencia al carácter mágico que posee el arte, a esa forma incomparable de conocimiento que, al modo alquímico, nos transforma e ilumina", ofrece al público, en sus diferentes espacios expositivos, un sorprendente viaje por la trayectoria de Cossío, desde su primera etapa en la década de los ochenta, hasta la actualidad. En este viaje por la obra de Cossío, Altamira ha sido escogida como la sede para sus primeras creaciones. Se trata de aquellas en las que la artista fue gestando su personal lenguaje y exploración y que culmina en un sorprendente bestiario en el que da vida a sus figuras híbridas, mitad animal mitad humana, dentro de un ambiente primigenio y abstracto.

En Los Arenales, la segunda de las sedes, predominará el fotocollage, los ready-made y el material audiovisual que han caracterizado la creación artística de Cossío en el siglo XXI.

El Museo de Altamira acoge, del 25 de agosto al 22 de noviembre, 17 obras de Cossío entre las que destacan dibujos de pequeño y gran formato a carboncillo y color, óleos y esculturas-instalaciones realizadas en 2017-2018, como muestra de la fructífera y variada producción de la artista. Piezas que han sido reunidas a través de colecciones particulares, nacionales e internacionales, así como de préstamos de la propia artista, y de instituciones como el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Cantabria.

Para la directora del Museo de Altamira, Pilar Fatás, "es un lujo sumar a Pilar Cossío a la lista de creadores y creadoras actuales que han expuesto en Altamira, que han buscado y encontrado ese vínculo innegable que todo el Arte tiene desde los tiempos de Altamira hasta la actualidad".

La mayor parte de las piezas presentadas hoy fueron realizadas por Cossío, en su etapa florentina, una etapa en la que la artista se decantó por la experimentación con la pintura y el dibujo a través de enérgicos trazos que dotan a sus figuras de un gran poder expresivo. Son, sobre todo, según informó la comisaria Lidia Gil "representaciones de animales que toman vida en un ambiente primigenio y abstracto, acompañados en ocasiones por personajes que se funden con aquellos a los que acompañan en viajes, como si se tratara de una trashumancia común y metafórica".

Las obras han sido especialmente escogidas para ser expuestas en Altamira "porque, para Gil Calvo, el simbolismo y misterio que envuelven a sus figuras paleolíticas permiten establecer un diálogo con algo eterno existente en el arte, más allá de la concepción lineal del tiempo".

Una exposición que finalmente está en el lugar que debían estar "porque, según manifestó Cossío, es una obra pensada en Altamira sin estar en Altamira". La artista explicó a los asistentes como estas obras, realizadas en la década de los ochenta, las había creado antes de conocer Altamira "sin embargo, continuó, debía de haber un conocimiento previo porque la iconografía y, sobre todo, la paleta de colores tienen una conexión evidente con el arte rupestre de las cuevas. Por tanto, yo quería que estas obras vinieran y estuvieran en Cantabria y que mejor que en Altamira".

La artista ya se siente satisfecha porque su obra ya está donde ella quiere que esté.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar