Dom28112021

Last update08:38:16 PM

La lluvia se hace protagonista del Día de las Instituciones que revive el espíritu de la Casa de Juntas de Puente San Miguel

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
DiaInstituciones2018

La lluvia fue la indudable protagonista de los actos oficiales del Día de las Instituciones, que este año se han celebrado en el interior de la Casa de Juntas de Puente San Miguel. Por un lado, eso ha revivido más que nunca el acto celebrado el 28 de julio de 1778 en el que se creó la provincia de Cantabria, pero por otro ha obligado a modificar el programa y ha restado participación del público.

 

Además, la falta de espacio obligó a recortar las intervenciones, dejando únicamente la del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. Eso ha hecho que Pablo Zuloaga, para el que era el primer 28 de julio como Delegado del Gobierno en Cantabria, haya perdido la oportunidad de dar un discurso en el Día de las Instituciones, ya que para el próximo, por uno u otros motivos, es previsible que ya no esté en ese cargo.

Por tanto, Revilla ha sido el único interviniente y ha adaptado su discurso, ha dicho, para que pudiese representar a "todas" las autoridades que debieran haber hablado: el alcalde de Reocín, Pablo Diestro; la presidenta del Parlamento de Cantabria, Dolores Gorostiaga; y el citado Zuloaga.

Revilla, para el que el cambio del protocolo ha dado aún mayor "simbolismo" al acto, se ha mostrado optimista con el futuro de la región, a la que ve consolidada después de ser la autonomía que más ha reducido el paro en el último año, ha recuperado el pulso industrial y aporta ideas de raciocinio y solidaridad al conjunto del país.

Asimismo, ha reafirmado su intención de plantear al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su reunión del próximo martes en La Moncloa, "lo que tienen todos", en alusión a la llegada del AVE a Cantabria, el pago de Valdecilla, la financiación de la dependencia y el reparto justo de los recursos en función de los costes de los servicios.

Ha reiterado que hay sentirse "orgullosos" de la defensa de la identidad cultural e histórica "bien entendida" que realizan los cántabros y que se traduce "en reivindicar lo nuestro, pero sin considerarnos más que nadie ni querer diferenciaciones que no vayan más allá de compartir con el resto de los españoles unos proyectos que nos vengan bien a todos".

Revilla tiene intención de reclamar a Pedro Sánchez que en Cantabria "siguen cosas pendientes que no acaban de llegar" y que "no vamos a pedir nada que no tengan los otros".

Dentro de la legalidad y consciente de que "no hay recursos para todos", reclamará al Estado la llegada del AVE, los 100 millones pendientes para la financiación de Valdecilla, la financiación de la dependencia y el reparto justo de los recursos en función de los costes de los servicios.

Las pensiones, que deben "ser blindadas", o la oposición a cualquier planteamiento secesionista que se "salte la ley", serán otras cuestiones que, ha avanzado, abordará con Sánchez.