Sáb15052021

Last update09:52:26 PM

Los Humedales de Cuchía continúan su recuperación con casi 700 nuevos árboles

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
MiengoHumedalesplantacion

Los Humedales de Cuchía cuentan con casi 700 nuevos árboles, continuando con la recuperación de un espacio que durante décadas fue explotado como cantera de caliza por Solvay y que hoy alberga una gran biodiversidad, convirtiéndose en el mayor paraje singular de Miengo.

 

Un espacio inmerso en un plan de recuperación ambiental, ha explicado la responsable de Medio Ambiente, Sara Gómez, cuya Concejalía ha colaborado "con la SEO, Solvay, ganaderos, Amica, Yeguada de Ibio y el Vivero de Villapresente", así como personal municipal, en su "protección y puesta en valor".

En concreto, ha dicho Gómez, se ha puesto "especial interés" en lo que han llamado "El Bosque de la Supervivencia, todo un homenaje a la tierra herida y su capacidad de sobrevivirnos". Las labores previas a la plantación "han sido largas y arduas", ha asegurado. "Durante muchos meses hemos tenido la suerte de tener burros paseando, comiendo y abonando el terreno; hemos quitado los plumeros, triturándolos para hacer mulch y con ello algo de capa orgánica; se ha depositado el abono de la Yeguada de Ibio, sembrado trébol y vallico, y limpiado la zona más próxima a los cortes de roca para poner en valor los arboles con cierto porte ya existente", ha detallado.

Finalmente, en febrero se plantó lo que será El Bosque de la Supervivencia, con cerca de 200 árboles: Quercus robur, Quercus pirenaica, Quercus ilex ilex, Acer campestre, Sorbus domestic, Alnus glutinosa, Betula pubescens, Fraxinus excelsior, Prunus espinosa, Laurus nobilis e Ilex aquifolium...

Además, al otro lado de la antigua cantera, se encuentra "otra preciosa zona", ya restaurada y recuperada ambientalmente, pero que también presenta una "gran fragilidad" por la presencia de plantas invasoras, sobre todo, plumeros y fallopia. "A día de hoy, es difícil imaginar que todo este espacio fue agredido de diversas formas, extracción masiva de arena para obras, enorme escombrera... y que, sin embargo, hoy, es todo un lujo disfrutar de la tranquilidad y belleza que recoge", ha valorado Gómez.

En este paraje, hay un cordón de dunas jóvenes en crecimiento, que han sido acordonadas para evitar que se pisen, de forma que "poco a poco, vayan creciendo y albergando la biodiversidad propia de las dunas" y en las charcas de agua dulce también acogen una buena variedad de aves y especies vegetales. En la zona verde de Cuchía, cerca de la playa de Marzán, en las laderas, "donde son más difíciles las labores de mantenimiento y donde es más que necesaria por la alta presencia de plumeros y fallopia, hemos plantado más de 400 árboles de las mismas especies y con estupendo resultado".

La concejal de Medio Ambiente ha señalado que con estas dos plantaciones, el municipio de Miengo alberga casi 700 nuevos árboles que "con mantenimiento, cariño y paciencia formaran un bosque en el que perdernos y escuchar a la gran variedad de pájaros que ya revolotean por la zona".