Mar31012023

Last update12:57:44 PM

Cantabria

Comienza el juicio por la agresión sexual a una mujer en un trastero de Torrelavega

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
TribunalSuperiorJusticiaCantabria

Este martes 17 comienza en la Audiencia Provincial de Cantabria el juicio contra un hombre acusado de agredir sexualmente a una mujer a la que había ofrecido cocaína y a la que llevó a su trastero para consumir. Los hechos tuvieron lugar en julio de 2020 en Torrelavega.

 

Según el escrito del ministerio fiscal, el acusado ofreció cocaína a una mujer y a su amigo, a los que condujo a su trastero. Poco después, el amigo salió del lugar y el acusado se quedó solo con la mujer.

Después de consumir y pagar la droga, la mujer intentó marcharse pero el acusado no se lo permitió, al tiempo que le decía "que lo iban a pasar muy bien solos los dos".

Explica la fiscalía que el acusado metió a la mujer unos billetes en el escote y ella los rechazó, "por lo que el acusado se lo quitó al tiempo que le rompía la camiseta y el sujetador".

"En ese momento se inició un forcejeo, en el transcurso del cual el acusado agarró y arañó a la mujer, llegando a tirarla al suelo, donde la quitó los pantalones y la penetró vaginalmente". Como consecuencia de estos hechs la mujer sufrió lesiones en zona cervical y padece un trastorno de estrés postraumático.

La fiscalía considera al acusado autor de un delito de agresión sexual, merecedor de una condena de nueva años de prisión, una medida de libertad vigilada tras la pena anterior de otros nueve años y prohibición de comunicar con la mujer y acercarse a ella durante un periodo de diez años.

También solicita que el acusado indemnice a la mujer en la cantidad que se determine en el juicio, de acuerdo al informe pericial que elabore el médico forense.

La acusación particular que ejerce la representación legal de la mujer añade en su escrito que el acompañante de la mujer salió a comprar bebida porque el acusado se lo mandó, y que tras consumir la droga el acusado trancó la puerta del lugar y ella preguntó que por qué lo hacía si iban a irse en ese momento.

Fue entonces cuando el acusado le dijo que iban a pasarlo bien, ella hizo amago de marcharse y el acusado le reclamó entonces el precio de la droga, 20 euros que ella le entregó.

El acusado no quiso coger el dinero y le dijo que le dejara chuparle una teta y pagarla, metiéndole unos billetes en el escote. Ante el rechazo de los mismos por parte de la mujer, el acusado "se puso muy violento".

La mujer intentó coger su móvil para avisar a alguien pero el acusado lo tiró al suelo y se rompió. A continuación se inició un forcejeo, él la agarró por el cuello y la arrinconó contra una pared, arañándola y tirándola al suelo.

"En todo momento la mujer intentó hacer ruido y gritar para pedir ayuda", señala el escrito de la acusación particular. Una vez en el suelo, el acusado le quitó los pantalones, "penetrándola vaginalmente sin su consentimiento".

La acusación califica los hechos como un delito de agresión sexual en concurso con otro de detención ilegal, por lo que solicita una condena de diez años de prisión, diez años de libertad vigilada, y prohibición de comunicar y acercarse a la mujer durante otros diez años.