Vie03122021

Last update05:47:08 PM

BannerCarneCantabria21

Cantabria

Revilla afirma que la financiación autonómica será clave para "corregir o agravar" el "gran desastre" territorial de España

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
RevillaEcuentroGalicia

El presidente de Cantabria, Miguel Revilla, ha afirmado hoy que la próxima Ley de Financiación Autonómica será clave para "corregir o agravar" el "gran desastre" de España, que a su juicio han ejemplificado hoy en el encuentro celebrado en Santiago de Compostela las ocho comunidades autónomas participantes, que representan el 64% del territorio, pero solo el 22% de la población. "Ésta es la foto y esto es lo que nos tiene aquí para corregir esa deriva que es una catástrofe señalada desde Europa, porque somos el país peor articulado".

 

Revilla ha resumido de este modo el espíritu del encuentro y la declaración que ha firmado en la capital gallega junto a sus homólogos de Galicia, Asturias, La Rioja, Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura y Castilla y León, Alberto Núñez Feijoo, Adrián Barbón, Concha Andreu, Emiliano García-Page, Javier Lambán, Guillermo Fernández Vara y Alfonso Fernández Mañueco, respectivamente.

El presidente cántabro ha reivindicado el derecho de los derechos de los ciudadanos de estos territorios a recibir los mismos servicios públicos, y de la misma calidad, que los que se prestan en los territorios más poblados, para lo cual es imprescindible el reparto de la financiación autonómica en función del coste efectivo de los servicios, como es "lógico y justo", y no por el peso de la población.

No obstante, también ha expresado su "temor" a que la influencia de los votos condicione las decisiones que deben adoptar los partidos políticos, frente al planteamiento "sensato" de las autonomías reunidas en Santiago de Compostela, que defienden el derecho de todos los ciudadanos a los mismos servicios públicos, con independencia del lugar donde vivan.

En este sentido, ha valorado el resultado del encuentro institucional, saldado con "acuerdos importantes", tras una reunión en la que se hablado "como si no hubiera partidos políticos", con apoyos mutuos al margen de los postulados partidistas

"Ha salido todo muy bien y hemos llegado a acuerdos importantes", ha recalcado Revilla, quien no obstante ha lamentado la falta de consenso respecto a la propuesta que él mismo planteó para introducir en la declaración institucional un apoyo expreso a la gestión del lobo realizada por las comunidades autónomas con las mayores poblaciones de esta especie, que rechazan el incremento de la protección promovido por el Ministerio de Transición Ecológica.

La falta de apoyo de La Rioja y Extremadura ha obligado a introducir como adenda a la declaración esa propuesta, en la que Cantabria, Galicia, Asturias, Castilla y León, Castilla La Mancha y Aragón muestran su apoyo a la ganadería extensiva "fundamental en la economía de las zonas rurales"; apoyan a las comunidades que albergan la práctica totalidad de los lobos de España en sus planteamientos para lograr un modelo de coexistencia basado en las medidas ya contempladas en los planes de gestión de dichas comunidades, y piden al Gobierno centran que "recupere los espacios de consenso y diálogo sobre la gestión y conservación del lobo".

"Es un tema polémico, pero muy importante y tiene que ver con la despoblación", ha explicado el jefe del Ejecutivo cántabro, quien ha defendido la gestión "equilibrada" realizada por Cantabria, Galicia, Asturias y Castilla y León, las autonomías que concentran el 95% de la población de esta especie, y que "no quieren acabar con el lobo", sino garantizar su convivencia con el sector ganadero.

De hecho, ha reiterado que en este momento hay en esos territorios "más lobos que nunca", por lo que es necesario un control poblacional como el realizado hasta ahora, exclusivamente por las autoridades competentes, con el fin de proteger a "los ganaderos y a las personas que viven en los pueblos", ya que de lo contrario –ha concluido- "los echamos de allí".

El encuentro de presidentes autonómicos, celebrado bajo el lema 'Foro de Santiago, Camino de Consenso', se ha saldado con la firma de una declaración institucional formada por 35 puntos que desarrollan la postura común de las 8 comunidades en torno a la futura Ley de Financiación Autonómica, el desafío demográfico y la despoblación.

Todos los presidentes han destacado en sus intervenciones el objetivo de construir un consenso multilateral para buscar soluciones a los problemas comunes, así como el trabajo, la reflexión y el "sosiego" que han hecho posible la firma de una declaración que tiene vocación de evolucionar y perdurar en el tiempo. Además, han ensalzado el valor del diálogo territorial para lograr una financiación autonómica que tenga en cuenta las necesidades de los diferentes territorios.