Mar26012021

Last update09:58:41 PM

Cantabria

Cantabria mantiene un nivel 4 de alerta máxima frente al COVID-19, que es la causa de la mitad de los ingresos en UCI

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
NavasPinaSituacionCOVID

Cantabria sigue estando en un nivel 4 de alerta máxima frente al coronavirus, Así lo ha destacado el subdirector de Asistencia Sanitaria del Servicio Cántabro de Salud, Trinitario Pina, recalcando que "la pandemia sigue ahí y sigue siendo grave".

En este sentido, ha avanzado que la mitad de las personas ingresadas en las Unidades de Cuidados Intensivos están por COVID-19 y que los profesionales, tanto a nivel de hospital como en Atención Primaria, siguen asumiendo una sobrecarga enorme de trabajo.

Como ejemplo de la situación actual ha indicado que 30 municipios de Cantabria se sitúan en un nivel 3 o 4 de riesgo alto o muy alto y que cerca de 4.000 personas se encuentran en cuarentena domiciliaria con seguimiento desde Atención Primaria. Entre los municipios con una incidencia acumulada en un nivel de alerta 4 figuran Reinosa, Laredo, Medio Cudeyo, Santa María de Cayón, Cartes, Castro Urdiales, Santa Cruz de Bezana, Camargo, Los Corrales de Buelna, Santander, Cabezón de la Sal, Suances, el Astillero, Torrelavega, Polanco y Reocín.

Por su parte, la directora general de Salud Pública, Paloma Navas, se ha referido a la prórroga de los cierres perimetrales a nivel municipal y autonómico, avalando esta medida por la grave situación epidemiológica que sigue sufriendo Cantabria y para evitar que los días libres de la próxima semana se conviertan en un elemento diseminador del virus.

Hemos constatado, ha explicado, que la existencia de días libres provoca un aumento del contacto social, lo que se traduce en un incremento de casos positivos cuyo impacto dura varias semanas.

En este sentido, ha atribuido la capacidad para hacer este tipo de análisis al sistema de rastreo y a los sistemas de información disponibles, asegurando que Cantabria es una de las pocas comunidades autónomas capaces de llevar a cabo este tipo de evaluación.

Según Navas, analizando los puentes que hubo durante los meses pasados se ha observado que el número de personas en riesgo de contagio se incrementó en un 222% durante el puente de octubre, que los contactos en el ámbito social se triplicaron incrementándose un 342% y que el número de infecciones se duplicó respecto a la semana anterior.

Aunque preventivamente y hasta el próximo 11 de diciembre se mantendrán los cierres perimetrales, Navas no ha descartado la posibilidad de levantar los cierres si se observa que hay municipios que presentan una situación epidemiológica favorable.

No obstante, ha vuelto a recordar la necesidad de mantener las medidas preventivas y la responsabilidad ciudadana para evitar la propagación del virus, sobre todo ante los muchos días festivos de este mes. Por este motivo, ha insistido en la necesidad de mantener el uso de la mascarilla y limitar los contactos sociales, recordando que no es momento de celebraciones ni fiestas.

Para facilitar el buen control y seguimiento de la enfermedad y de los contactos estrechos de los casos positivos, la directora general de Salud Pública ha solicitado la colaboración de todos los ciudadanos y que no se oculte información ni datos a los rastreadores.

Como ejemplo ha citado el caso en un núcleo familiar de una madre asintomática que contagió a dos de sus hijos convivientes, uno de los cuales organizó una reunión en casa con 8 amigos. Tres de estos amigos se contagiaron en la reunión y se ocultó la existencia de un noveno amigo, quien además de desarrollar síntomas muy graves, ha acabado ingresando en el hospital y quedando fuera del seguimiento de los rastreadores.

Tras subrayar que no merece la pena ocultar información ni de rastreo ni de los brotes porque siempre se acaba descubriendo la verdad, ha comentado que este comportamiento empeora la situación epidemiológica de Cantabria y pone en riesgo a las personas.

Sobre la campaña de vacunación contra la gripe, hasta el momento se han vacunado casi 150.000 personas (148.292), dato histórico en Cantabria, alcanzado a un 67% de la población mayor de 65 años. Navas, que ha avanzado que se siguen vacunando a personas incluidas entre los grupos de riesgo y profesionales esenciales, ha agradecido y puesto en valor el trabajo desarrollado desde Atención Primaria para alcanzar estas cifras históricas de cobertura.

La semana 48 (del 23 al 29 de noviembre) ha dejado 672 casos nuevos de coronavirus en Cantabria, para un total de 4.276 personas activas en este período. Además, se realizaron 13.578 test a 12.811 personas.

De estos casos, el 23% fueron mayores de 65 años y el 50% tenía edades comprendidas entre los 26 y 65 años.

Los datos acumulados de los casos desde el 13 de julio y hasta la semana 48 reflejan una edad media de 43 años, siendo un 47% hombres y un 53% mujeres.

En cuanto a los ingresos, la pasada semana finalizó con 169 personas hospitalizadas, 102 en Valdecilla, 43 en Sierrallana, 7 en Tres Mares y 17 en Laredo. Del total de ingresos, 103 eran hombres y 66 mujeres, con una media de edad de 75 años, siendo la neumonía la principal causa de hospitalización en un 82% de los casos.

De estas 169 personas hospitalizadas, 30 de ellas requirió ingreso en la UCI, 20 hombres y 10 mujeres, lo que supone el 18% de los pacientes COVID ingresados la pasada semana.

Estos datos revelan una ocupación hospitalaria del 11,5% de camas convencionales y del 26,6% de camas UCI
En lo que se refiere a los datos a cierre del 1 de diciembre, se han registrado 198 casos nuevos, para un total de 4.070 casos activos, de los que 169 se encuentran hospitalizados (31 de ellos en UCI) y 3.901 en cuarentena domiciliaria.

La cifra de fallecidos se ha elevado a 320 personas, tras registrar ayer cuatro nuevos éxitus, tres hombres de 68, 89 y 89 años, respectivamente; y una mujer de 87 años, todos ellos con comorbilidades

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar