Vie04122020

Last update03:04:00 AM

BannerOdecaNavidad2020

Cantabria

Sanidad contará el próximo año con 997 millones, la mayor partida de los Presupuestos de Cantabria

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
IdivalLaboratorio

El presupuesto de la Consejería de Sanidad para el próximo ejercicio está pensado para "situar a las personas en el centro del sistema sanitario y que, por supuesto, ninguna persona que necesite tratamiento, quede excluido de él" porque la Sanidad "no entiende de ideologías".

El consejero del área, Miguel Rodríguez, ha presentado hoy ante el Parlamento regional los apartados claves en los que se invertirán los 996.633.244 euros presupuestados para 2021, un 8,1% más, es decir 74,6 millones más que este año en términos absolutos y la mayor partida de los Presupuestos Generales de Cantabria.

Tanto el presupuesto de la Consejería de Sanidad, "órgano de dirección política y estratégica del sistema sanitario de Cantabria", con un aumento global del 21,4%, como el del Servicio Cántabro de Salud (SCS), "organismo autónomo responsable de la prestación de asistencia sanitaria", con un incremento del 7,7%, son "el fiel reflejo del compromiso del Gobierno de Cantabria con los ciudadanos" para poner "siempre" por delante la salud y las necesidades de la población en materia sanitaria, además de ser una "clara apuesta" por el mantenimiento de los servicios públicos esenciales".

El montante total se repartirá entre la Consejería, cuya cifra global asciende a 25.901.806, 4.569.000 euros más que en el presente ejercicio, y el SCS que alcanzará los 970.731.438 euros de cuantía, 70 millones más que en 2020.

Una situación que es, en palabras del consejero, reflejo del "marcado carácter social de este Gobierno", que, desde 2015 ha incrementado la partida sanitaria en más de 200 millones (207.811.641 euros), un 26,34% más, "volviendo a poner uno de los pilares del estado del bienestar en el lugar preponderante que le corresponde" y "luchar decididamente" contra la pandemia del COVID-19.

Junto al consejero ha estado presentes en la presentación pública en el hemiciclo la secretaria general de la Consejería de Sanidad, Sara Negueruela, y el subdirector de Gestión Económica e Infraestructuras del SCS, Juan Carlos Rey.

Así, el presupuesto de la Consejería de Sanidad para 2021 está distribuido entre la Secretaría General (5.988.977 euros); Salud Pública (12.655.892 euros); Ordenación, Farmacia e Inspección (4.859.316 euros) y Transformación Digital y Relaciones con los Usuarios (2.397.621 euros).

Durante su comparecencia, Rodríguez ha desglosado el presupuesto por direcciones generales, comenzando por la de Salud Pública "mediatizada" por la situación de la pandemia y "fundamental" para su control. Además, ha dicho el consejero, el momento actual ha puesto en evidencia algunas "graves debilidades del sistema" que se deben subsanar para establecer "de forma permanente" herramientas precisas de vigilancia y control.

Así, la Dirección General incrementa de 110.000 a 250.000 euros la partida para programas de prevención, intervención y reducción del daño en Salud Pública y la reorienta a la lucha contra el COVID-19. Y se hace así, ha remarcado el titular de Sanidad, porque uno de los grandes problemas detectados ha sido la necesidad de establecer canales de colaboración con la administración local.

En esta misma línea de lucha contra el COVID-19, se crea una partida de 150.000 euros para responder "con la debida celeridad" a nuevas necesidades como campañas divulgativas sobre medidas de protección, mejora de control de las condiciones de la nueva normalidad o dotación de materiales en laboratorio, entre otras.

La población de mayor edad –ha detallado el consejero- se ha visto especialmente golpeada por esta crisis sanitaria, no solo por las consecuencias directas de la enfermedad, sino también por otras indirectas ocasionadas por el aislamiento social, la falta de movilidad durante el confinamiento y otras que, con toda probabilidad, mostrarán sus repercusiones en los próximos tiempos.

Por eso, en 2021, se amplía en casi 70.000 euros la partida de Implementación, ejecución y seguimiento de Estrategias, Planes y/o Programas específicos, en la que se incluye la Estrategia cántabra para el envejecimiento con salud, "que ya era una de nuestras principales preocupaciones desde el inicio de la legislatura".

Por otro lado, Rodríguez también ha hecho referencia a la apuesta de la Dirección General de Ordenación, Farmacia e Inspección por la investigación y la formación. Así, del total de casi 5 millones que tiene de presupuesto (4.859.316 euros) el órgano encargado de la autorización e inspección de centros y de la política farmacéutica, 2.019.000 euros irán destinados al IDIVAL para promover y desarrollar la investigación y la innovación en el entorno biosanitario de Cantabria.

De este montante, además, otros 20.000 euros serán para el Máster de gestión de servicios sanitarios, que organiza la Universidad de Cantabria y la Consejería de Sanidad, y otros 20.000 y 15.000, respectivamente, a mantener las ayudas al programa PAIME (Plan de Atención Integral al Médico Enfermo) y al programa RETORNO (Atención a enfermeros/as que tienen problemas psíquicos y/o conductas adictivas).

Ambos programas, ha especificado el consejero, desarrollados por los colegios profesionales de médicos y enfermeros, incluyen asistencia sanitaria, atención social, soporte legal y asesoramiento laboral, ayudan de forma directa a los profesionales y han conseguido muy buenos resultados.

"El sistema sanitario cántabro debe dar un salto cualitativo y cuantitativo hacia las nuevas tecnologías". La Dirección General de Transformación Digital y Relaciones con los Usuarios es, por eso, una de las principales apuestas de legislatura. Como tal, "aumenta de manera relevante", con 70.000 euros, la partida de Estudios y Trabajos Técnicos, para definir las arquitecturas tecnológicas y la toma de decisiones sobre las inversiones asociadas al Plan de Transformación Digital del Sistema Sanitario Público de Cantabria.

Además, un millón de euros se destinará al propio Plan, que se organiza en torno a tres ejes: pacientes, profesionales y gestores. En 2021, se priorizarán el primero y el último de los mismos, sin olvidar el impulso a la interoperabilidad de la Historia Clínica Electrónica del SCS entre los diferentes ámbitos asistenciales y con el Sistema Nacional de Salud. Además, se realizará el despliegue del plan de telemedicina, a través de videoconsultas en tiempo real, para todo el servicio de salud, acercando así los servicios de salud al ciudadano.

2021 será también el año de la reactivación y continuidad de la Escuela de Pacientes dentro de la propia Escuela Cántabra de Salud, que depende de la Fundación Marqués de Valdecilla. A ello se destinarán 60.000 euros, los mismos que se invertirán en el impulso del programa EVALTEC del IDIVAL, para la usabilidad y factor humano en Sanidad, asesorar a todo el Sistema Sanitario Público de Cantabria en la materia y apoyar la captación de fondos adicionales de otros clientes públicos y privados.

Por último, se amplían de 20.000 a 45.000 euros las subvenciones a Asociaciones de Pacientes para la financiar programas o herramientas de formación en autocuidados para ellos mismos y su entorno.

Por último, el consejero de Sanidad ha detallado las cuentas del Hospital Virtual Valdecilla (HvV), que "continúa siendo un referente como centro de innovación y de entrenamiento de alto rendimiento para profesionales sanitarios, tanto en Europa como en América Latina". La apuesta por el HvV "seguirá siendo decidida", máxime cuando la pandemia ha afectado a su actividad, eminentemente presencial, lo que ha disminuido su presupuesto, que en 2021 queda fijado en casi 991.000 euros.

Un montante que servirá para invertir en tecnología y desarrollar nuevos programas de entrenamiento que permitan generar empleo; ampliar el laboratorio de impresión 3D y crear un laboratorio de prototipado de ciclo rápido, que permita acelerar los procesos de innovación en material sanitario y acortar el periodo de transformación de una idea en producto e incorporar la realidad virtual como apoyo en la toma de decisiones clínicas y soporte para la realización de nuevas actividades de formación.

En cuanto al Instituto de Investigación Valdecilla, IDIVAL, su presupuesto para 2021 superará los 10,1 millones de euros, en base a la proyección de datos de ingresos y gastos del año 2020, entre los que destaca, en palabras del consejero, la estabilidad de las aportaciones dinerarias provenientes del Gobierno de Cantabria (2.249.000 euros) y que supone, únicamente, el 22% del total, y al crecimiento de los fondos externos, tanto del ámbito público, especialmente nacionales y europeos, como del ámbito privado.

Es importante remarcar –ha insistido Miguel Rodríguez- que los ingresos del IDIVAL son de los grupos de investigación, de los investigadores que trabajan en el Instituto, y que los obtienen mediante la presentación de proyectos, por tanto, "no son fondos que pueda manejar la administración".

Para finalizar, la Fundación Marqués de Valdecilla tiene un presupuesto para 2021 de 13.729.405 euros, un 4% más que en el presente ejercicio, para mantener sus actividades en los diversos campos encomendados por el Gobierno de Cantabria, como el Banco de Sangre y Tejidos (BSTC); servicio tutelar; colegio de educación especial Parayas; programas de atención social o el programa de detección precoz de cáncer de mama, entre otras.

Un ejercicio más, el BSTC es la unidad con mayor montante económico de la Fundación, el 48% del total y aportando a su vez el 46% de los ingresos de la misma. Este año, además, se incluye un aumento del presupuesto del BSTC del 9% para poder hacer frente a los gastos de traslado del pabellón 13 al 20, por la reordenación de los cuidados intensivos pediátricos en Valdecilla.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar