Sáb17042021

Last update11:31:22 PM

Cantabria

Cantabria duplicará hasta 120 el número de rastreadores militares a partir del lunes

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
GuardiaCivilControlMuriedas

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha anunciado hoy que el Gobierno de España va a ampliar el número de rastreadores militares que colaboran con la Comunidad Autónoma de 60 a 120. Los nuevos efectivos del Ejército que se sumarán a las labores de rastreo en Cantabria están recibiendo formación específica y se incorporarán el lunes, 9 de noviembre.

 

Así lo ha avanzado la delegada del Gobierno en la visita que ha realizado a controles de la Policía Nacional, en Santander, y la Guardia Civil, en Revilla de Camargo, con motivo del confinamiento perimetral de todos los municipios de Cantabria decretado por el Gobierno regional desde ayer.

Quiñones ha enfatizado que ese refuerzo en el número de rastreadores es "un apoyo y una colaboración más" del Gobierno de España a Cantabria, donde también están desplegados los más de 1.600 efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil para, con la realización de controles, "velar por el cumplimiento de las medidas adoptadas por el Gobierno regional para reducir la propagación del virus".

Precisamente, y con motivo de la puesta en marcha de esa nueva restricción, la delegada del Gobierno ha visitado algunos controles establecidos tanto por la Policía Nacional como por la Guardia Civil.

Quiñones ha explicado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desarrollarán controles "de manera rutinaria y aleatoria en todos los accesos para garantizar el cumplimiento de las medidas decretadas ayer por el Gobierno de Cantabria, entre las que se establece el cierre perimetral de todos los municipios de Cantabria". "Esto quiere decir que, salvo excepciones, los cántabros y cántabras no podrán salir del municipio en el que viven desde hoy hasta el próximo 18 de noviembre", ha añadido.

La delegada del Gobierno ha señalado que el confinamiento de los municipios es "una medida que aplica el Gobierno de Cantabria para reducir la propagación del virus en nuestra comunidad autónoma, controlando y reduciendo al máximo la movilidad de las personas con el fin de evitar el contacto interpersonal que es el elemento más importante de contagio".

Y ha destacado que, para asegurar su cumplimiento, "las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Policía Nacional y la Guardia Civil, en coordinación con las Policías Locales, van a establecer controles" como los que Quiñones ha visitado hoy junto al jefe superior de Policía de Cantabria, Héctor Moreno, y el coronel jefe de la Guardia Civil de Cantabria, Luis del Castillo.

Quiñones ha detallado que la Policía Nacional se encargará de los dispositivos de seguridad en el entorno de Santander y Torrelavega, controlando no sólo los accesos a ambos municipios sino también los controles en los nodos de transporte y en las zonas de mayor afluencia de personas y, en el caso de la Guardia Civil, la vigilancia se llevará a cabo en el entorno del resto de municipios y las zonas rurales.

En el control de la Policía Nacional, el jefe superior ha destacado que "los controles contarán con efectivos y despliegues muy visibles" y ha avanzado que "habrá amplios dispositivos" para asegurar que se cumplen las medidas, y especialmente para "evitar los desplazamientos no permitidos" una vez que se ha confinado a los municipios de Cantabria.

Moreno ha apelado a la "responsabilidad ciudadana" porque, sin ello, sería difícil conseguir los objetivos de este confinamiento por municipios y ha confiado en que la presencia de los efectivos policiales en los controles sea "simbólica" y "de recordatorio de las medidas en vigor".

Por su parte, durante la visita de la delegada al control de la Guardia Civil en Revilla de Camargo, Luis del Castillo ha destacado que "todo el potencial operativo de la Comandancia está trabajando en asegurar el cumplimiento de las diferentes normas sanitarias".

"En estos momentos estamos haciendo un trabajo intenso de pedagogía porque las normas a veces son de difícil comprensión por parte de la ciudadanía y se reservan las sanciones para los incumplimientos flagrantes", ha dicho el coronel jefe de la Guardia Civil.

En la misma línea, la delegada del Gobierno ha dicho que, en estas primeras horas del cierre de los municipios, la Policía y la Guardia Civil van a realizar una labor pedagógica.

"Entendemos que hay muchas dudas, que surgen dudas cada vez que se impone una nueva norma, pero pedimos desde aquí a los cántabros y a las cántabras que nos ayuden, que se queden en casa, que salgan lo menos posible, que es la mejor manera de luchar contra el virus y también la mejor manera de reducir la ola de contagios sin tener que recurrir a medidas más duras para reducir la movilidad y evitar los contagios", ha añadido.

"La Policía y la Guardia Civil están realizando un esfuerzo enorme desde el inicio de la pandemia para, además de a sus funciones habituales para garantizar la seguridad, la convivencia y la paz social, también ahora se incorpora esta importante labor para controlar los movimientos de las personas. Por eso, quiero aprovechar para hacer un llamamiento a la responsabilidad, y más despues de lo que hemos vivido el pasado fin de semana y los disturbios que se produjeron en la capital", ha dicho.

La delegada del Gobierno ha evidenciado a que "a nadie nos gusta esta situación". "Ni al Gobierno de España, ni al Gobierno de Cantabria, ni a los ayuntamientos y mucho menos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La pandemia ha llegado de forma imprevisible y debemos volver a hacer el mismo esfuerzo que hicimos en marzo para reducir la curva y acabar con el virus", ha apostillado.

Así, ha apuntado que en esta segunda ola que "ha llegado con fuerza debemos hacer lo mismo" y, por eso, ha pedido a los cántabros y a las cántabras que reduzcan sus contactos sociales, que eviten los espacios cerrados, que eviten el contacto con personas fuera de su "grupo burbuja" formado por quienes conviven, con sus familias, y su entorno de trabajo y más cercano.

"Están muriendo personas. Ayer murieron cuatro personas más en Cantabria. Está en riesgo la salud y la vida de las personas en Cantabria y en el resto del país, y por eso es tan importante volver a hacer ese ejercicio de responsabilidad, ese ejercicio de unidad, para vencer al virus", ha instado la delegada.

Para ello, Quiñones ha ensalzado que "las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Delegacion del Gobierno vamos a estar como al comienzo de la crisis para ayudar a todas las administraciones, para ayudar al Gobierno de Cantabria a aplicar las medidas, para ayudar a los ayuntamientos pero, sobre todo, para ayudar a los ciudadanos".

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar