Mar07072020

Last update11:43:57 PM

Cantabria

Revilla pide que se pueda practicar ciclismo, senderismo y surf en toda la provincia

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
RevillaConferenciaPres170520

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha pedido hoy "cogobernanza" y "bilateralidad" entre las comunidades autónomas y el Estado en la toma decisiones sobre la desescalada, con el fin de adaptar las medidas a las singularidades de cada territorio.

 

Tras la décima Conferencia de Presidentes celebrada este domingo, Revilla ha manifestado su disposición a apoyar la nueva prórroga de un mes del estado de alarma siempre que se den "condiciones distintas" y mayor participación de las autonomías. En este sentido, ha insistido en su petición para que las comunidades "pinten y decidan", sin tener que defender sus planteamientos como "una petición de limosna", dado que son precisamente ellas las que mejor "conocen las singularidades" de sus respectivas regiones.

El presidente ha destacado que en este momento los indicadores de evolución de la pandemia colocan a Cantabria entre las comunidades "mejor preparadas" para avanzar en la desescalada, por lo que ha insistido en peticiones como la ampliación a todos los integrantes de la unidad familiar de las personas que pueden acompañar a los menores de 14 años en sus paseos, dentro de las franjas horarias y distancias permitidas, con el fin de incluir a los dos progenitores y a los hermanos. Además, ha abogado por que todos ellos puedan hacer uso de patinetes o bicicletas.

También ha planteado durante la reunión la práctica no profesional de deportes como el ciclismo, senderismo y surf en el ámbito territorial de la provincia, hasta ahora limitados al municipio de residencia.

En su comparecencia pública posterior a la Conferencia de Presidentes, Revilla ha adelantado algunas de las peticiones que realizará Cantabria para su paso a la fase 2 de la desescalada, entre ellas la apertura del Parque de la Naturaleza de Cabárceno teniendo en cuenta la superficie disponible y su capacidad para acoger un 30% del aforo manteniendo todas las medidas de seguridad.

Igualmente, el presidente ha abogado por levantar la suspensión de plazos administrativos, con el fin de retomar entre otras actividades la licitación de la obra pública, dado su efecto dinamizador de la economía.

Por otro lado, Revilla ha insistido en reivindicar un reparto del fondo no reembolsable de 16.000 millones de euros que tenga en cuenta el coste de prestación de los servicios públicos, que en territorios como Cantabria es "mucho mayor" que en el resto de España, como consecuencia de factores como la dispersión o el envejecimiento de la población.

En este sentido y en base a un estudio realizado por la Universidad de Cantabria, ha reivindicado que en los criterios de reparto prime el esfuerzo realizado por aquellas autonomías que han logrado en la presente pandemia mantener "una situación sanitaria mejor".

Asimismo, ha vuelto a pedir respuesta a sus peticiones para que el Estado autorice a los ayuntamientos para invertir los remanentes de tesorería, que en Cantabria contabilizan un total de 450 millones de euros, una cantidad que puede ser "una inyección de dinamismo económico y actividad".

Del mismo modo, ha reclamado el IVA impagado en 2018, durante la etapa de Cristóbal Montoro como ministro de Hacienda, y ha vuelto a solicitar al presidente que el Gobierno de España no recurra al Tribunal Supremo la sentencia de la Audiencia Nacional que reconoce el derecho de Cantabria a cobrar los 22 millones de euros correspondientes a la financiación de Valdecilla que el Ejecutivo del PP no pagó en 2017.

Por otro lado y en la misma línea que otros presidentes autonómicos, Miguel Ángel Revilla se ha mostrado partidario de generalizar el uso de mascarilla y hacerlo obligatorio para todos los ciudadanos que salgan a la calle, dado que está probado que es la manera "más eficaz" de luchar contra los contagios.

Finalmente, el presidente ha hecho un llamamiento a los cántabros para "extremar las precauciones" y guardar las distancias, dado que "sería tremenda una vuelta atrás" tras el esfuerzo en atención y detección de la enfermedad.

En este sentido, ha recordado la situación sanitaria de hace poco más de un mes, cuando más de 600 personas estaban hospitalizadas y otros 60 en UCI, frente a los "alentadores" datos actuales, que apuntan en que el virus "sigue entre nosotros, pero de manera controlada".

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar