Sáb25112017

Last update02:48:26 AM

Torrelavega

La falta de conserje sigue generando problemas en el funcionamiento del colegio Pancho Cossio

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 
ColegioPanchoCossio

El colegio público Pancho Cossio sigue sin conserje. En lo que va de curso apenas han tenido bedel durante un mes y de forma discontinua. A pesar de que, tras hacerse pública la situación, desde el Ayuntamiento de Torrelavega hubo un compromiso de solucionar el problema, lo cierto es que el centro educativo, que tiene unos 200 alumnos, sigue sin conserje. Un problema que altera el normal funcionamiento del colegio, incluso afecta a servicios como la flexibilidad horaria que se ofrece a las familias de los niños de dos años para facilitar la conciliación.

 

La directora del Pancho Cossio, Carmen Frechosa, asegura las familias "están muy implicadas y apoyan un montón al centro" y los profesores están realizando trabajos que corresponderían al conserje, desde "poner una balda" a "abrir la puerta", pero lo cierto es que no pueden asumir esas funciones sin que interfieran en el ritmo de las clases. "Los alumnos no tienen la culpa, no tiene porqué repercutir en la docencia", subraya.

En noviembre, HoyTorrelavega se hizo eco del malestar en dos colegios del municipio, el Pancho Cossio de Sierrapando y el Menéndez Pidal del Barrio Covadonga, que no tenían conserje desde principios de curso. La respuesta del Ayuntamiento fue 'mover' bedeles de las oficinas municipales de Baldomero Iglesias para cubrir el puesto en los colegios. Una medida que no contentó a nadie y generó malestar en todos los implicados: los conserjes por el traslado, del que se enteraron por los medios de comunicación; los sindicatos que consideran que es "vestir un santo para desvestir otro"; y las familias de alumnos porque tenían el temor, que el tiempo ha demostrado fundado, de que fuera un arreglo temporal.

A principios de diciembre el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, afirmaba rotundo que la falta de conserje en estos colegios era algo "puntual" y que "a partir de enero", cuando se incorporasen bedeles en situación de jubilación parcial ya "no habrá problemas". Sin embargo, a finales de enero, y cuando se supone que ya se han incorporado esos trabajadores municipales, el colegio Pancho Cossio sigue con el problema.

Como explica la directora, las funciones de un conserje en un colegio son muchas. "Es el enlace con las familias, mientras los profesores estamos dando clase; también es el encargado del personal laboral", como el de limpieza o de recibir a los servicios de obras cuando hay una reparación en el colegio, detalla Frechosa. Es además, la persona encargada de controlar quien accede al centro, para garantiza la seguridad de los alumnos, y de abrir las puertas una vez iniciadas las clases. Algo importante, por ejemplo, para que las familias de los niños de dos años puedan dejarlos en el colegio según van a trabajar, "porque conciliar la vida familiar y laboral es complicado e intentamos dar flexibilidad", apunta.

Asegura que entienden "los trámites y burocracia" necesaria para cubrir el puesto, pero considera "una pena que desde el Ayuntamiento no haya una comunicación más directa", a pesar de que tanto ella como la secretaria del colegio han acudido en numerosas ocasiones a ponerlo en conocimiento del departamento de Personal y también han dado cuenta a través de los consejos escolares.

Una falta de comunicación que evidenciaba la respuesta del concejal de Personal al ser preguntado por este tema. José Luis Urraca ha asegurado hoy que desconocía que el colegio público de Sierrapando no tenga conserje, cuya labor comparte que es "fundamental", y manifestaba que se tomarán medidas para que mañana mismo se solucione la situación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar