Mié13122017

Last update05:23:14 PM

Sería una buena oportunidad

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
Gruber04

Tenemos los torrelaveguenses por delante dos oportunidades para expresar nuestras preferencias en cuestiones que nos van a afectar de forma importante. Por supuesto, la más importante es todo lo que va a significar la Revisión del Plan General de Ordenación Urbana (al menos, así se llamaba antes) de cara al futuro de Torrelavega a medio plazo. Un Plan General marca unos objetivos que luego la realidad los matiza e incluso los contradice. Pero es un plan, una referencia para decisiones futuras y una limitación de las posibilidades de desarrollo entre las que habrá que elegir.

Ha saltado a la palestra también el tema de los residuos urbanos y, más allá de la precipitación con que algunos se han lanzado a valorar, cuando aún no está definida la propuesta, en lo que parece todos estar de acuerdo es en que, más allá de las exigencias europeas sobre reciclado de residuos, el actual sistema es mejorable y es pertinente plantearse su revisión.

El proyecto de Plan General gira en torno a un objetivo, una hipótesis de trabajo para cuya ejecución se establecen unas normas y se arbitran una serie de medidas. Y ese objetivo es que Torrelavega llegue a tener 70.000 o más habitantes.

Si lo más inmediato es revisar el actual sistema de recogida de residuos, no estaría de más que, una vez definidas las distintas propuestas, se nos preguntase a los vecinos, por el método más conveniente y, a la vez, más operativo y extensivo (encuesta, referendum, etc.) nuestra opinión sobre el tema, dado que cualquier sistema que se implante va a requerir de la colaboración ciudadana. Sería una buena oportunidad para introducir una forma distinta de tomar las decisiones en la que los ciudadanos y ciudadanas podamos opinar sobre algo que no sólo atañe a la gestión de los dineros públicos con que todos contribuimos sino, como digo, a nuestra propia colaboración.

Y no digamos en lo que se refiere al Plan General. ¿Nos interesa a los torrelaveguenses que nuestra ciudad alcance los 70.000 habitantes, objetivo alrededor del cual gira todo el Proyecto? ¿Cuáles serían los beneficios? ¿Cuáles las exigencias? ¿Es realista el planteamiento o solamente es un deseo de quienes nos gobiernan, cuando los datos nos hablan de una constante y paulatina pérdida de población? ¿Va el proyectado planeamiento a frenar esa sangría? ¿Se tiene en cuenta que los procesos de urbanización del territorio son procesos sin marcha atrás? ¿Quién va a financiar los servicios necesarios para atender a tal crecimiento? ¿Cuál es la demanda prevista tanto de suelo residencial como de suelo urbano industrial o terciario? ¿No dependen esas demandas directamente del empleo, de la capacidad adquisitiva de la población? ¿Cómo se explica que, treinta años después, sigan sin desarrollarse planes parciales como, por ejemplo, el de Mies de Vega o el Mixto de Campuzano? ¿Qué explicación tiene sobre ello la actual Corporación? ¿Merece la pena que sobre una cuestión tan importante se consulte a la población?

En mi opinión sí, aunque veo que no es preocupación de quienes nos gobiernan ni de los partidos de la oposición.

Entiendo que la Revisión de un Plan General para una población como Torrelavega es algo complejo y de connotaciones fundamentalmente técnicas y que no sería fácil preguntar a la población al respecto, máxime cuando no existe costumbre de preguntar y, menos aún, de escucharnos. Pero, lo del sistema de recogida de residuos no sería tan complicado. Y sería una buena oportunidad para empezar a introducir, con seriedad, una manera de gobernar el Ayuntamiento de forma más participativa. El tema tiene su trascendencia y, a su lado, lo de preguntar, por ejemplo, sobre el tipo de baldosas a colocar en una calle peatonal y otras inciativas de supuesta participación ciudadana resultarían una caricatura de democratización de la gestión municipal.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar