Vie20102017

Last update07:45:39 PM

El Monte Brazo y el Alto del Moroso: bosques e historia

Valoración del Usuario:  / 5
MaloBueno 
Collado-Campo-La-Cruz
Castro-del-Moroso


Proponemos esta bella ruta circular con el fin de descubrir a los caminantes algunos de los rincones con historia más escondidos en el Valle de Buelna. Es una ruta corta de unas tres horas que discurre mayoritariamente por senderos. En verano, la vegetación baja puede hacer algo engorroso el ascenso al Alto del Moroso y el principio de su descenso.

El punto de partida del recorrido es el Barrio de San Andrés de Somahoz, en la margen derecha del Besaya, que atravesamos por completo y avanzamos un rato por la carretera hasta que ésta se hace pista y se bifurca, punto en que seguiremos por el ramal de la derecha. Tras cruzar un arroyo y una alambrada, observamos un sendero que se desvía de la pista (justo cuando ésta comenzaba a ascender fuertemente) y se interna en un precioso bosque de robles, castaños, avellanos y acebos.

El sendero, bien marcado, nos irá llevando a través de la frondosa vegetación haciéndonos cruzar en varias ocasiones el arroyo, que en tramos se encajona entre paredes cubiertas de helechos espectaculares. A medida que vamos subiendo se irán sucediendo las cascadas y los saltos de agua, las pozas, y algún que otro claro que nos permitirá observar en contadas ocasiones el panorama que nos rodea. En este tramo hay que tener cuidado con los posibles resbalones debidos a la abundante humedad que suelo, rocas y vegetación acumulan.

Cuando el sendero comienza a ascender, lo hace por un bosque denso de árboles añosos, en el que as hayas se entremezclan con los robles a medida que vamos ascendiendo. Antes de llegar a la pradera del collado, nos llamará la atención la existencia, junto al sendero, de algunas zonas aplanadas y ligeramente hundidas desde sus bordes: se trata de restos de antiguas carboneras, pues la elaboración del carbón vegetal fue una práctica común en esta zona hasta finales del siglo XIX.

 

Tras unos 30 o 40 minutos llegaremos al Collado de los Campos de la Cruz. Se trata de una braña con abundante ganado en verano, en la que encontraremos un espectacular refugio de montaña cerrado y gestionado por el Grupo de Montaña Orza, de Los Corrales de Buelna, y al otro lado de la pista forestal que pasa a su lado se alza el Cueto del Moroso.

Yendo hacia la pista en dirección al norte (a la derecha), la atravesamos para comenzar la ascensión a la cumbre del Moroso. El discreto sendero aparece muy invadido por la vegetación (sobre todo en la parte más baja), pero a medida que subimos se hace más fácil de seguir. Mientras, se va abriendo ante nosotros un espectacular panorama: el valle, las sierras campurrianas, Peña Sagra, los Picos de Europa...

La cima está ocupada por un pintoresco bosquecillo de robles y en ella también se encuentran los restos de un antiguo castro cántabro, hoy reducidos a fragmentos derrumbados de lo que debió ser una muralla defensiva.

Desde aquí seguiremos hacia el norte por una senda apenas visible que sigue la cresta, por donde empezamos a perder altura disfrutando una espectacular vista del valle de Buelna. Este tramo es el más complicado, sobre todo por las rocas, lo irregular del terreno y la vegetación que domina sobre las veredas de animales. Antes de llegar a unos cortados, descenderemos por entre el bosque hasta coger la pista que vamos viendo a nuestra derecha y que atraviesa una zona de prados con cabañas ganaderas para descender rápidamente hasta el barrio de San Andrés, donde iniciamos el recorrido. Existe la posibilidad de descender por la vertiente opuesta (en dirección a la garganta del Besaya), pero el terreno es abrupto y los senderos poco marcados, por lo que sólo es recomendable para montañeros con práctica.

En todo caso, se trata de una ruta por uno de los lugares más bellos de la comarca, con buenos robledales y testimonios históricos singulares como las carboneras y el castro de la Edad del Hierro. Una excursión de las que se repiten.